La crisis actual desde el punto de vista de las "profecías" de Marx


En otros posts con anterioridad he analizado la problemática actual de la economía y la sociedad, sobre todo de los países desarrollados (ver, por ejemplo aquí y aquí), en estos artículos me he esforzado en dar una visión global de los fundamentos de la crisis actual, o de los "retos" a que se enfrenta nuestra sociedad occidental desarrollada, y cuya tendencia apunta a la destrucción de los niveles de bienestar de los que, como sociedad, hemos disfrutado en las últimas décadas, hasta tal punto que pone en peligro el "sistema" económico tal cual lo conocemos ahora

En este artículo voy a enlazar la problemática actual comparándolas con las "contradicciones" que, según Marx, hacían muy probable un "colapso" del sistema capitalista, y que formaban el grueso de las aseveraciones "proféticas" de Karl Marx respecto al futuro del capitalismo

En primer lugar decir que separo plenamente la figura de Marx como economista, sociólogo e historiador, que la figura de Marx como "político"

Para mí, la obra de Marx presenta 2 grandes méritos:

a) Llama la atención de las condiciones in-humanas de los trabajadores de su época y las tremendas injusticias que se cometían en el funcionamiento de la sociedad y su "laissez-faire". En el fondo, aunque no aparece expresado claramente, el trasfondo de sus escritos presenta un fuerte impulso ético. Y además apremia a la necesidad de cambiar ese estado de cosas

b) Establece una relación clara entre las "ideologías", los sistemas de pensamiento (super-estructuras), y el sustrato económico y productivo de las sociedades (infra-estructura), este componente "dialéctico" es lo que le aparta de las tesis del materialismo de Feuerbach que le influyó mucho. Esta aportación fue muy útil para aproximar a los historiadores a las realidades materiales y construir así una Historia que no se base exclusivamente en las "gestas" de los reyes y caudillos militares como motor de la misma. Esto fue, desde luego, un gran avance, aunque, por otro lado hoy día. esta visión absolutamente "economicista" de la Historia, no es defendible, ya que las sociedades son entes muy complejos y las estructuras de valores, la "mitología" particular de cada sociedad influye muchísimo en los aspectos de desarrollo socio-económicos de forma indudable, y no existe sólo una relación unívoca de causa-efecto desde el mundo "material" al de las "ideas", sino que hay una influencia mutua muy fuerte, tal y como la escuela sociológica Weberiana ha puesto muy claramente de manifiesto

Por otro lado las "recetas" marxistas para la resolución de la "lucha de clases" no son, para mí, una "salida", ya que parten de una visión "maniquea" de la ética y los deseos de los grupos sociales, y viene a considerar que la clase "proletaria" es inherentemente "buena" en el sentido de que sus individuos, y aquellos que destacan de entre ellos (sus líderes), tendrán siempre un comportamiento "intachable" y no usarán las posibilidades que les da el acceso a la gestión de la "Dictadura del Proletariado" para sus propios (egoístas) fines y su mantenimiento en el poder
Creo que ésto es tener una visión muy "cándida" del Ser Humano y de sus motivaciones últimas, y cualquier "Dictadura", del proletariado o no, así como cualquier seguimiento ciego de "líderes", "caudillos", "conducator", son una receta segura al servilismo y al atraso en todos los sentidos

En teoría la "Dictadura del Proletariado" para Marx iba a ser sólo una fase antes de la disolución del Estado, pero en cambio, en términos históricos, lo que se ha dado ha sido siempre una perenne y férrea Dictadura Personalista de Estado allí donde se impuso el Comunismo

El escritor ruso Yevgeni Zamiatin ya en 1920 hace una crítica velada al comunismo ruso en su obra "Ogni svatogo Dominika" (Los fuegos de Santo Domingo), que transcurre en Sevilla, donde compara al comunismo a las grandes "religiones de Estado", en esta obra se describe que las grandes "religiones" pasan por 3 fases diferentes:

1ª) Fase Profética o de las Catacumbas: elevado componente moral de la doctrina, las nuevas ideas sufren  una  persecución feroz por parte del poder establecido. Mártires y santos, con su ejemplo, van haciendo crecer la base popular de la nueva doctrina

2ª) Fase Apostólica: la persecución es menos eficiente y la difusión de la doctrina se hace mucho más rápidamente. Los seguidores de la nueva doctrina adquieren suficiente masa crítica para poder forzar un cambio a una situación legal más favorable a ellos

3ª) Fase Eclesiástica: la doctrina triunfa "políticamente" y se inscribe en los resortes del poder, en una suerte de "revolución" de las cúpulas poderosas, sangrienta o no. El poder impone la necesidad del seguimiento de la nueva doctrina y muy pronto se instaura la fase Inquisitorial; comienza así la "salvación forzosa" de todos los individuos, empiezan las persecuciones...

Los censores rusos descubrieron el símil y al final Zamiatin tuvo que exiliarse para salvar su vida
Bueno creo que Zamiatin describe, bastante acertadamente, la evolución del régimen comunista soviético o de China

Todo esto no significa que nuestra democracia actual no tenga muchos y graves defectos, pero, pienso, los defectos que tiene van más en el sentido de que no es suficientemente transparente y participativa, es decir, sus defectos estarían más en el lado de que no es lo suficientemente "democrática" y, en el caso español, que es el que más conozco, se podría definir más como un sistema "partitocrático plebiscitario cuatrienal", como he descrito en un post anterior

Pero de ahí, al menos en mi caso y creo para la mayoría de los ciudadanos, a añorar una "Dictadura del Proletariado" va un abismo

Bueno el motivo de este artículo no es hacer una crítica a la ideología marxista, sino analizar si la descripción de Marx de la dinámica interna auto-destructiva del capitalismo es válida para describir su evolución en las últimas décadas y pueden explicar, al menos en parte, la evolución de nuestra sociedad actualmente

A primera vista podría pensarse que la descripción de Marx de la dinámica auto-destructiva del capitalismo debe ser completamente falsa, ya que tanto a Marx como a Engels les parecía inminente que el capitalismo entraría en un colapso inevitable ya a partir de mediados del siglo XIX, cosa que, desde luego, no ocurrió en absoluto, y de hecho fueron las clases trabajadoras de los países comunistas de la Europa del Este las que desertaron en masa del sistema comunista a finales de los 80 del pasado siglo, una vez que flaqueó el control policial, atraídas por la libertad y la calidad de vida de los trabajadores occidentales de los países desarrollados "capitalistas"

Desde mi punto de vista el hecho de que no se haya dado el "colapso" del sistema capitalista cuando Marx y Engels lo intuyeron no significa que muchas de las fuerzas que ellos describieron no estuvieran presentes, lo que ocurre es que las sociedades son sistemas muy complejos y adaptativos, y por ello es tremendamente difícil hacer predicciones exactas, y menos de este calibre, aunque esto no quiere decir que la dinámica y las fuerzas descritas por Marx no están presentes de alguna forma y pueden tener un peso mayor, por ejemplo, ahora que hace algunas décadas

De hecho pienso que el propio discurso marxista y su "verosimilitud" tuvo un peso específico en la adopción, por parte de los poderosos, de medidas sociales y de mejora de las condiciones económicas, laborales, sanitarias, etc...de los trabajadores en los países occidentales (desde Bismarck) que hicieron mucho más improbable que se cumpliera la "profecía" marxista del colapso del capitalismo

Analizaré lo que Marx describía como las tendencias del capitalismo que deberían llevar a la auto-destrucción del mismo y trataré de averiguar si esa dinámica está vigente y tiene visos de llevar a esa pretendido "colapso"


Aumento sostenido de la concentración del Capital

Según Marx hay una "ley" la concentración progresiva del capital en cada vez menos manos, esto deriva del hecho de que a mayor capital disponible (acumulación de capital), se consiguen economías de escala y mejoras productivas, y al ser el sistema capitalista un sistema de competencia o de "selección natural", el "pez grande se come al pequeño" y así, la tendencia a la acumulación de capital es inherente a las reglas del juego que mueven el sistema capitalista

Veamos como describe Marx este proceso en el tomo I de "El Capital" y como lleva al "colapso" del sistema

"...Ahora ya no se trata de expropiar al trabajador dueño de una economía independiente, sino de expropiar al capitalista explotador de numerosos obreros. Esta expropiación la lleva a cabo el juego de las leyes inmanentes de la propia producción capitalista, la centralización de los capitales. Un capitalista derrota a otros muchos. Paralelamente con esta centralización del capital o expropiación de muchos capitalistas por unos pocos, se desarrolla en una escala cada vez mayor la forma cooperativa del proceso de trabajo, la aplicación técnica consciente de la ciencia, la explotación planificada de la tierra, la trasformación de los medios de trabajo en medios de trabajo utilizables sólo colectivamente, la economía de todos los medios de producción al ser empleados como medios de producción de un trabajo combinado, social, la absorción de todos los países por la red del mercado mundial y, como consecuencia de esto, el carácter internacional del régimen capitalista. Conforme disminuye progresivamente el número de magnates capitalistas que usurpan y monopolizan todos los beneficios de este proceso de trasformación, crece la masa de la miseria, de la opresión, del esclavizamiento, de la degeneración, de la explotación; pero crece también la rebeldía de la clase obrera, que es aleccionada, unificada y organizada por el mecanismo del propio proceso capitalista de producción El monopolio del capital se convierte en grillete del modo de producción que ha crecido con él y bajo él. La centralización de los medios de producción y la socialización del trabajo llegan a un punto en que son ya incompatibles con su envoltura capitalista. Esta envoltura estalla. Suena la hora de la propiedad privada capitalista. Los expropiadores son expropiados"

La tendencia a la concentración de las empresas ha pasado por diferentes fases a lo largo de la historia de los últimos siglos. Y esta tendencia a la concentración tiene que ver, y mucho, con el proceso de "internacionalización", ya que la internacionalización añade economías de escala y de eficiencia, ésto último por la aplicación de las "ventajas comparativas" entre los países donde operan, y en general aceleran la dinámica de "depredación" de la competencia y de control de los mercados y la tecnología
Por tanto, desde mi punto de vista, el factor principal que acelera el proceso de "concentración" del capital (empresas) que menciona Marx es el de la Globalización, que ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas décadas

En cualquier caso la apertura del comercio en los últimos siglos ha pasado por fases muy diferentes, así en el siglo XIX y principios del siglo XX la economía estaba bastante "globalizada" o "internacionalizada" (fase colonial) como se menciona en el párrafo de Marx de más arriba (aunque no tanto como ahora), mientras que en otras fases, como a partir de la crisis del 29 y hasta los años 80 del siglo XX, las economías de los países eran mucho más cerradas y el peso global del comercio internacional era mucho menor, de ahí que subsistieran muchas más empresas locales protegidas, en la mayoría de los casos, por marcos arancelarios estrictos. 
En cualquier caso, hasta hace pocas décadas, los acuerdos aduaneros se daban entre países de características socio-económicas similares, como por ejemplo la CECA entre Francia, Alemania y el Benelux, o el posterior establecimiento de la CEE (Comunidad Económica Europea), y entre estos países y USA

Por otro lado en el período que va de la crisis de 1929 hasta los años 80 del pasado siglo, aparte de las limitaciones al comercio, había unas limitaciones muy fuertes a los flujos financieros entre países. Todo este sistema de limitaciones y regulaciones fue demolido en los decenios sucesivos por las políticas llamadas "neo-liberales", instauradas en su inicio por Ronald Reagan en USA y Margaret Thatcher en UK, pero que luego fueron seguidas por el resto de los países desarrollados y alentados por los organismo económicos encargados de la estabilidad económica mundial y del desarrollo : FMI, BM, OMC, etc...El ideario de actuación quedó descrito en lo que se conoce como "Consenso de Washington"

A partir de los años 80 se produce un crecimiento espectacular y sostenido del poder de las compañías multinacionales de los países desarrollados. Veamos algunas estadísticas al respecto:

a) según las estadísticas de la WTO (World Trade Organization = OMC en español), 500 grandes corporaciones multinacionales más grandes controlan el 70% del comercio MUNDIAL, lo cual ha ido incrementándose en todo el período desde hace 30 años

b) Las ventas combinadas de las 200 mayores compañías multinacionales en 2005 representaban nada más y nada menos que el 29,5% del PIB MUNDIAL (datos de UNCTAD recogidos en este informe)

c) Los beneficios de las 50 mayores multinacionales crecieron por un factor de 11 entre 1983 y 2005 pero el empleo en esas mismas compañías sólo creció en un factor de 2,3

d) Según el US Census Bereau (ver este informe), en 2003 sólo las multinacionales americanas contribuyeron con 2,7 billones de US $ (US trillions) al PIB global, y de hecho se estima que las 75.000 multinacionales censadas suponen del orden del 20% del PIB mundial

Otra forma de ver el poder económico de las compañías multinacionales (sobre todo de las grandes) es a través del control efectivo de los mercados donde operan, en la tabla siguiente, puede verse el factor de concentración de las diferentes actividades expresado en un índice como el % de todos los ingresos que van a las 4 compañías más grandes del sector (son datos para USA en 2002), y así es una regla común considerar que si este índice es mayor del 40% ese sector del mercado se considera que es un OLIGOPOLIO, es decir, un mercado que es controlado, desde el lado de la oferta, por muy pocas empresas, que lo tienen "fácil" para obtener grandes ganancias por el control de los precios:


Puede verse la gran cantidad de sectores donde el índice de concentración es mayor de 40, algunas están muy cerca y por otro lado son minoría los sectores que se apartan claramente de la consideración de "oligopolio", en la columna de la derecha de la tabla anterior se analiza el caso de los ingresos para las 20 principales firmas, en vez de las 4, y puede verse que en este caso, y para un país tan grande, poblado, rico y "competitivo" como USA la concentración es muy grande, demasiado grande...

En cualquier caso conviene describir un poco lo que consideramos "concentración" en el mundo de la empresa actual, ya que difiere, creo, grandemente de lo que se podría considerar en la época de Marx

Las grandes empresas multinacionales NO han basado su crecimiento en acaparar absolutamente todos los sectores de las actividades empresariales, sino que han orientado sus estrategias sobre todo a los sectores donde puedan operar con mayores beneficios, por medio de las siguientes estrategias:

a) Control de los mercados por medio del peso de la "Marca" (algo que no tenía apenas peso en los tiempos de Marx) y el marketing asociado, como método de diferenciarse de las "commodities"

b) Control del mercado por medio de uniones y adquisiciones (M&A) de competidores

c) Gran importancia a los factores de mejoras tecnológicas y de orientación al cliente, factible gracias al tamaño y el conocimiento de mercado, como forma de limitar la entrada de nuevos competidores

d) Abandono de actividades no "core" (núcleo de actividad), con profuso uso de la subcontratación para abaratar los costes de estructura fijos y poder "soltar amarras" de forma menos traumática y más económica, a la hora de cerrar centros de producción, además de poder tener costes más bajos al tratarse de actividades donde se potencia el "mercado competitivo" en el sentido de que, en la mayoría de los casos, se usan a subcontratistas que no "controlan" el mercado y se les puede presionar, en precio, al límite

e) Capacidad de atender mercados en todo el mundo, por lo que la actual globalización de los gustos y preferencias, debido a la estandarización de las apetencias y deseos en nuestro universo consumista, potenciado por el bombardeo publicitario contínuo, hace que no puedan subsistir, en la mayoría de los casos, los proveedores locales aunque sus productos puedan ser "mejores" o más económicos que los de las compañías multinacionales (economía de escala "mitológica" de las Marcas). Exagerando un poco podemos decir que los niños actuales aprenden antes a decir Coca-Cola que papá. Internet ha ayudado y mucho en todo este proceso

f) Destrucción de la posible competencia de las industrias locales de los países desarrollados por medio del "off-shoring", es decir, la fabricación masiva en países emergentes, que posibilita las siguientes mejoras de costes:
  • Los costes de mano de obra, protección medio-ambiental, seguridad en el trabajo, etc...son ínfimos comparados con los de los países occidentales
  • Permite usar todo un conjunto de estrategias para evadir impuestos ("transfer mis-pricing" y otros ya descritos en un artículo anterior) apoyándose en los paraísos fiscales y la corrupción de los países emergentes
  • Capacidad de influencia en los políticos locales (corrupción o presión) para conseguir ayudas y condiciones ventajosas en la implantación, sin que esto signifique ningún compromiso de permanencia u otras ventajas para la comunidad donde se instalan
Así el mundo de la empresa actual es muy diferente del que conoció Marx, y esa "concentración" de la riqueza (capital) no lo es tanto a escala agregada, como en los sectores donde se obtienen los mayores beneficios

Podríamos hacer un símil con el primer capitalismo en los siglos XVI y XVII donde la mayoría de la actividad económica de los países seguía siendo agrícola, pero las grandes fortunas, los grandes beneficios se encontraban, cada vez más, en los mercaderes y empresarios industriales incipientes, y no en la "masa" de la producción, que era la del sector agrario

Fuera de la esfera de los grandes beneficios oligopólicos y de "marca" se encuentra un universo de empresas luchando digamos por las "migajas" del sistema, sujetas, en mucho mayor proporción, a las reglas del "mercado competitivo" a la manera en que lo entiende el liberalismo, con una fuerte presión por el lado de los costes y por el lado de los precios, por lo que las condiciones laborales y sociales de los trabajadores de estas empresas son, necesariamente, mucho más precarias que las de los trabajadores de las grandes empresas en los países desarrollados, o lo eran, ya que la globalización está acabando con todo esto

El poder fundamental de las grandes empresas multinacionales deriva del triunfo psicológico del concepto de "marca"; pues ahora, el Hombre moderno define su auto-estima en gran parte por la capacidad de posesión de los bienes de "prestigio" aquellos asociados al estatus de "triunfador", y que son fácilmente reconocibles en todo el orbe, pues se identifican con determinadas marcas prestigiosas propiedad de multinacionales

La inmensa ventaja de Alemania con respecto a los otros países europeos es que es el "Proveedor Global de Bienes de Prestigio". Por ejemplo, el mayor sueño, la fantasía principal de los nuevos ricos chinos o indios es llegar a poseer un flamante coche alemán de alta gama (Porsche, BMW, Audi, Mercedes) que lo identifique inequívocamente como un "ganador" en el mar de miseria de su patria

La inmensa ventaja que supone vender bienes de lujo es que se venden precisamente por que son eso, "de  lujo" y por tanto muy caros, y no tienen que competir por precio, por lo que pueden mantener a una gran masa de trabajadores muy bien pagados y en la propia Alemania, además de que ese prestigio es cuasi-centenario, por lo que no es nada fácil que una nueva marca les arrebate ese puesto

Curiosamente, en la actual polarización de la riqueza, con la desigualdad en aumento, estas marcas alemanas de lujo están batiendo todos los records de ventas, sobretodo en los países emergentes
Por ejemplo Porsche ha batido su record de ventas el pasado agosto, con una subida de sus ventas del 43,4%. Los datos de el resto de marcas alemanas de automóviles de lujo tienen una tendencia similar, la crisis es para algunos, pero no para otros

Por otro lado volviendo al peso real de las grandes empresas multinacionales, su impacto en las economías de los países donde producen no se limita a los trabajadores que trabajan en ellas, sino que tiene un impacto social mucho mayor debido a las empresas subcontratistas, proveedores varios, etc...por lo que en muchos casos el número de empleados que afecta, por ejemplo, una deslocalización de una planta puede suponer un número de empleos de 4 a 6 veces el empleo directo de la factoría, por lo que el impacto global de las operaciones de estas empresas es mucho mayor que al considerar exclusivamente sus empleados

Como conclusión a la hipótesis de Marx podemos decir que efectivamente se ha dado una concentración de las empresas, pero ésta no es generalizada sino se da en determinados sectores y ámbitos de la actividad económica, en aquellos más rentables, con mayores beneficios, orientados al control del mercado, muy protegidos por la "marca" y que al final de alguna manera "tiran" del resto de la economía

Ni que decir tiene que esta concentración tiene un efecto muy grande en la dinámica económica actual, ya que es la parte de la economía más rentable y la que más se ha deslocalizado a los países emergentes

Pasaré a abordar otra de las hipótesis de Marx sobre la evolución del sistema capitalista:


Ley de la tendencia decreciente de los beneficios

La ley de la tendencia decreciente de los beneficios (o de los rendimientos)  la utilizó con profusión Marx para sus previsiones de la evolución del capitalismo, esta tesis la tomó Marx del economista David Ricardo (1772-1823), que a su vez lo tomó de algunas ideas del fisiócrata francés Turgot (1727-1781)

La idea fundamental de esta tesis, que en principio aplicó Ricardo a los cultivos agrícolas, era que a medida que se extiende la producción agrícola, los terrenos que se ponen en cultivo son cada vez más pobres, y así, cada vez se obtiene una producción menor para la misma inversión de capital y trabajo, todo ello hay que entenderlo, en el mismo entorno tecnológico productivo

Podemos decir que esta ley no se ha cumplido a lo largo de la historia debido a que no incluye la variable del cambio tecnológico, que es la que hace aumentar significativamente la productividad, y por tanto la producción global con uso igual o menor de los factores productivos

El efecto de la automatización y las economías de escala ha conseguido hacer aumentar en gran medida la productividad global de las diferentes actividades económicas, y esto ha permitido que la inversión (el dinero)  emigre, desde los sectores de rendimientos decrecientes a los de rendimientos crecientes, salvándose así los periódicos "baches" que ha sufrido la economía, en forma de las famosas "ondas de Kondratieff" que ya describí en otro artículo:


Cada una de las "ondas" representan los ciclos económicos debidos al agotamiento del "empuje" a la productividad que se obtiene del desarrollo de una determinada tecnología nueva, y así es como el sistema capitalista ha "superado" en cada uno de esos ciclos su presunto "colapso" debido a los rendimientos decrecientes y, por tanto, a la pérdida del "valor" de los bienes económicos de la época (crisis sistémicas periódicas)

En particular la última onda de Kondratieff del gráfico anterior no debería aparecer el término "Information Technology" sino que el crecimiento de la última onda es debido a otra "tecnología" que sería el "invento" universal del endeudamiento masivo en base a dinero fiduciario, que inevitablemente se halla en una fase de "rendimientos decrecientes" y, por tanto de ahí la crisis generalizada que padecemos

Otro factor que contribuye a los rendimientos decrecientes es el de la competencia, factor este que se relaciona con la tecnología, pues, es normal que las tecnologías "maduras", es decir, las que son de común conocimiento y dominio, hacen que sea mucho más fácil que nuevos competidores acudan a ese mercado, reduciéndose de esa forma los rendimientos del sector, mientras que los productos tecnológicamente más avanzados dan una ventaja competitiva clara a los propietarios de la tecnología, la ventaja puede provenir del producto en sí o de los métodos de producción

Ya he hablado, en el apartado anterior, de como las modernas grandes empresas se "protegen" de la competencia para, de alguna manera, "controlar" el mercado, con estrategias que van desde la "marca", hasta los sistemas mafiosos de acuerdos de precios y cuotas de mercado, hasta las uniones y adquisiciones
Todas estas técnicas, profusamente usadas por las grandes compañías, sirven precisamente para evitar el fenómeno de los "rendimientos decrecientes" de que hablaban Ricardo y Marx, y hasta la fecha han tenido bastante éxito en evitarlos

No obstante el análisis anterior de los rendimientos decrecientes está hecho desde el punto de vista de la "oferta", es decir, se trata de los aspectos tecnológicos de la producción y de la competencia entre productores lo que hace que los rendimientos sean "crecientes" o "decrecientes", pero en la dinámica actual, hay otro factor que contribuye al "decrecimiento" de las tasas de beneficios y no es otro que la deslocalización industrial y el endeudamiento generalizado, con la pérdida objetiva del poder adquisitivo de los consumidores, lo cual entronca con el siguiente apartado de las ideas de Marx


Ley de Hierro de los salarios

Al igual que la ley de la tendencia decreciente de los beneficios, la ley de hierro de los salarios la toma Marx de David Ricardo que la expuso en una publicación de 1817: "Iron law of wages"

La idea de Ricardo es que los salarios reales de los trabajadores tienden, inevitablemente, y de "forma natural" al nivel de pura subsistencia, pues cualquier incremento de los salarios por encima de ese nivel, hace aumentar la natalidad, y, por tanto, la población, la cual competirá ferozmente por el empleo, de tal forma que harán bajar los salarios

Este argumento está muy relacionado con el de los "rendimientos decrecientes" ya explicado, ya que, por el contrario, si hay una fuerte ganancia de la productividad, que sea mayor que el aumento demográfico, los salarios se apartarían del de subsistencia, ya que habría más bienes disponibles para una población dada; que, pienso, es lo que ha ocurrido desde que Marx realizó sus profecías sobre lo que pensaba que era el próximo colapso del sistema capitalista. Pues hemos asistido, en el último siglo y medio, a unos incrementos espectaculares de la productividad que han superado, con mucho, los aumentos de población....en los países Occidentales, que es donde empieza a flaquear ahora el sostenimiento de esta dinámica

Efectivamente, en el pasado, los trabajadores occidentales han estado protegidos por el "telón de acero" de las barreras arancelarias, además de por los riesgos inherentes a una ideología opuesta que originaba fuertes inestabilidades políticas en el 3º Mundo (el comunismo) que evitaban inversiones exteriores masivas, y por último por no existir tecnologías adecuadas para la transmisión de la información de un continente a otro (internet). Todo esto se ha acabado y ha llegado a los trabajadores occidentales la "ley de hierro de los salarios", pues el suceso fundamental es el de la siguiente idea del análisis marxista:


El Ejército Industrial de Reserva

Otro tema recurrente en Marx ( lo introduce en el capítulo 23 del tomo 3 de El Capital) para explicar la tendencia decreciente de los salarios y el empobrecimiento creciente de los trabajadores es el de la existencia de un creciente "Ejército de reserva de desempleados", dispuestos a trabajar por un salario cada vez menor; y de hecho Marx considera su existencia como una de las condiciones necesarias para la acumulación capitalista
Marx lo expresa así:

"Si la existencia de una superpoblación obrera es producto necesario de la acumulación o desarrollo de la riqueza sobre base capitalista, esta superpoblación se convierte a su vez en palanca de la acumulación capitalista, más aún, en una de las condiciones de vida del modo capitalista de producción. Constituye un ejército industrial de reserva, un contingente disponible, que pertenece al capital de un modo tan absoluto como si se criase y se mantuviese a sus expensas"

La existencia de ese desempleo "estructural" mantiene una fuerte presión a la baja de los salarios y hace que mejoren las perspectivas para la acumulación de capital

La sociedad que Marx conoció era la de los inicios del capitalismo industrial, y en ella aún no había tenido peso decisivo la intervención estatal en la fijación de las condiciones laborales mínimas, así como las protecciones al desempleo, la enfermedad y la vejez, que frenan un poco la dinámica apuntada por Marx, lo cual, combinado con el desarrollo tecnológico, que, de alguna manera también está inducido por la imposibilidad de tener una mano de obra con salarios por debajo de determinados límites, hizo que se produjesen mejoras en el nivel de vida de los trabajadores occidentales ininterrumpidamente a lo largo del último siglo...hasta ahora claro

Hay que decir que la dinámica del párrafo anterior fue debida, en parte, al movimiento obrero impulsado por las ideas de Marx, y que, como reacción al mismo, obligó a los poderosos a poner en marcha dinámicas que, a la postre, evitaron el colapso del sistema capitalista o el paso a una "Dictadura del Proletariado" generalizada

El uso del "Ejército Industrial de Reserva" es la técnica que han usado los sucesivos gobiernos del PP y PSOE durante los años de la burbuja inmobiliaria en España, donde alentaron la entrada de unos 6 millones de inmigrantes con el objetivo de REVENTAR el mercado laboral, bajando los salarios, y por el otro aumentar la demanda de vivienda, base económica de "su" bienestar económico (el de esos políticos)

Todos los frenos, las barreras, montadas desde Bismarck, a la dinámica expuesta por Marx respecto a la "ley de hierro de los salarios" y al "ejército industrial de reserva" se han venido abajo por la Globalización, que ha conllevado la des-localización masiva del aparato productivo de los países occidentales hacia los países llamados "emergentes", en lugar destacado China e India, quedando en los países desarrollados sobre todo actividades de "rendimientos decrecientes" como las del sector servicios y similares cuyas mejoras tecnológicas y ganancias de productividad son menores, y sobretodo son actividades no "comercializables" al exterior, es decir, NO sirven para pagar, como contrapartida, las importaciones de mercancías

En la siguiente gráfica podemos ver el número de acuerdos comerciales a nivel mundial y puede verse como, a partir de 1990 hay un punto de inflexión y su crecimiento se hace exponencial, y no es casualidad, pues todos sabemos qué ocurrió Berlín a finales de 1989:


Además a partir del año 2000 se produce un gran incremento de los acuerdos de comercio entre regiones (continentes), y entre ellos, el más importante es la entrada de China en la OMC en 2001

Ahora comparemos la gráfica anterior con la de la evolución de la compensación a los altos ejecutivos de las compañías multinacionales, comparado con el salario medio de los trabajadores de esas compañías:

La curva de crecimiento de las compensaciones totales (salarios + beneficios) pagados a los altos ejecutivos tiene un perfil similar a los de la gráfica anterior del crecimiento de los intercambios comerciales, por otro lado en la gráfica anterior puede verse que la ganancia media de los empleados en 1964 era de 31.911$ (referidos a $ de 2005 y corregido por la inflación) y en 2005 es de 28.305 $, es decir mientras los altos ejecutivos han visto multiplicar por más de 6 veces sus ingresos (crecimiento de más de 600%) entre 1964 a 2005, los trabajadores han visto bajar sus ingresos reales más de un 11% en ese mismo período
Esta misma curva se puede ver respecto a los ejecutivos y trabajadores de cualquier país del mundo desarrollado, pues la dinámica es idéntica y no es, en absoluto, exclusiva de USA

La causa última y lo que hace de muy difícil salida la crisis actual es que hay un desacoplamiento entre los que producen y los que consumen, entre los países donde se encuentra la producción y donde se encuentran los mercados, de tal forma que se ha acabado la filosofía "fordista" (del fabricante de coches Ford) que consistía en que los trabajadores de las fábricas ganaban suficiente dinero para poder adquirir los productos que fabricaban (en el caso de Ford, sus coches), "contrato" que ha estado vigente en Occidente hasta hace poco y que ha dado sostenibilidad, tanto económica como "emocional"  al sistema capitalista

En la actualidad el grueso de la actividad industrial se encuentra en los países emergentes, donde las multinacionales han establecido las fábricas a la búsqueda de sueldos mucho más bajos y para poder usar, además, las herramientas de "ingeniería financiera" para evadir impuestos hacia paraísos fiscales, como he descrito en otros artículos anteriores

Para ilustrar esto incluyo un gráfico del empleo industrial en un país "paradigmático" de esta dinámica, como es USA, pero la tendencia es la misma en todos los países desarrollados, incluida España, donde, por ejemplo, la destrucción del tejido industrial en regiones como Cataluña ha sido espectacular en las últimas 2 décadas


Puede verse el derrumbe del empleo industrial en USA, en particular a partir del año 2000, donde, tras al entrada de China en la OMC, se produce la apertura total al comercio internacional entre ambos países. Hay que tener en cuenta que en la gráfica anterior los datos son de miles de empleados, por lo que la caída relativa es mucho mayor, ya que la población del país ha seguido creciendo

Alguien puede decir que la causa fundamental de este proceso es la automatización, no obstante, reconociendo que también tiene peso en este proceso, la tecnología no avanza tan rápidamente para producir cambios tan brusco y además, ¿de dónde provienen los más de 100 millones de nuevos empleos industriales que han nacido en China en las últimas 2 décadas?, la respuesta es clara : de Occidente, y desde luego no sustentados por el mercado interior, como luego veremos, ya que el consumo interno chino es minúsculo comparado con el de Occidente

El auténtico "ejército de reserva" moderno ha sido posible gracias a la globalización, de tal forma que cada uno de nosotros, a cualquier nivel de formación, ya no compite con los trabajadores del propios país, o de los países de similar renta cercanos, sino que la competición se establece a escala global, con trabajadores dispuestos a trabajar el doble de horas por la 5ª parte del sueldo "occidental", y de esta manera, la globalización ha llegado a infinitud de sectores productivos, e incluso en el sector servicios, pues gracias a las Tecnologías de la Información es posible realizar muchísimos trabajos de forma remota

La dinámica del "desacoplamiento" entre la producción y el consumo, sólo ha sido posible sostenerla sólo a través del crédito, del endeudamiento masivo de los países occidentales, que han podido mantener el nivel de vida de la población en base a la "confianza" secular que depositan en nosotros el resto de los países del mundo, que ingresan sus ahorros en instituciones financieras occidentales, invierten en deuda pública o empresas occidentales y en general "sostienen" el endeudamiento masivo que hemos visto en las últimas décadas, en virtud de que consideran esta inversión, hasta ahora, como más segura que la re-inversión en sus propios países

En el siguiente gráfico adjunto la distribución de los países exportadores "globales" de capital en 2010:



Por otro lado los países productores (emergentes) tienen unos niveles salariales que hacen imposible el sostenimiento de las "tasas de beneficio" según las escalas de las empresas occidentales que controlan la producción de bienes, por ello no pueden sostener, por sí mismos, la demanda, entre otras cosas porque los bajos salarios relativos es la condición por la que se han implantado allí esas empresas, y además, como ocurre en China y en general en los países pobres, la inexistencia de una cobertura a la enfermedad, el desempleo o la vejez, obliga a los trabajadores de esos países a ahorrar casi todas sus ganancias para tener un "colchón" para el futuro, por lo que el porcentaje que dedican al consumo (no alimentario) es mínimo

En el siguiente gráfico incluyo los porcentajes de ahorro de las familias chinas respecto a sus ingresos:


La línea roja en la gráfica anterior indica el % de ahorro respecto a los ingresos de las familias chinas, como puede verse la línea roja se aproxima al valor 40% de los ingresos disponibles, es decir, hablamos de trabajadores que de 2 cuencos de arroz que ganan, ahorran casi 1 de ellos, ya me diréis como puede sostener el consumo una sociedad así estructurada

Veremos de otra forma el consumo relativo de las familias chinas respecto a las occidentales, en la siguiente gráfica se puede comparar el consumo familiar en diferentes regiones, medias de 2007-2008:


El consumo en China, con 1.300 millones de habitantes, es 6 veces menor que el de la UE-15, es de hecho menor que el de Alemania, y es del orden de 7 veces menor que el de USA, a pesar de tener 4 veces más población, por lo que China está muy lejos de ser el motor de la demanda mundial

Por tanto tenemos definida la "contradicción" fundamental del sistema económico en su desarrollo actual, y es la separación radical entre los empleos productivos y los consumidores, que ha conllevado a una transferencia de recursos económicos de las rentas del trabajo de los países occidentales a los más ricos de esos mismos países, como creo no se ha visto nunca en la Historia (al menos no tras la Ilustración)

El dinero, el ahorro de los trabajadores occidentales y, en última instancia agotado éste, su deuda, ha ido a parar a las manos de los más adinerados (casi todos occidentales) a través del endeudamiento por los nuevos "modelos" económicos posibles tras agotarse el empleo industrial (burbujas inmobiliarias y similares) y a través de los márgenes obtenidos por las empresas industriales afincadas en los países emergentes, sobre todo China, con la colaboración inestimable del Politbureau Marxista-Leninista-Maoista chino


CONCLUSIÓN

Marx hizo una descripción ajustada a su tiempo de la dinámica del capitalismo y de las condiciones que auguraban un posible "colapso" del mismo, y su futura sustitución por otro régimen más "justo" o "tolerable" por los trabajadores
En el curso del siglo y medio después de que Marx escribiera su obra, sus "profecías" no se han cumplido y el colapso que se ha dado es precisamente el de la alternativa ideológica al capitalismo basada en sus ideas, que sucumbió por sus propias "contradicciones" que eran, de hecho, mayores, que las del sistema capitalista contemporáneo

Pero en las últimas décadas se ha producido un fenómeno curioso y es que el sistema socio-económico actual ha ido desmontando casi todas y cada una de las barreras que habían surgido para evitar la posibilidad de una dinámica como la que auguraba Marx para el capitalismo, por lo que estamos asistiendo a un "revival" del capitalismo en su forma del último tercio del siglo XIX, ya que la puesta en juego de un "ejército de reserva" mundial ha hundido las expectativas de empleo en los países occidentales y la sostenibilidad del llamado "Estado del Bienestar" y, por tanto, del conjunto de políticas que frenaron la dinámica auto-destructiva del capitalismo y lo hicieron "deseable" o "preferible" a su alternativa ideológica marxista para la mayoría de los trabajadores occidentales

El "ejército de reserva", agotado el efecto enmascarador del endeudamiento masivo que han incurrido los trabajadores occidentales, origina la "ley de hierro de los salarios" que, poco a poco, van a ir acercándose a los de mera "subsistencia" en los países occidentales (podríamos definirlas como tendencias "cuencoarrozistas"), una vez agotado el margen de maniobra de los gobiernos para dar coberturas sociales generalizadas, al agotar ellos mismos, su capacidad de endeudamiento

Por otro lado, la dinámica destructora del empleo y el poder adquisitivo de los trabajadores occidentales origina, como no, la vuelta a la "ley de rendimientos decrecientes" del capital invertido, pues origina a su vez una disminución drástica de la demanda (consumo) que presiona con fuerza a los beneficios hacia abajo, no permitiendo la amortización de los activos (capital físico), así como hace imposible el pago de las deudas contraídas por las familias a las instituciones financieras, ya que no cuentan con el trabajo bien remunerado del pasado para hacer frente a las mismas

Por tanto, a pesar de que la dinámica social y de la tecnología en el último siglo y medio parecía haber evitado para siempre el peligro de un "colapso" del capitalismo a la manera predicha por Marx, lo cierto es que los ideólogos y gestores del sistema capitalista, al llegar a la conclusión de la "superación" (véase Fukuyama y otros) de los factores que Marx describía como fuente de un posible colapso del sistema, han puesto en marcha las condiciones ("contradicciones") que lo están haciendo posible, y aunque es muy difícil poder hacer profecías sobre el futuro destino de la sociedad, sí parece claro que deberá darse, necesariamente y por la fuerza de los hechos, una re-composición del sistema para hacerlo de nuevo "tolerable" o "sostenible" por la mayoría de la población

Suerte a todos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...