El Huracán del Progreso



(Angelus Novus, de Paul Klee)

"Hay un cuadro de Klee que se titula Angelus Novus. Se ve en él un ángel, al parecer en el momento de alejarse de algo sobre lo cual clava su mirada. Tiene los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas extendidas. El ángel de la historia debe tener ese aspecto. Su rostro está vuelto hacia el pasado. En lo que para nosotros aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única, que arroja a sus pies ruina sobre ruina, amontonándolas sin cesar. El ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destruido. Pero un huracán sopla desde el paraíso y se arremolina en sus alas, y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Este huracán lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al cual vuelve la espalda, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Ese Huracán es lo que nosotros llamamos Progreso."
(Párrafo del ensayo: "Sobre el Concepto de Historia" de Walter Benjamin)


Introducción

En este artículo pretendo seguir con las descripciones de la dinámica de las civilizaciones; en  particular cómo, siguiendo los antecedentes históricos y el estudio comparado de las mismas, pueden deducirse dinámicas similares, por supuesto diferencias, como no, también significativas entre ellas, pero con pautas (patrones) comunes que pueden ayudar a entrever la evolución de nuestro pasado, de nuestro presente y creo, en buena parte, de nuestro futuro.

Como ya he comentado en algún artículo anterior, para mi la metáfora que define mejor el devenir de las civilizaciones es la hipótesis orgánica, tal y como era defendida por Giambattista Vico, Nietzsche o Spengler; en el sentido que las civilizaciones se comportan como Super-organismos vivos que pasan por fases similares a éstos de nacimiento, crecimiento, decadencia y muerte, y en algunos casos con una descendencia posterior con caracteres distintos de los de sus progenitores (son las civilizaciones herederas, de la que también hablaba Toynbee).

En nuestra sociedad, tan urbanizada o tan civilizada (que es lo mismo),  es complicado sostener el argumento orgánico en estos temas, pues creo que es un argumento poco "entendible", al menos así me ocurre con las personas con las que hablo; y este problema de entendimiento o de visión del argumento, es aún mayor cuanto mayor es la formación científica o técnica del interlocutor (con muy honrosas excepciones), es decir, cuando el pensamiento abstracto es más predominante. De hecho, en las etapas pre-civilizatorias (el 95% del tiempo del homo-sapiens existiendo como especie) o en los inicios de la civilización, lo argumentos "por defecto" sobre el funcionamiento de las cosas es siempre organicista y se tienden a considerar todo lo existente como provisto de "agencia", de "propósito" interno y por tanto "vivo", y es a raíz del desarrollo de las civilizaciones, con la profundización de los sistemas abstractos, racionales y cuantitativos, cuando la metáfora de La Máquina se apodera de la epistemología, y es cuando el mundo se vacía de seres con agencia (vivos) y en cambio, de pronto, se llena de mecanismos causales que, en apariencia, lo explican todo.
La otra, y quizás principal, gran barrera para la admisión del argumento orgánico en nuestra civilización es que la vida presupone la muerte, y sinceramente a pocos de nuestros contemporáneos se les ocurre llegar a pensar que nuestra civilización, con todo su inmenso dominio sobre la naturaleza, con su incomparable poder y conocimientos acumulados, tanto creadores como destructores, pueda acabar algún día como todas las que la precedieron, ya que habitualmente se la considera no una forma más en el camino del ser humano en la tierra, sino el Destino Último de nuestra especie, que no hay marcha atrás y, por tanto, ya nos estamos preparando para la "Conquista del Espacio" o la "Singularidad Cognitiva" y otras fantasías futuristas por el estilo que he descrito en anteriores artículos.

Hay otra visión, más pesimista, que indica que si nuestra civilización no es el Destino Último del Ser Humano, entonces es porque el ser humano se extinguirá, y suele ocurrir que no se considera una alternativa intermedia entre la expansión infinita y eterna y la extinción total de la especie; yo por mi parte estoy convencido que lo que ocurrirá es lo que siempre ha ocurrido, y es que vivimos en una civilización que terminará, como todas, y en unos siglos surgirá otra, completamente distinta, con sus propias "visiones primordiales" (Goethe) dispuesta a iniciar otro ciclo civilizatorio bajo otros patrones de pensamiento completamente distintos a los nuestros y que no tengo la menor idea de cómo serán (ni yo ni nadie).


La tozuda realidad de quien quiera investigar la situación del mundo actualmente encontrará que estamos en medio de una serie de crisis convergentes y crecientes que cada vez son más difíciles de barrer bajo nuestra magnífica alfombra urbanita occidental auto-complaciente:



  • Inestabilidad climática global (este término creo que es más correcto que el de calentamiento global).
  • Sobre-explotación de acuíferos.
  • Disminución generalizada del hielo en los polos y en los glaciares (los del Himalaya surten agua a ríos de cuyo agua dependen unos 1.000 millones de personas).
  • Contaminación creciente de fuentes de agua dulce .
  • Construcción acelerada de presas y macro-trasvases (China, India, Brasil, Turquía, Pakistan, etc..) que las otras regiones-ecosistemas-países río abajo perderán.
  • Deterioro acelerado del suelo fértil en todo el mundo.
  • Destrucción de los ciclos naturales del nitrógenoel fósforo y otros elementos.
  • Agotamiento alarmante de los caladeros de peces.
  • Acidificación de los océanos.
  • Destrucción acelerada de los arrecifes coralinos. 
  • 6ª gran extinción de especies salvajes y a una velocidad sin precedentes.
  • Contaminación global acelerada por plásticos (ríos, lagos, mar, aire, tierra, comidas, bebidas, niños) basuras y sustancias tóxicas.
  • Acumulaciones crecientes de residuos radiactivos por todo el mundo (se multiplicarán por 4 entre 2005 y 2050) con vidas medias de miles o cientos de miles de años.
  • Abandono de acuerdos de control armas nucleares.
  • Progresivo agotamiento de fuentes energéticas "baratas" (petróleo en primer lugar)
  • Destrucción acelerada de los bosques ecuatoriales (pulmones globales) y deterioro creciente de los del resto del mundo.
  • Macro-incendios forestales en el Ártico (Siberia, Alaska y Canadá)
  • Macro-incendios forestales en las selvas ecuatoriales (Brasil, Bolivia, Angola, República del Congo en África mayores que en Amazonas, Indonesia, etc...)  
  • Contaminación creciente de las aguas de los ríos y mar por abonos y pesticidas.
  • Contaminación genética por los OGM.
  • Pérdida de diversidad de cultivos (debido al monocultivo y OGM).
  • Colapso de poblaciones de anfibios e insectos
  • Colapso de pájaros salvajes.
  • Aumento de especies invasivas.
  • Crecientes migraciones humanas masivas.
  • Macro-crisis de deuda global latente.
  • Crisis de legitimidad política generalizada.
  • Crecimiento de la desigualdad.
  • Crecimiento de enfermedades crónicas.
  • Crecimiento exponencial de enfermedades auto-inmunes.
  • Crecimiento acelerado de la incidencia de autismo en niños.
  • Crecimiento de incidencia de cáncer (1 de cada 2 británicos será diagnosticado de cáncer). 
  • Aumento exponencial de cepas de  bacterias resistentes a antibióticos principalmente por su uso en ganadería industrial.
  • Destrucción de las forma de vida tradicionales, destrucción de la familia extensa, de los vínculos comunitarios, de los vínculos entre las personas entre sí y a la tierra donde nacieron, destrucción/homogeneización cultural global acelerada, etc, etc, etc.....

  • La mayor parte de los problemas descritos (si no todos) son producto de lo que nosotros llamamos "Desarrollo" o mejor aún "Progreso"; en particular lo que ha acelerado este proceso en las últimas décadas ha sido el desarrollo económico acelerado en los países Emergentes y del llamado 3º Mundo, pero pensándolo bien, ¿de verdad podemos frenar todo esto?, por lo que tengo algunas cuestiones que plantear a los lectores:
    ¿Quien somos nosotros, con nuestra vida confortable, con nuestro agua potable disponible 24h/365d que nos llega potabilizada por tuberías, y que devolvemos canalizada con nuestros residuos, para llegar a pensar que no tengan el mismo abundante acceso a agua fresca potable por tubería y sistemas adecuados de desagües de residuos el resto de la población del mundo?¿no tienen derecho a ducharse con agua caliente cada día?
    ¿Acaso no tenemos, en occidente, un coche o coches (de combustibles fósiles, híbridos o eléctricos) esperando en la puerta de la inmensa mayoría de las casas familiares para poder ir al trabajo o usarlo cuando queramos y que, como mucho, cada 15 ó 20 años habrá que cambiar por uno nuevo?, ¿no son esas también unas legítimas aspiraciones para los "parias de la Tierra" del 3º Mundo? (debemos acordarnos de las inmensa felicidad del españolito de los años 60 y 70 cuando, por primera vez, adquiría un "utilitario" y el nuevo y maravilloso mundo que se abría ante él, ya por fin "como los europeos y americanos")
    ¿No tenemos luz eléctrica siempre disponible en todas las estancias de nuestra casa 24h/365d?
    ¿Una buena parte de nosotros no disfruta de aire acondicionado en nuestras casas y vehículos durante la canícula del verano y calefacción a demanda en el crudo invierno?¿no es legítimo luchar, pues,  decididamente contra la "pobreza energética" no sólo de los que tienen menos recursos en nuestros  propios países sino de todos y cada uno de los habitantes del planeta?
    ¿No vivimos casi todos en una sólida vivienda suficientemente espaciosa y cómoda bien surtida de los muebles necesarios para nuestra comodidad?¿no es legítimo que todos los seres humanos vivan también con esos medios?
    ¿No tenemos casi todos frigorífico, lavadora, lavavajillas, batidora, secador de pelo, aspiradora, micro-ondas, secadora de ropa para el mal tiempo, etc...?¿porque no los han de poseer también de forma generalizada en la India o Bangladesh y en general todas las casas pobres que en el mundo existen y cambiarlos por otro cuando se estropeen?
    ¿No tienen ellos perfecto derecho también a alimentos variados, frescos, bien limpios/lavados/asépticos, bien envasados, etiquetados, controlados y registrados por el departamento de Sanidad del país/región?
    ¿No tienen derecho a un consumo aceptable de carnes, pescados y mariscos como nosotros?¿a tomar algunos refrescos, bebidas frías y helados en verano, siempre con envases higiénicos?¿a una perfecta cadena de frío de los alimentos que impida las contaminaciones por bacterias?
    ¿No tienen derecho a una sanidad adecuada que incluya atención primaria cercana, servicios de urgencia 24h cercanos, UCI's, sistemas avanzados de diagnóstico, procedimientos quirúrgicos avanzados, catálogo completo de trasplantes, un surtido completo de las medicinas más avanzadas y recientes, servicios específicos para la 3ª edad (centros geriátricos), psicólogos, dentistas, fisioterapeutas, atención médica universal, pensiones de por vida desde los 65 años, seguros de invalidez, etc...?¿es que no pueden aspirar todos ellos a llegar una esperanza de vida de más de 82 años como tenemos nosotros en España?
    ¿No pueden aspirar también a tener escuelas limpias y bien surtidas de materiales para sus hijos donde aprendan los principales fundamentos humanísticos, artísticos y científicos de nuestro tiempo, incluido la "cultura digital" tan necesaria?
    ¿No tienen derecho a cambiar de ropa con cierta frecuencia y a poder, de vez en cuando, cambiarla sólo para ir a la moda y no sólo cuando está ya hecha jirones?
    ¿No tienen derecho a irse, al menos una vez al año, de viaje, a tomar algún avión de vez en cuando para conocer otros pueblos lejanos y regiones del extranjero, con la riqueza cultural que eso aporta?
    ¿Porqué no pueden tener gadgets electrónicos para oír música, smart-TV's, smart-phones, internet 24h, wifi, 4G-5G, tablets, PC y/o portátil, redes sociales, Netflix, alguna videoconsola (porque los niños si no estorban), etc... y cambiarlos  por otros nuevos cuando se van quedando obsoletos?

    ¿Pero quien nos creemos que somos nosotros para tener acceso a todo eso y llegar a pretender que no lo disfruten todos y cada uno de los 7.700 millones de personas que ahora viven en nuestro planeta?¿nos creemos acaso mejores que ellos?¿quién somos para pretender frenar el progreso de que tanto nos beneficiamos y negárselo a los ciudadanos desfavorecidos de los países emergentes y del tercer mundo que quieren salir de la pobreza y la miseria, en que muchos miles de millones aún viven, y vivir como tú y como yo querido lector?¿Se puede intentar evitar esto en nombre de la "Sostenibilidad"?

    Efectivamente, observando nuestra forma de vida literalmente hay que ser un hipócrita y un malnacido para oponerse a que todos y cada uno de los desfavorecidos del planeta tengan una vida con los productos y servicios que la inmensa mayoría de los que vivimos en Occidente disfrutamos y consideramos no sólo adecuados sino imprescindibles para tener una vida "digna" (el uso de estos productos y servicios llega a la mayoría de las personas con mentalidad o pertenecientes al movimiento ecologista que he conocido, y que disfrutan de todas o de casi todas ellas), luchamos para que los pobres, en el seno de nuestros  propios países, tengan acceso a ellos y también para que las personas pobres en otros países, legítimamente, los disfruten.

    Es por eso que el "Huracán del Progreso", del que hablaba Walter Benjamin en el texto del inicio de este artículo, NO es (sólo) producto de las "dinámicas destructoras del capitalismo" o del "comunismo desarrollista chino" (o soviético en el pasado), NO es (fundamentalmente) producto de las "maquinaciones" de una élite  egoísta y destructiva, NO es la consecuencia de la avaricia de unos cuantos oligarcas con chistera y puro que sólo actúan según su egoísmo desenfrenado, sino que está inflado por el soplo entusiasta de cientos, de miles de millones de personas de buen corazón; es por eso que no es posible parar ese Huracán, pues está alimentado por el aliento de los mejores de entre nosotros, está alimentado, de hecho, por lo mejor de nosotros mismos, por nuestro civilizado sentido de la empatía, por nuestro deseo civilizado de mejorar la suerte de los más desfavorecidos en todo el mundo. Luchamos, en buena parte también por reducir la extrema desigualdad entre los cuidadanos del mundo, de un país a otro.
    No el Huracán del Progreso NO (sólo) está alimentado por "el 1%", por los poderoso y su avaricia infinita, sino que es producto del trabajo y el esfuerzo insomne y denodado de la inmensa mayoría de las personas que habitan la civilización que quieren tener "calidad de vida",  que por supuesto sus hijos vivan al menos igual o mejor que ellos y llevar esa misma prosperidad a todos los desfavorecidos del mundo.

    Al fin y al cabo todos nosotros (yo el primero), con nuestros actos, con nuestra forma de vivir, en cuerpo y alma, somos "Misioneros del Progreso" de una forma u otra; además, por supuesto, del esfuerzo ingente de las personas que viven y trabajan en esos países pobres para mejorar, legítimamente, sus penosas condiciones de vida, por medio del crecimiento económico (como  hemos hecho y hacemos nosotros). En fin, de una forma u otra, todos somos progresistas.

    Es por eso que en conversaciones sobre la "sostenibilidad" y la "salvación del planeta" a mi no me gusta hablar de si tal o cual sistema político o económico es "el problema" y el del interlocutor (el suyo, el que le gusta) es la "solución", y sí en cambio me gusta hablar de frigoríficos, lavadoras, wáteres, aviones, smart-phones, internet, etc....

    Es por eso que la destrucción nunca se detendrá por las "llamadas", las "emergencias", las "rebeliones" y los mensajes y acciones de absolutamente nadie.


    Es por eso que tras 50 años de creciente movimiento ecologista la destrucción de los ecosistemas globales no ha hecho sino aumentar y acelerarse mes a mes, año a año, década a década...

    Es por eso que si un científico extraterrestre en su platillo volante hubiese estado observando la destrucción del medio natural, de los ecosistemas, de la Tierra desde hace unos 50 años, podría perfectamente llegar a la siguiente correlación, a la siguiente presunta "Ley Natural científica" tras observar detenidamente lo que ha ocurrido en nuestro planeta:

    "La velocidad de destrucción del medio ambiente "terrícola", de los ecosistemas naturales, el aumento del número de especies que se extinguen, el crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero, etc... es directamente proporcional al crecimiento de la sensibilidad ambiental, al número de personas asociadas a movimientos ecologistas, al número de regulaciones de protección del medio ambiente, al número de acuerdos internacionales de reducción de emisiones y al número de instituciones encargadas de proteger la Naturaleza".

    Por ejemplo, nuestro científico alienígena observaría las emisiones de CO2 desde que se estableció el  llamado Protocolo de Kioto en 1997 que era el primer acuerdo internacional que pretendía limitar el crecimiento de las emisiones de este gas y otros gases que contribuyen al llamado "efecto invernadero" o calentamiento global; y podría observar la siguiente tendencia de dichas emisiones globales de CO2:


    Puede observarse el brutal crecimiento de las emisiones de CO2 que suceden inmediatamente tras firmarse el protocolo de Kioto en 1997, con el súbito cambio de pendiente de las emisiones que indican una gran aceleración de las mismas. De hecho desde la firma del Protocolo de Kioto 1997 hasta la actualidad la Humanidad ha emitido más CO2 que en toda la historia humana previa a 1997.
    Nuestro estupefacto científico extraterrestre podría establecer una correlación clara entre la firma del  acuerdo de reducción de gases de efecto invernadero en 1997 y la aceleración en el crecimiento de las emisiones de CO2 (y también del resto), al constatar que el incremento anual de emisiones pasó de crecer al 1,1% al año, a crecer al 3,3% al año, es decir, poco después de la firma de ese tan importante tratado de reducción de emisiones, las emisiones crecen 3 veces más rápido que antes del mismo.

    Podemos arriesgarnos a corregir directamente a ese imaginario científico extraterrestre y afirmar que en realidad lo que él está constatando es que la destrucción de la Naturaleza es directamente proporcional al crecimiento de la Civilización ....Y dicho crecimiento civilizatorio, sobretodo en los países ricos, también incluye el crecimiento de la sensibilidad ecologista (una vez que, por supuesto, hemos alcanzado un determinado nivel de desarrollo económico que cambia nuestras prioridades y nuestros "deseos", y que hemos arrasado una buena parte de nuestros ecosistemas e importamos productos de consumo que hacen que ese arrasamiento del mundo natural continúe y se acelere en buena parte lejos de nuestros países, lejos de nuestros ojos, oídos y narices). 

    La mierda crece, pero allá a lo lejos, invisible...

    Por supuesto esta dinámica destructora sí que se frenará y acabará parándose, siempre ha ocurrido así, en todas las civilizaciones del pasado: en el Imperio Romano, con los Mayas, en Angkor Wat, en la India antigua, en la China antigua, etc...siempre, sin excepción, se ha parado. Con nuestra civilización industrial-científico-técnica-global también se parará, pero, como ha ocurrido en todas las civilizaciones, NO por la decisión firme y la acción consciente y racional de las personas que la habitan, sino una vez que la destrucción alcanza las cotas adecuadas, y es entonces cuando las instituciones sociales y mecanismos que sostienen la civilización empiezan su largo declive en medio (como ha ocurrido siempre) de grandes conflictos y que, tras varios siglos, termina en lo que los historiadores llaman "Edades Oscuras" ("Dark Ages") que no es sino el tiempo donde el mundo natural se recupera de la destrucción efectuada por la anterior civilización y antes del comienzo de un nuevo ciclo civilizatorio, que gracias a ellas (a las "Edades Oscuras") y la recuperación consiguiente  de los ecosistemas, pueden empezar de nuevo.

    Porque es la Muerte la que permite la (nueva) Vida.

    Hay quien piensa que no hay relación directa entre el desarrollo (progreso) y el daño generalizado a los ecosistemas o incluso que esos daños que vemos crecer en realidad no son, para nada, importantes/significativos para el futuro de nuestra sociedad; bien no voy a perder ni una décima de segundo en discutir estos puntos de vista, ya que la información abunda por todos los sitios y cada uno, si quiere indagar, puede hacerlo; es una discusión, al menos para mí y a estas alturas, completamente estéril.

    Hay otra visión más light del argumento en defensa de la sostenibilidad de nuestra forma de progreso que, creo, es la predominante también en los círculos ecologistas, y es la de que el sistema puede operar perfectamente de forma indefinida en las actuales condiciones y dar la forma de vida "de clase media occidental"  a los 7.700 millones de personas de nuestro planeta (que se estima llegarán a unos  11.200 millones en 2100), sólo que requiere unos leves "ajustes", que básicamente consisten en encontrar soluciones ingenieriles (o tecno-científicas) a los problemas de sostenibilidad que tenemos, es decir, que pasando a producir la ingente y creciente energía  que consumimos a base de aerogeneradores o energía solar o en general de fuentes renovables, pasar a usar coches eléctricos en vez de gasolina o gasoil, eliminando las bolsas y envases de plásticos, mejorando el reciclado y otros cambios de ese tipo, conseguiremos hacer que nuestra sociedad industrial urbana global hiper-tecnificada proporcione una forma de vida de clase media a todos y cada uno de los habitantes del planeta como la que he descrito antes, operando igual, e indefinidamente, al tiempo que "recuperamos" el "medio natural". Bueno tampoco voy a perder el tiempo, no al menos en este artículo, rebatiendo ese argumento, que, para mi, significa poner al servicio de la "solución" el mismo conjunto de herramientas (culturales y físicas) que han originado todos los problemas que he descrito, y que no resolverán nada. 
    No señores, los problemas a que nos enfrentamos NO son problemas resolubles científico-técnicamente sino de una magnitud mucho mayor, por lo que pienso que los intentos de solución exclusivamente tecno-científica es probable que sólo empeoren más la trayectoria destructiva, aunque, de hecho, por la propia constitución metafísica de nuestra civilización es lo que vamos a intentar hacer una y otra vez (por algo la civilización nos "tiene" en su seno y nos ha conformado) y preveo que esos intentos van a fracasar una y otra vez.

    El único mérito de este argumento es que deja satisfechos a mucha gente (probablemente a la inmensa mayoría de los que perciben la verdadera entidad de los problemas que se nos vienen encima), que creen que sólo hay que presionar "a  los gobiernos" para que "adopten soluciones ya" y pongan a trabajar a los "especialistas", a la gente "que sabe" (por supuesto científicos e ingenieros) de todos estos temas, mientras ni siquiera se piensa que eso requiera cambios brutalmente impopulares en nuestra forma de vida o que haya otras formas muy distintas de vivir; aunque verdaderamente las civilizaciones, como Super-organismos que son, en su avance imparable, van literalmente "atrapando" a las personas, conformando más y más de manera artificial su forma de vida y su manera de pensar (que siempre se modela en el seno de la cultura) y destruyendo sistemáticamente la viabilidad de las alternativas, que residen (o residían), en mi opinión,  principalmente en las formas de vida (culturas) tradicionales y que han sido deslegitimadas a fondo desde hace siglos por los "Misioneros del Progreso" (conquistadores/colonizadores, misioneros religiosos, educadores, profesores, científicos, ingenieros, médicos, enfermeras, intelectuales, soldados, policías, legisladores, periódicos, cadenas TV's, cine, organizaciones caritativas, ONG's, organismos internacionales, ONU, FMI, BM, etc...) como por supuesto hicieron en el pasado todas y cada una de las civilizaciones anteriores en su ámbito y con sus medios de actuación, y, en la mayoría de los casos, contrariamente a lo que pudiera parecer, por motivaciones éticas impecables, ya que todos los individuos de esas civilizaciones pensaban que lo éticamente correcto era llevar la civilización y sus beneficios a todos  los pueblos salvajes y atrasados (llamados "bárbaros" en los tiempos greco-romanos), como igualmente pensamos nosotros (o la inmensa mayoría de nosotros).

    Hay una frase del autor Donald Kingsbury que habla sobre la destrucción de las formas de vida  tradicionales y sus efectos:

    "La tradición son un conjunto de soluciones para problemas que hemos olvidado. Tira a la basura la solución y tendrás de vuelta los problemas...."

    No tiene sentido siquiera juzgar este proceso de destrucción de otras culturas como "bueno" o "malo", simplemente "es", y para las personas que residimos en la civilización es lo que procede hacer, es lo éticamente correcto, y aunque al principio las culturas que reciben el embate de la civilización se enfrentan a ella tenazmente, los descendientes de los "derrotados" acaban percibiendo y aspirando a sus beneficios, por el proceso de aculturación que los rodea; acaso esos descendientes de las culturas desaparecidas pueden discutir la forma más o menos violenta en que la civilización alteró la vida de las tribus y pueblos de sus antepasados, pero de lo que no se duda es de los beneficios de la nueva forma de vida, de la civilización; nadie, ninguna colectividad de forma masiva quiere "volver atrás", al taparrabos y la cabaña en la selva..."¡Vete tú si quieres!". Los indígenas de Ecuador se manifiestan y asaltan el parlamento por los subsidios al diésel y la gasolina....

    No puede separarse la adopción de un sistema científico-técnico de una civilización, con su carga de legitimación/deslegitimación y sus necesidades sociales de sostenimiento, del aparato cultural y social de esa misma sociedad allí donde llega. Una vez que aparecen en la selva los médicos, la luz eléctrica, los machetes, los móviles, el agua potable, etc...lo demás viene por sí sólo y los sistemas culturales tradicionales se derrumban y queda sólo su carcasa vacía.

    Cuando digo "destrucción de otras culturas" lo digo con conocimiento de causa, pues lo que queda,  tras los procesos de aculturación y transformación completa de todo el medio socio-económico-cultural, en la mayoría de los casos de ellas, es una suerte de folclore donde los antiguos mitos y rituales, como decía mi padre, quedan como "envases vacíos" que ya no tienen la eficiencia sagrada y ordenadora del "cosmos" de la comunidad, y ya no conforman los rasgos últimos de las creencias y de la acción en el mundo de las personas que los habitaban, han sido apastados como por un (el) Huracán.


    Algunas Falsas Soluciones





    "La historia de las civilizaciones empieza siempre en una Barbarie de la Sensación y termina en una Barbarie de la Reflexión"
    (Giambattista Vico)


    Otro aspecto que me llama la atención, pensando en el conjunto de crisis a los que se enfrenta nuestra propia civilización, es el foco absoluto en el cambio climático, y en particular en las emisiones de CO2.
    ¿De verdad es el único gran problema acuciante que tenemos?. Creo que es algo típico de nuestra civilización enfrentarse a problemas puntuales, aislarlos y trabajar en las estrategias de maximización/minimización de objetivos (targets) numéricos de funciones matemáticas, que es donde nos sentimos cómodos operando según nuestras herramientas científico-técnicas las cuales usamos con suma pericia, lo cual, obviamente, no servirá de nada a medio/largo plazo.

    Para ilustrar las falsas "soluciones" que surgen al usar objetivos numéricos a la hora de atajar los problemas de sostenibilidad, tenemos, por ejemplo, los objetivos de la UE, en particular de algunos países ricos, para bajar las emisiones de CO2 a través de la implantación de energías renovables; pero hemos de tener en cuenta que en la UE el 60% de la producción de energía renovable proviene de la biomasa, dado que en los países del Norte de Europa la radiación solar es muy pobre, y dadas las condiciones de estacionalidad y variabilidad intrínsecos a la producción energética de las energías renovables como la eólica, la hidroeléctrica y la solar; tenemos que en cambio la biomasa ofrece la posibilidad de usar centrales térmicas similares a las de carbón, que pueden adaptarse a la demanda diaria y estacional, pues todos queremos que al pulsar el interruptor la luz se encienda y el frigorífico no se pare nunca. 
    Pues bien esta dinámica de uso masivo de la biomasa está llevando a que los bosques de los EEUU o en Brasil están siendo talados y su madera peletizada para que las inmensas centrales de biomasa que se han construido y se siguen construyendo en la UE puedan considerarse plantas de "emisiones cero de CO2" (carbon-neutral), reciban las correspondientes subvenciones y ayudar a conseguir los objetivos de sostenibilidad del país (a costa de destruir los globales).
    Además de los países con grandes bosques en otros continentes, la destrucción de los bosques está destruyendo los de algunos países pobres dentro de la propia Europa, como Rumanía, Eslovaquia o Estonia, donde la sensibilidad ecologista local no puede luchar contra la pobreza y la sensibilidad ecologista, con mayor poder adquisitivo, de los países ricos,  que "sacan pecho" con sus bajas emisiones a costa de destruir unos bosques que, globalmente, son más beneficiosos que la pretendida reducción de emisiones de CO2 de su tala y combustión en centrales térmicas.

    La llamada "New York Declaration on Forest" (Declaración de Nueva York sobre los Bosques) se lanzó en 2014 con el objetivo de reducir a la mitad la destrucción de los bosques en 2020 y pararla completamente y empezar a revertir el proceso en 2030; pero lo que se ha constatado en esos 5 años no es una reducción, sino en cambio una aceleración aún mayor en el proceso de destrucción de los bosques por todo el Mundo. Nuestro científico alienígena de antes, volvería a las andadas llegando a la misma conclusión o Ley Universal: el establecimiento de un acuerdo de conservación lleva aparejado inevitablemente la aceleración de la destrucción que pretende atajar.

    El problema no es baladí, pues la biomasa es de los pocos tipos de energía "renovable" (junto con los bio-combustibles) que permite tener un tipo de curva de demanda como la que permite sostener nuestra forma de vida actual (de clase media occidental), completamente aislada de los ciclos naturales, sin los costosos, complejos y en muchos casos completamente ineficientes sistemas de almacenamiento de energía que serían necesarios en las otras energías renovables y sin tener que recurrir, de forma masiva, a la energía nuclear que presenta algunos "problemillas" como los costes gigantescos de inversión y explotación, la gestión de los residuos radiactivos a muy largo plazo y los accidentes (raros pero potencialmente devastadores para países enteros). Bueno, de hecho en Finlandia el partido ecologista ya no se opone frontalmente a la instalación de nuevas centrales nucleares, cosa que, creo, es posible que veamos, poco a poco ocurrir en otros países, a medida que las crisis anidadas "muerdan" más fuerte y es que no hay que descartar que los partidos ecologistas, acaben "entrando en razón" (ya sabéis a qué clase de "razón" me refiero) para minimizar el cambio climático. Por ejemplo ahora que se está abriendo el debate si se prefiere cerrar primero las centrales de carbón o las nucleares, debate que está muy vivo, por ejemplo, en Alemania.
    Los bosques del mundo deberían temblar si la UE decide acabar con las centrales nucleares y de carbón a la vez...

    Recordad que, en la UE, queremos electrificar, en un par de décadas, todo el parque móvil de vehículos a motor actualmente de combustibles fósiles, y, por supuesto, queremos suministrar toda esa demanda energética con electricidad verde o al menos con muy bajas emisiones de CO2...ya sabéis, para "salvar" el planeta, claro...

    Bueno pero como los europeos somos todos muy verdes, y estamos a la vanguardia del mundo mundial en la reducción de la contaminación y, por supuesto, de las emisiones de los gases de efecto invernadero resulta que desde 2008 hasta el año pasado (en 10 años), la cuota de ventas de coches SUV's, es decir, los más grandes, pesados y menos aerodinámicos, y que son una auténtica aberración energética, pues son los que más energía consumen y más CO2 emiten por Km, pues bien sus ventas se ha multiplicado por más de 4, pasando del 8% del mercado al 35%, y de hecho la tendencia NO se está frenando sino que de hecho se está acelerando (línea roja de gráfico de abajo):


    "Gracias" a esta "SUVificación" del parque de vehículos, las ganancias de eficiencia de los motores se han visto contrarrestadas y de hecho las emisiones de CO2 debidas al tráfico rodado, han dejado de caer y presentan ahora una tendencia ligeramente creciente, por el tipo de coche que nos gusta conducir.

    Todo apunta a que nuestro deseo de coches grandes, fuertes y potentes va a seguir por mucho tiempo y apunta a que la tendencia es igualarnos con USA, donde tienen una cuota de mercado de casi el 70%


    Detrás, por supuesto, vienen el resto de los países menos desarrollados, que aspiran a imitarnos y alcanzar nuestro estatus. En su momento les ocurrirá como a nosotros ahora, que no deja de sorprendernos cómo podíamos/podían viajar en los Seat 600 o Renault 5 y otras cafeteras similares de los años 60's y 70's del pasado siglo, que nos parecen ahora de juguete, ridículamente pequeños e incómodos, fruto del subdesarrollo tan grande que vivía nuestro país. Afortunadamente hemos dejado todo eso atrás...

    Pero bueno como vamos a electrificar todos los coches, no hay ningún problema medio-ambiental por tener un SUV o un Hummer o lo que haga falta....Todos van a ser, por supuesto, verdes y sostenibles. Volveré sobre este tema en este artículo después.

    La otra solución verde que se está trabajando a fondo en los países ricos para des-carbonizarse,  en particular el transporte, son los llamados bio-combustibles, que son combustibles orgánicos, y por tanto verdes,  procedentes de cultivos vegetales (como el etanol proveniente de la fermentación de maíz), que van a competir, que a nadie le quepa duda, con la demanda de alimentos de los países más pobres a nivel mundial, la AIE (Agencia Internacional de la Energía), está muy molesta por que en 2018 la producción de bio-combustibles para el transporte "sólo" creció un 7% y sólo se espera un crecimiento del 3% en los próximos 5 años, cuando el objetivo es que creciese a un ritmo del 10% TODOS los años, para alcanzar nuestros objetivos de sostenibilidadLa UE tiene como objetivo que un 10% del consumo de energía para el transporte en 2020 sea de origen renovable y una buena parte, sino la mayoría de la contribución, serán bio-combustibles. Recientemente la UE ha aprobado la prohibición del uso de aceite de palma para bio-combustibles a partir de 2030, pero esto no salvará a los bosques de Indonesia o Malasia, pues la India y China absorberán, con creces, esa demanda (previsto que crezca 5 veces hasta 2030) y la UE simplemente importará otras materias primas para los bio-combustibles que provendrán de la destrucción de otros países distintos y que no provengan de Indonesia y Malasia, a partir de 2030; pues una cosa está clara, los países ricos de Europa no tienen recursos forestales propios, ni quieren, por supuesto, destruirlos, para sostener el descomunal consumo energético de nuestros países.

    Por cierto, me encanta la "nueva" Kenia (con su plan Kenia Vision 2030), con sus magníficos proyectos de desarrollo, por supuesto todos "verdes" y "sostenibles" que han llegado, para quedarse, con esa mezcla, tan interesante, de progreso y vida salvaje...:




    ¿Qué esperabais, que Kenia siga siendo siempre un país con su población perpetuamente en la miseria para que los turistas de los países ricos puedan hacerse buenas fotos de leones, jirafas y elefantes en medio de la naturaleza salvaje que colgar en Facebook?
    Evidentemente Kenia no es la excepción, sino la norma y va a desarrollarse económicamente como el resto, y con idéntico resultado para la "naturaleza".

    ¿Al mirar las fotos anteriores, es que acaso no veis con qué fuerza sopla El Huracán del Progreso?

    Volviendo otra vez al esquema de soluciones verdes que se defiende desde los gobiernos, empresas e incluso algunas organizaciones ecologistas, entre ellas está el coche eléctrico, la electrificación del transporte privado; y frecuentemente se pone como ejemplo el caso de Noruega como lo que deberían hacer el resto de países para tener una adaptación "exitosa" y "rápida" desde el muy contaminante coche con motor diesel o gasolina, al muy verde y "ecofriendly" coche eléctrico ("verdor" más que discutible pero que no voy a analizar en este artículo), para llegar en pocos años a las "cero emisiones" de CO2.
    Hay un excelente artículo, de hace ya unos años de la Universidad de Oslo, pero cuyas conclusiones siguen prácticamente vigentes, sobre los incentivos del gobierno noruego al coche eléctrico y si procede que el resto de países las adopten de la misma forma.

    Los incentivos que se dan al coche eléctrico en Noruega son:
    a) Exención completa de IVA (que es el 25% del valor del coche en Noruega)
    b) Los aparcamientos en los espacios públicos son gratuitos
    c) Acceso universal a zonas restringidas a otros vehículos de motor (centro de ciudades)
    d) Uso gratis de la mayoría de los peajes de las carreteras y de ferrys (hay que recordar que Noruega, con su geografía de fiordos, los ferrys son una herramienta de transporte básica)
    e) Se les permite el uso de carriles de autobús y taxis en las ciudades
    f) Carga eléctrica gratuita en los rápidamente crecientes punto de carga de financiación pública
    g) Exención del 50% de los impuestos para compra de vehículos eléctricos de empresa

    Hay que recordar que casi toda la electricidad que consume Noruega es de origen hidro-eléctrico, y por tanto muy barata y renovable, por lo que el coste de la electricidad en ese país es muy muy bajo comparado con, por ejemplo, España (bueno España tiene además el agravante de su mafioso oligopolio al que, por lo que están haciendo con la electricidad doméstica, no le veo la mínima intención de regalar la carga de baterías de los nuevos coches eléctricos); a nivel geo-estratégico el coche eléctrico en Noruega podría considerarse una estrategia de soberanía energética, aunque hay que decir que Noruega tiene mucho petróleo (aunque no le quedan muchas décadas de superávit), pero dadas las necesidades y procedencia del litio y otros metales para las baterías no dejarán de depender del exterior (pasarán a depender de otros países proveedores de materias primas y fabricantes de las baterías, que actualmente duran sólo del orden de 8 años).

    Por otro lado a los vehículos con motor de combustibles fósiles, en Noruega se ha desincentivado su compra con otra serie de medidas punitivas para quien los compre:
    a) Subida del IVA al 25%
    b) Impuesto por las emisiones de CO2
    c) Impuesto por las emisiones de NOx
    d) Impuesto por el peso del vehículo (en los eléctricos da igual el peso, pues al energía es verde)
    e) Subida muy fuerte de los impuestos al gasoil y a la gasolina

    Según el artículo citado, el coste de los incentivos, en cuanto a menor recaudación de impuestos y otros costes descritos, para el gobierno de Noruega es de unos 8.100$ por coche y año (7.300 € por coche y año); lo cual es una gran cantidad de dinero que sólo países con un fondo soberano como Noruega, cuyo valor es del orden del 80% del PIB de España, para un país de unos 5 millones de habitantes (frente a 47 millones de españoles), pueden permitirse.

    Por todo lo anterior, ahora mismo, teniendo en cuenta el ciclo de vida de un coche, actualmente es más económico comprarse un coche eléctrico en Noruega que uno de combustibles fósiles en la misma gama de vehículos; y de hecho en los últimos meses las ventas totales de coches eléctricos se han acercado y, en algún mes puntual, han incluso superado, a las de combustibles fósiles, no obstante, el parque de coches eléctricos "puros" (no híbridos, ni híbridos enchufables que tienen motores de combustión interna), sólo representan el 7,8% del total de coches al final del primer trimestre de 2019 en Noruega



    Ahora nos deberíamos fijar en QUIEN está, de verdad, comprando esos magníficos y verdes coches eléctricos para saber a qué o quien, verdaderamente, está subvencionando el gobierno noruego (análisis que sirve en buena parte para otras regiones del mundo, como California):

    Según las estadísticas del propio gobierno de Noruega (usar traductor de google para ver esta página en castellano), nos encontramos con que:

    a) El 64% de las familias que han comprado los coches eléctricos tienen al menos otro coche de combustión interna y en muchos casos 2 ó más, es decir, el coche eléctrico en realidad es una especie de "complemento" de los coches de combustión interna para la mayoría de las familias noruegas.

    b) El 25% de las familias con mayores ingresos de Noruega tiene 15 veces más probabilidades de comprarse un coche eléctrico que el 25% de las familias con menores ingresos, es decir, el coche eléctrico está siendo adquirido, muy mayoritariamente, por familias de alto poder adquisitivo, las cuales cambian de coche con mucha mayor frecuencia, de ahí el alto porcentaje en las ventas de los vehículos eléctricos; los pobres "estiran" los coches hasta 15 ó 20 años, los más pudientes los cambian en el rango de los 5 - 10 años. Las medidas punitivas para la compra y el uso de los coches de combustibles, por supuesto, machacan sobretodo a las familias más pobres y los 8.100$ al año van, por tanto, para subvencionar a las familias más ricas.

    c) A pesar de todo, los hogares con automóviles eléctricos siguen haciendo más kilómetros con combustibles fósiles (más de 60%) que con el coche eléctrico (menos del 40%)

    d) En otro artículo han analizado los hábitos de uso del transporte público de las personas que tienen coches eléctricos y las que usan coches de combustibles fósiles y lo que se observa es preocupante:


    Se observa que tras la adquisición del coche eléctrico el uso del transporte público baja, lo cual si se analiza desde el punto de vista del consumo energético global, y por tanto, de las emisiones, significa que el uso de coche eléctrico hace que más personas usen el vehículo privado, y esto es así por las mucho mayores facilidades de acceso a las ciudades y para encontrar aparcamiento gratuito que ahora tienen los propietarios de los coches eléctricos.

    e) Por otro lado en ese estudio aparece que sólo el 14% de los usuarios de coches eléctricos van al trabajo en bicicleta, andando o en transporte público mientras que eso lo hace del orden del 50% de los que tienen coches de combustibles fósiles. No hay que ser un lince para saber porqué, y es que simplemente los que tienen ingresos más altos siempre han usado más el coche privado que el transporte público, entre otras cosas porque económicamente no necesitan el transporte público y con los incentivos que tiene el coche eléctrico, aún es más fácil para ellos evitar rozarse con los "deplorables" currelas en los trenes, metro y autobuses, para llegar al centro de las ciudades. ¿Es eso bueno para "salvar" el planeta?, lo dudo.

    En realidad las familias con menos recursos no se pueden permitir tener varios coches, y dados los problemas para la carga (requiere tener un garaje propio y una conexión eléctrica de alta capacidad y coste), así como de autonomía limitada que tienen los vehículos eléctricos (salvo los muy muy caros), a la hora de comprar un vehículo, las familias menos pudientes no tienen más remedio que decantarse por los de combustible fósil del segmento económico, como bien sabe el gobierno noruego y en general todos los gobiernos del mundo.

    Lo que está ocurriendo es que los incentivos a los vehículos eléctricos, al menos en la situación actual y sospecho que para siempre, son en realidad un ingente incentivo para las clases más pudientes (20-25% de la población), que ven abaratar el uso del automóvil, tener a su disposición amplios privilegios de acceso a zonas "vedadas" a los "deplorables", al populacho, en el centro de las grandes ciudades, y dormir con la consciencia tranquila por estar "salvando al planeta" sin tener que usar el molesto e incómodo transporte público, andar o usar la bici.

    Sí, queridos lectores, las clases existen, nunca han dejado de existir, y cuando se analiza a quien benefician determinadas políticas (que construyen privilegios) es cuando mejor se aprecia su existencia. 
    El modelo noruego de incentivo del coche eléctrico es un gran esquema de promoción de los Privilegios de Clase (da igual que muchos miembros de esa clase privilegiada se consideren "de izquierdas", "social demócratas" o "ecologistas", eso no perturba la existencia y defensa que hacen de esos privilegios). 
    La Globalización es, para mi, otro palmario ejemplo de promoción de los Privilegios de Clase (olvidaros del 1%, los beneficios de la globalización van para el "Paretiano" 20%).

    Se están desviando recursos públicos esenciales destinados a la promoción del coche eléctrico que deberían ir, por ejemplo al incremento, la mejora y abaratamiento del transporte público, al uso de transporte por mercancías en tren y barco en vez de camiones, a la re-localización de la producción (sí, sí, por tarifas, ¡porqué no!), promover mejoras en transporte por tren "normal" y no el AVE, ni el avión, etc... es decir hacer cosas que de verdad puedan tener efectos sobre la disminución de emisiones y que no machaquen a los de siempre (a los "deplorables"), pero de todos esos temas no quiere hablar nuestro flamante Ministerio para la Transición Ecológica, que pretende prohibir los coches de combustibles fósiles en unas pocas décadas; no lo van a hacer, pero si lo intentan, les recomiendo que no recorten en los presupuestos de la policía y del ejército, pues los van a necesitar y con muy abundantes medios...

    En cualquier caso, incluso con las medidas que he comentado y otras, no vamos a parar, en ningún caso, la destrucción global, pero lo que sí deberíamos es ir preparando medios para la adaptación a las crisis que se nos vendrán encima en el lento proceso de declive de nuestra civilización.


    Las Grandes Falsas Soluciones


    El final de la raza humana será que finalmente perecerá de civilización
    (The end of human race will be that it will eventually die of civilization)
    Ralf Waldo Emerson (1803-1882)

    En realidad no comparto la frase anterior de Waldo Emerson, por otra parte un autor que me parece extremadamente interesante, pues yo la reharía de la siguiente manera: "El final de la civilización será que finalmente perecerá de exceso de civilización", como todas las que le han precedido, que es el argumento fundamental de este y otros artículos anteriores que he escrito. La raza humana preveo que aún durará mucho más tiempo en el planeta después de que nuestra civilización no sea más que un recuerdo o ni siquiera eso.

    En el apartado anterior he comentado algunas soluciones, más bien parches, que se están intentando para parar el llamado "calentamiento global" a base de bajar, en algunos sectores, las emisiones de CO2, pero como ya sabemos, dada la evolución de las emisiones, el impacto que tendrían su reducción drástica en toda la sociedad y la urgencia, cada vez más socialmente compartida y mediáticamente omnipresente de buscar soluciones "ya" y que "los gobiernos" atajen de forma rápida y lo más indolora posible el cambio climático, pienso que las siguientes propuestas que se harán para poder conseguir lo que buscamos, que es la de hacer compatible nuestra forma actual de vida (occidental), dar los beneficios de esa forma de vida a toda la población de la Tierra, y disminuir drásticamente los efectos del cambio climático, usando las herramientas que nos proporciona la Ciencia y la Tecnología y abordando el "Sistema Tierra" como un gigantesco problema de ingeniería al que tenemos que buscar soluciones con nuestros ingentes conocimientos técnico-científicos:  La Geo-ingeniería será, quizás, la principal estrategia que se intente, la "solución" que buscamos (por supuesto sólo a un problema específico en el que nos hemos enfocado, no en el resto de problemas que he listado al principio de este artículo que van mucho mucho más allá sólo de las emisiones de CO2)

    Hay una página web que me encanta (por el simbolismo que representa) y que resume este ambiente orientado a las soluciones indoloras al cambio climático pero manteniendo nuestra forma (despilfarradora y destructiva) de vida, Cameron Díaz lo expresa claramente cómo tenemos que abordar esta cuestión: 


    La buena de Cameron Díaz lo dice bien claro "No se trata de recortarlo todo, se trata de crear algo mejor...Podemos encontrar la manera de mantener nuestro estilo de vida y la salud del planeta, si hacemos las cosas bien".
    En realidad casi todo el mundo piensa así, pero más aún si eres una persona rica....

    Aparte de la Geo-ingeniería, la otra gran "solución" que se acabará poniendo encima de la mesa para mantener la producción eléctrica "de base" y sin emitir CO2, y que será, ya lo está siendo, la energía nuclear, en particular los reactores rápidos de sodio, los Reactores Pequeños Modulares (siglas SMR en inglés) y otras "maravillas" de la técnica que van a acabar con los problemas de costes, de seguridad, generación de residuos y proliferación nuclear todo a la vez. Bueno si Bill Gates está detrás del desarrollo de los reactores SMR me quedo mucho más tranquilo, seguro que estos no fallarán ni se "colgarán" nunca, y además puedes tener uno casi en cada casa....

    En este artículo no hablaré de todo ese cúmulo de fantasías que rodean a los "nuevos" reactores nucleares, a lo mejor lo hago en otro artículo futuro.

    A la hora de la frenética busca de soluciones, en el caso de las emisiones de CO2  hemos de tener en cuenta quien las emite, porque una cosa es que "queramos" hacer algo y otra que "podamos" hacer algo.


    En el informe de la petrolera BP llamado "BP Statistical Review of World Energy 2019", en la página 57 aparece una tabla con las emisiones de CO2 por países y regiones, y hay una columna que indica el % del total de emisiones por cada país o región del mundo, si nos vamos la fila que indica "Total Europe" vemos que el % de emisiones respecto al global es de 12,5%, en ese listado se ha incluido como "Europe" Turquía y Ucrania, supongo que por "deseos" del Departamento de Estado Norteamericano, pues nunca se incluyen esos países en las estadísticas de Europa, si quitamos esos 2 países el porcentaje de emisiones de CO2 de toda Europa respecto al global es de 10,7%, y eso incluyendo absolutamente todos los países de Europa incluso los que no están en la UE ni otras instituciones (como Albania, Croacia, Serbia, Montenegro, Macedonia, etc....).

    Entre 2007 y 2018 las emisiones de CO2 en Europa cayeron un 15,5% desde las 4.344,8 Mtn (megatoneladas) hasta las 3.672 Mtn; es decir, una bajada de emisiones de 672,8 Mtn de CO2.
    Pero ¿creemos que somos nosotros, los europeos, emitiendo sólo el 10,7% y con nuestro "liderazgo" los que vamos a cambiar la tendencia de las emisiones globales?

    Veamos por ejemplo el caso de China (incluyendo a Hong Kong), que representaban en 2018, el 28,1% de las emisiones de CO2 globales, y crecieron, entre 2007 y 2018 un 27,8% pasando de 7.457,7 Mtn a 9.528,2 Mtn, es decir, un incremento de 2.070,5 Mtn, lo cual quier decirse que el incremento de las emisiones de China es el triple de la reducción de las emisiones realizada por los países europeos, que es la única región, junto a Norteamérica, que ha reducido las emisiones


    En el caso de USA, sus emisiones de CO2 representaban, a finales de 2018, el 15,3% de las globales (un poco más de la mitad de las de China) y entre 2007 y 2018 las emisiones de CO2 de USA bajaron un 9,35%, pasando de las 5.675,7 Mtn a las 5.145,2 Mtn, es decir, una bajada de emisiones de 530,5 Mtn. La suma de las bajadas de emisiones de Europa y USA (1.203,3 Mtn) han sido, por tanto, sólo un poco más de la mitad del incremento de emisiones que ha realizado China en ese período.


    Haciendo este ejercicio a escala global, tenemos que el mundo ha pasado de emitir 30.336,7 Mtn en 2007 a emitir 33.890,8 Mtn, es decir, el mundo emite un 11,7% más de CO2 en esa década, 3.554,1 Mtn más de CO2, eso a pesar que Europa y USA han bajado en total en 1.203,3 Mtn sus emisiones. Por tanto en realidad el resto del mundo, quitando la bajada de emisiones en Europa y USA, ha emitido en 2018 un total de 4.757,4 Mtn de CO2 más que en 2007; o dicho de otro modo, el incremento de las emisiones de CO2 por el resto de países del mundo (fundamentalmente en Asia) entre 2007 y 2018 es un 30% mayor que las emisiones TOTALES de CO2 de Europa en 2018; o también expresado de otra forma si TODA Europa hubiese emitido CERO toneladas de CO2 en 2018, aún así las emisiones de CO2 globales hubiesen subido en 1.085,4 Mtn en esa década (un 3,6% más).


    Hay que tener en cuenta que los ritmos de subida de las emisiones en el resto del mundo son de varios % al año, por ejemplo China creció sus emisiones en 2018 en 2,2%, la India un 7%, Vietnam un 14,8%, Indonesia 5,2%, Corea del Sur (país desarrollado) 2,8%, Malasia 3,6%, Bangladesh 9,3%, Pakistán 3,8%, Filipinas 3,8%, Irak 13,3%, Irán 5,5%, Argelia 6%, Marruecos 4,6%, Rusia 4,2%, Kazajistán 12,9%, Turkmenistán 9,3%, Bielorrusia 4,9%, etc...Hay relativamente pocas bajadas de emisiones entre los países del 3º mundo y emergentes, y sólo destaca Venezuela con 13,2% de bajada en 2018 que indica un verdadero colapso económico.

    A efectos globales en realidad lo que va a tener un impacto significativo no es lo que hagamos en Europa, sino lo que hagan los países emergentes y del 3º mundo, en particular en Asia, pues en esa tabla puede apreciarse que ya las emisiones de los países que no son de la OCDE (la OCDE son los países con mayor PIB per cápita, es decir, desarrollados) suponen casi un 64% del total de las emisiones y creciendo cada vez más.

    Especial mención merece la bajada de las emisiones de España entre 2007 y 2018 que ha sido de un 16,2%, de 352,3Mtn a 295,2 Mtn. Por ejemplo la muy verde Alemania, siempre con fuerte representación de partidos verdes en el parlamento y a la vanguardia de la "descarbonización" de la economía gracias a la Energiewende (transición energética), en ese mismo período pasó de emitir 806,5Mtn a 725,7 Mtn, es decir su bajada ha sido de un 10%, mucho menos que la bajada de emisiones de España y muy muy lejos de los objetivos que tenían previstos, pero claro, el sufrimiento económico de la España post-burbuja no tiene nada que ver con la evolución económica de Alemania en esos años. En realidad la muy verde Alemania obtuvo obtuvo casi los mismos resultados, en disminución de emisiones en ese período, que la reaccionaria USA.

    Por supuesto los muy verdes alemanes consumen mucha más energía y emiten mucho más CO2 "per cápita" que los españoles, siguiendo las estadísticas de la propia UE, podemos ver que las emisiones de CO2 del alemán medio están en el entorno de 9,70 TnCO2/año, sin embargo las emisiones del español medio son de 6,09 TnCO2/año ambos datos en 2017, es decir, cada alemán emite un 59% más de CO2 que cada español, y eso por muy verdes que sean los alemanes respecto a los españoles.

    Es aún más interesante comparar las emisiones "per cápita" de los "subdesarrollados" chinos con los "muy desarrollados" españoles; pues bien tomando los datos de la tabla anterior, cada chino de media emite 7,72 TnCO2/año, es decir, supera con creces las emisiones del españolito medio (un 26% más que cada español), y creciendo fuerte año a año, sin embargo para el "malvado" emisor de CO2 español (que son unos 47 millones), que según parece se están cargando el planeta, se están preparando una serie de medidas drásticas para limitar sus emisiones de CO2, mientras que los pobrecitos chinos, que son del orden de 1.400 millones y por tanto según parece no tienen impacto global, a pesar de emitir bastante más CO2 "per cápita" que los españoles, no se les puede poner ningún freno al crecimiento frenético de sus emisiones de CO2 para el futuro (bueno, Trump se los está poniendo....)

    El caso de los franceses es aún más flagrante, pues cada francés medio emite del orden de 5,2 TnCO2/año que es un 48% menos "per cápita" que cada chino (que son, repito, 7,7 TnCO2/año), y sin embargo el gobierno francés los va a crugir a impuestos al diésel para "salvar el planeta del cambio climático", luego pasa lo de lo "chalecos amarillos", etc...pues lo malo es que la gente conoce las estadísticas de emisiones, y esa es la gran dificultad para conseguir un cambio verdaderamente significativo. Quizás los gobiernos deberían decir la verdad clara sobre los motivos reales de sus intenciones y no escudarse en motivos que no se sostienen.

    Aclaro que soy un firme defensor de penalizar el uso los vehículos privados, de cualquier tipo (fósiles y eléctricos), pero siempre que se dote, al mismo tiempo, de alternativas asequibles en el transporte público, y soy defensor de estas políticas más como una medida de adaptación que de salvación porque, amigos míos, nosotros, los europeos, sinceramente no vamos a "salvar" nada....


    Muchos dirán "pero China ha firmado los acuerdos del COP21 de Paris en 2015", y por tanto puede concluirse que China, al contrario que, por ejemplo USA, ha adquirido serios compromisos de lucha contra el cambio climático y está por tanto comprometida en "salvar" el planeta....

    Bueno, antes de sostener tamaña (mentira) afirmación, deberíamos conocer qué exactamente ha firmado China como "acuerdo de reducción de sus emisiones" en 2015.
    En realidad en el acuerdo de Paris de 2015 (COP21) anunciado como un "éxito" por la firma de China, ese país a lo que se comprometió es a bajar la intensidad en carbono de su economía, para llegar al 60-65% en 2030, respecto a los niveles de 2005, y que sus emisiones alcancen un máximo en 2030, desde donde empezarían a bajar ya en términos absolutos (yo tengo que ver que eso suceda de forma voluntaria cuando llegue el día).
    Intensidad en carbono de una economía es la cantidad de CO2 que produce por unidad de PIB.

    Veamos qué significa exactamente este compromiso respecto a la "intensidad en carbono" de su economía: si tomamos los datos de 2005 la economía china tuvo ese año un PIB de 2,286 billones$, y las emisiones de CO2 fueron de unas 5.600 MtnCO2, lo cual quiere decirse que la intensidad en carbono de China en 2005 fue de (5.600x1e6tnCO2/2.286.000M$) =  2.448,6 TnCO2/M$; como el compromiso de china es estar por debajo del 65% de ese valor en 2030, la intensidad en carbono ese año deberá ser de menos de 2.448,6 x 0,65 = 1.591,6 TnCO2/M$.

    Ahora bien, China no ha tomado ningún compromiso respecto al crecimiento de su economía, ni sobre las emisiones totales, sólo sobre un parámetro relativo (la intensidad en carbono). Es decir, si la economía china sigue creciendo a los ritmos del 6% a que nos tiene acostumbrados y partiendo del PIB de 2015, cuando firmó el acuerdo COP21, en que el PIB chino fue de 11,06 billones$, si establecemos una progresión de ese PIB hasta el 2030 considerando que va a seguir creciendo al 6% (cosa que veo muy improbable pero que haremos a efectos de evaluar el grado del compromiso adquirido), tenemos que en 2030 el PIB de China podría llegar a ser de 26,11 billones$, como la máxima intensidad en carbono a que se han comprometido el gobierno chino es de 1.591,6 TnCO2/M$, quiere decirse que, en realidad, cumpliendo escrupulosamente el "magnífico" acuerdo de París COP21 de 2015, las emisiones de CO2 de China podrían ser "sólo" de 41.552 Mtn de CO2, es decir, bajo este acuerdo, las emisiones de China, que eran de 9.265,1 MtnCO2 en 2015, se podrían multiplicar por más de 4 veces en 2030 y seguiría cumpliendo escrupulosamente los tan celebrados acuerdos de "reducción de emisiones" de Paris COP21 de 2015. Es más, con la anterior simulación, las emisiones sólo de China en 2030 serían del orden de un 23% mayores que las emisiones de TODO el mundo en 2018. No creo que eso sea precisamente el camino para desacelerar los efectos del cambio climático.

    En realidad China no se ha comprometido absolutamente a nada, zero, nil, nothing, rien, nicht, a ninguna reducción de sus emisiones de CO2 en 2015 ni nunca, a pesar de que produce casi el 30% de las emisiones globales y no dejan de crecer; y vamos a ver que si China sigue creciendo económicamente (que lo hará), sus emisiones van a seguir creciendo, y los niveles de CO2 en la atmósfera van a seguir subiendo por muchos impuestos al diésel y mucha persecución a los motores de combustibles fósiles que se hagan en Europa, que no digo que no haya que hacerlo, lo que dudo, como llevo contando en todo este artículo, es que tenga un impacto significativo en frenar los niveles de CO2 atmosféricos.

    Por supuesto China ha estado urgiendo varias veces, como en diciembre de 2018 en la ONU, a los países desarrollados a "pagar su deuda medio-ambiental", pues no están "haciendo lo suficiente" para bajar mucho más sus emisiones de CO2 y ayudar a los países pobres; lo cual es una política muy inteligente por su parte.

    Lo siento, aunque me llamen racista o "supremacista" o similar pero para mi un país de 1.400 millones de personas y con unas emisiones de CO2 "per-cápita" de 7,7 TmCO2/año, bastante mayor que las de España, y casi un 30% de las emisiones globales, debería liderar la bajada de las emisiones, me da igual si aún mantiene la etiqueta de "emergente" o "en vías de desarrollo", pues  en realidad no carece de sentido lo que muchos dicen de que esas presiones de China a los países ricos para que bajen en picado sus emisiones, en realidad lo que esconden es una estrategia de minar la competitividad de esos países, en otra forma de "dumping" medio-ambiental, para facilitar el traslado de las industrias a su suelo. El hecho de que yo piense que esto es así no significa que no piense que TODOS  tenemos que bajar las emisiones (España también), y si China no las baja habrá que tomar medidas por ejemplo en el comercio internacional para que lo haga, si de verdad queremos atacar el problema de raíz del cambio climático (que no lo haremos).


    Para poder entender porqué las emisiones de CO2 de los países asiáticos son tan altas, y su producción energética tan "competitiva" (de bajo coste), deberíamos ver cuales son sus fuentes principales de energía:






    En la gráfica de barras anteriores, en la columna de "Asia Pacific" (Asia-Pacífico) puede verse que de toda la energía primaria que se consume en esa región (donde están China, India, Vietnam, Indonesia, Corea del Sur, etc...) cerca del 50% proviene del carbón (barra de color gris), mientras en Europa es del orden del 17% y en Norte América del 13%; hay que tener en cuenta que es el carbón el combustible que, con diferencia, origina las mayores emisiones de CO2 por unidad de energía producida.


    Otra forma de verlo es dónde, en qué región, se consume cada tipo de combustible:




    Como puede verse en la anterior gráfica, del orden del 76% de todo el carbón ("Coal") que se produce en el mundo se consume en la región de Asia-Pacifico, que recuerdo no está sujeta, a efectos prácticos, a ninguna limitación de emisiones. Sumando Europa y América del Norte (USA + Canadá + México) entre ambas regiones no llegan al 18% del consumo total de carbón global, es decir, en la región Asia-Pacífico se consume más de 4 veces el carbón que se consume en Europa + Norte América.

    Los países emergentes de Asia bajo ningún concepto van a bajar su consumo de carbón, ni por supuesto sus emisiones de CO2, pues es la única fuente de energía económica de que disponen para poder tener un fuerte desarrollo económico, y no depender del exterior. Por ejemplo la India tiene grandes reservas de carbón y la evolución de su consumo en los últimos años ha sido espectacular, su crecimiento del consumo de carbón en 2018 fue de 8,7%:



    La India prácticamente ha duplicado su consumo de carbón entre 2007 y 2018, y no va a dejar de hacer crecer ese consumo para su inmensa y creciente población (de 1.352 millones de habitantes en 2018, pronto alcanzará en población a China) y que quieren alcanzar, algún día, nuestros niveles de vida (sólo en 2018 las emisiones de CO2 de la India subieron un 7%)


    A efectos globales podemos ver cual es el origen de la energía que consumimos para tener una idea de los retos a los que nos tenemos que enfrentar, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (siglas en inglés IEA):




    El carbón es la segunda fuente de energía en el mundo, sólo por debajo del petróleo, pero puede verse que desde el año 2000 al 2018 la cuota de uso del carbón ha pasado del 23% al 26% del total y esto ha sido por el crecimiento económico de Asia (gracias a la globalización) más dependiente del carbón como fuente de energía barata, y en cambio el petróleo ha bajado su porcentaje de uso del 36% al 31% por esta misma causa y también su menor uso como combustible de generación eléctrica en Oriente Medio. El gas es otro combustible cuyo uso ha subido del 21 al 23%, al cerrarse muchas centrales de carbón principalmente en Europa  y USA y pasar a usarse gas natural en ciclos combinados (de aquí viene una buena parte de la reducción de emisiones de CO2 en estas regiones).


    De la tabla de arriba puede verse que la contribución de los combustibles fósiles (petróleo + carbón + gas natural) en la generación global de energía sigue siendo exactamente la misma en 2000 y 2018, es decir de un 80% del total, y todo eso a pesar del (teórico) "inmenso" despliegue de las energías renovables por todo el mundo, y como en realidad estamos consumiendo mucha más energía en 2018 que en el año 2000 quiere decirse que las emisiones de CO2 han subido muchísimo en ese período, como ya comenté anteriormente.


    No, en los últimos 18 años no se ha visto por ningún lado la "descarbonización" de la producción energética a nivel global, al contrario, lo que sí se observa es una cada vez mayor dependencia del carbón en el mundo, dado el crecimiento de Asia, por lo que lo esperable es que el carbón pase, en unos años, a ser la principal fuente de energía en el mundo, incluso por delante del petróleo, pues el carbón es la fuente de energía de los países pobres,  lo cual no es precisamente lo que se necesita para bajar las emisiones de CO2. Iros olvidando ya de que China, la India o Vietnam monten paneles solares y aerogeneradores y abandonen el carbón, simplemente no pueden desarrollar una industria fuerte con esa energía y a ese coste...

    De hecho el traslado masivo de la producción de células fotovoltaicas de Europa, USA y Japón a China a partir de 2008 se debió a: una mano de obra disciplinada, muy muy barata y poco conflictiva (por la cuenta que le tiene), un coste energético bajísimo por el uso masivo de carbón, y unos estándares ambientales casi inexistentes o que no se perseguían digamos en exceso y que ha dejado un rastro inmenso de contaminación de suelos, suelos y aire de tetracloruro de sílice y ácido fluorhídrico, pero que ha conseguido bajar muchísimo el coste de las células fotovoltaicas. Si se internalizaran todos y cada uno de los gastos sociales y medio-ambientales de la producción de células fotovoltaicas los costes probablemente no serían, ni mucho menos, tan bajos como ahora.
    Esto es válido, en mayor o menor grado, para el resto de las industrias que se han des-localizado a China gracias a la globalización.

    Conviene echarle un vistazo a la parte de las energía renovables en la tabla anterior, podemos ver que la solar y la eólica entran dentro de la categoría de "Other renewables" (otras renovables), junto con alguna otra fuente de energía renovable como la geotérmica, etc...por tanto en 2018 representan menos del 2% de la generación mundial de energía total.

    En el futuro se pretende que en unos cuantos años se descarbonice completamente la economía global promoviendo la energía solar y la eólica fundamentalmente (la hidroeléctrica está ya muy limitada y la biomasa, mejor me callo), lo cual implica hacer que el exiguo 2% renovable pase a "comerse" al 80% fósil empleada actualmente; es decir, que multipliquemos su producción por 40, y todo eso además en un entorno de aumento frenético del consumo energético en los países del 3º mundo y emergentes....
    Debo ser un pesimista redomado pero que queréis que os diga, no lo veo posible, se ponga Greta Thunberg como se ponga, y por muy bienintencionados que sean sus llamamientos.

    Lo diré más claro aún: los países del 3º Mundo y los emergentes van a quemar hasta el último trozo de carbón, van a rebañar hasta el último poso de petróleo del barril, van a quemar hasta el último metro cúbico de gas para acercarse un poco más a las condiciones de vida que disfruta Greta Thunberg y su familia en Suecia.

    Calculo que, como mucho, puede haber en el mundo unos 1.500 millones de personas que podemos considerar que tienen un estándar de vida "de clase media occidental" (algunos no lo tienen en los países occidentales y bastantes lo tienen en los países emergentes y del 3º mundo), pues bien quedan unos 6.200 millones de personas que van a luchar "a muerte" por llegar a ese estatus, y metafóricamente van a "arañar la cara" a quien intente impedirlo.

    El "Profundo Sur" estaba como en un letargo, vivían como en un sueño, con sus formas de vida ancestrales y, desde hace algunos siglos, los hemos despertado de sus vetustos ensueños. Al principio a cañonazos, y luego con millones de Misioneros del Progreso con nuestras herramientas científicas, y técnicas, nuestros Derechos Universales, nuestros relatos, nuestro arte, nuestras visiones, nuestros deseos, nuestra democracia, etc....Y ya no hay marcha atrás,  pues se trata, ni más ni menos, que del Huracán del Progreso.

    El avance del Progreso está sustentado tanto por la esfera del "Beneficio" (económico) como por el ámbito de los "Derechos Universales Abstractos", que fundamentan el "Reconocimiento" hegeliano del "Otro", en realidad dos caras de la misma moneda en que se fundamenta el mito Ilustrado y que analicé en un artículo de hace años sobre el "Ultimatum Game".

    Igualmente los líderes y personas pertenecientes al movimiento "Extinction Rebellion", si de verdad quieren que sus actos tengan un impacto fuerte, deberían centrar sus acciones en China, India, Vietnam, Bangladesh, etc...que es donde se va a decidir el futuro de las emisiones de gases de efecto invernadero, Europa sólo emite algo más del 10% y sólo se pueden conseguir migajas aunque Europa se descarbonice.

    Me gustaría ver más acciones contra las emisiones de CO2 de "Extinction Rebellion" no tanto en Londres, Glasgow, Berlin, Amsterdam, Madrid, Barcelona o Milán, como más manifestaciones y acciones masivas en Calcuta, Pekín, Shanghai, Quito, Ho Chi Min, Daca, Abuya, Bombay, Karachi, Manila, etc...
    Pero no lo tendrán fácil allí.

    Me hace un poco de gracia esa idea de que Europa "sirva de ejemplo" y "liderazgo" para que el resto de los países se descarbonicen; supongo que esto también incluye los países pobres (no OCDE), que son quien más CO2 emiten en total; y es que eso implica no tener en cuenta las perentorias prioridades del Sur hiper-poblado y pasar por alto lo lejos que están de nuestra forma de vida y nuestros "deseos" de los suyos, pues por mucho que las poblaciones de esos países se vean afectados por el Cambio Climático, para ellos es algo lejano e hipotético frente a la opresiva  y omnipresente miseria diaria (que sólo se puede paliar con energía en abundancia y asequible). De hecho pienso que es probable que esta forma de intentar condicionar a los países pobres sea tenido por éstos como una nueva forma de "neo-colonialismo" bajo una pátina verde, y acaben pensando que otra vez son los ricos "de siempre" (que ya los conocen desde hace siglos) los que vienen una vez más a decir a los "nativos" lo que tienen que hacer para "salvarse" porque, en el fondo, temen perder su forma de vida (de ricos), cuando otros nunca la han tenido.


    Evidentemente los líderes de grandes países como China y la India, saben perfectamente la que se les viene encima, no son negacionistas del cambio climático en absoluto, llevan décadas, por ejemplo,  siguiendo la evolución de los glaciares el Himalaya, que es el que llaman "Tercer Polo de la Tierra" por el ingente volumen de agua en forma de hielo que contiene y es lo que permite sostener los cursos de agua de los principales ríos del Sur de Asia que nacen allí: el Indo, Ganges, Brahmaputra, Mekong, Yang Tze y otros muchos ríos más secundarios, y se calcula que de las 10 cuencas de ríos más importantes que se surten del deshielo del Himalaya en una buena parte de su agua, alrededor de ellos viven 1.900 millones de personas, que se verían seriamente afectados por la merma de esos glaciares.


    Y este es sólo uno de los múltiples problemas que producirá el Cambio Climático y que empiezan a observarse, otros serían las sequías persistentes, las lluvias torrenciales, las olas de calor devastadoras, la intensificación de la frecuencia y potencia destructora de los huracanes (tifones), etc...En general una mayor inestabilidad climática a medida que la atmósfera acumula más energía y que irá empeorando poco a poco.

    De todo eso son perfectamente conscientes las élites de esos países y saben que tendrán que hacer "algo" en unos años, pero desde luego sin llegar NUNCA a comprometer, en lo más mínimo, el crecimiento económico de sus países, pues una buena parte de la legitimidad de las élites políticas de esos países reside, como no puede ser de otra forma dado el nivel de miseria de la población, en el sostenimiento de unas altas cotas de crecimiento económico que de esperanzas a la población de un futuro mejor. Si el crecimiento se detiene, ellos saben que enseguida comenzarán las "primaveras", las "revoluciones de colores", los "indignados", las revueltas "indígenas" y otros disturbios sociales, más o menos intensos, que hemos observado en muchos países recientemente y que pueden dar al traste con el sistema político existente. Nadie, ninguna élite política, va a exponerse a eso voluntariamente (tampoco en los países desarrollados, pero en los países pobres, y por tanto más inestables, aún menos).

    Es por eso que será cada vez más tentador el uso de la Geo-ingeniería, que permitiría conseguir el sueño del Crecimiento Sostenible a toda mecha, sin tener que cambiar absolutamente nada de las políticas económicas, y por tanto energéticas, actuales y conseguir detener e incluso revertir el cambio climático.

    Por ejemplo en un reciente artículo de la revista Nature de Abril de 2018, se llama a los países en desarrollo a liderar las investigaciones en el campo de la geo-ingeniería solar pues son los países más poblados y los que tienen más que perder en este tema.
    En China hay un grupo muy activo de la universidad de Zhejiang y otro en la universidad de Pekín que están haciendo investigaciones sobre la geo-ingeniería.
    Es de esperar que estas investigaciones crezcan exponencialmente, junto con los problemas del Cambio Climático.

    Después de todo, si ya hemos "controlado" todo el planeta, ¿porqué no podemos controlar su clima?, ¿acaso nos faltan cerebros capacitados, tecnología avanzada, conocimientos científicos si todos los científicos del mundo se unen y colaboran en una tarea tan importante que acabará beneficiando a toda la Humanidad?¿Si viniese un asteroide del espacio en colisión directa con la Tierra, acaso no nos uniríamos y con el esfuerzo de todos no desarrollaríamos una solución entre todos para intentar salvar a la Humanidad usando todos los medios a nuestro alcance, empezando por dedicar a ello a todos nuestros mejores científicos y técnicos?. El reto es inmenso y los riesgos también pero con la ingente acumulación de saber científico y técnico seguro que podemos conseguirlo....O no.


    El MIT (Massachussets Institute of Technology) publicó en 2017 un artículo refiriéndose un poco a esto último y su título no deja lugar a dudas: "The Growing Case for Geoengineering", que puede traducirse por "La creciente necesidad de contar con la Geo-ingeniería" a la hora de proponer  "soluciones realistas" al cambio climático, más allá de los "deseos" (que no compromisos firmes) que se han conseguido hasta ahora en las cumbres climáticas y ganar tiempo hasta que estas soluciones finalmente se implementen y den el resultado esperado.


    Todo apunta a que, en vista de lo que supone frenar el crecimiento, en particular en los países pobres e hiperpoblados, no vamos a conseguir bajar las emisiones en el futuro, y cuando estas crisis "muerdan" de verdad, se van a intentar "gobernar" el clima global usando nuestros mejores cerebros, yo por mi parte, sólo espero que dure poco el experimento, porque, contrariamente a lo que se dice, en realidad sabemos muy poco de los fenómenos ultra-complejos de la Biosfera (incluyendo nuestra atmósfera) esa idea de hacer un "ajuste fino" del clima es una fantasía más de nuestra civilización fáustica en decadencia que no puede dejar de hacer lo que le ha funcionado en escalas mucho menores, pero que pienso no funcionará en la inmensa escala que hace falta.




    EPILOGO

    Escribiendo este artículo me daba la impresión que estaba redactando una perogrullada, que todos sabíamos, en nuestro fuero interno, y en muchas conversaciones coloquiales que "no hay planeta para que los miles de millones de los países pobres tengan el nivel de vida de los europeos o norteamericanos", pero ese día, queridos lectores, se está acercando.


    En realidad las civilizaciones pienso que hay que verlas como una suerte de Super-organismos, como "arquetipos" o  criaturas simbólicas que habitan las mentes humanas, con teleología, con una inmensa capacidad de adaptación, que van creando, ideológica-culturalmente, las condiciones mentales (simbólicas) idóneas para su crecimiento, salvando todos los obstáculos, deslegitimando las visiones alternativas, ampliando su tejido con las "células" humanas donde residen y extendiendo su alcance hasta agotar sus límites ecológicos, sociales y de recursos, y hasta que, aquejados de las suerte de todos los seres vivos, enferman, decaen, y por último mueren, en un proceso lento de siglos.


    En realidad estos Super-organismos son maravillas de la Naturaleza, y enriquecen la forma de ser humano en la Tierra, aportan un brillo, un lujo, una riqueza de perspectivas, de creaciones, impensables en el ámbito "eterno" del "Tiempo del Sueño" de los aborígenes, donde todo ya sucedió en un pasado mítico lejano. También traen una destrucción inalcanzable e incomprensible para el hombre "ingenuo" incivilizado, y es que esa dualidad creación/destrucción es intrínseca a cualquier acto que provenga del ser humano, y hace a la vez que estos Super-organismos sean frágiles en sus escalas de tiempo, pues están vivos en un planeta vivo.


    El que habla, sí, no es imparcial, también está "poseído" por el Super-organismo de la civilización.


    Por último creo que hay que ir bajando las expectativas sobre lo que podemos hacer para "salvar" el planeta y quizás aumentar las expectativas sobre lo que podemos hacer para adaptarnos a una civilización en decadencia, y quizás una de las estrategias es ir abandonando el Neo-Hedonismo actual e ir adoptando un Neo-Estoicismo, como hicieron nuestros antepasados en sus respectivas civilizaciones en decadencia.


    Suerte a todos


    PD: Os dejo con un vídeo que me resultó bastante divertido y que habla un poco de todo lo que menciono en el post, pero desde el punto de vista y el "tempo" de unas "piedras":






    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...