La Herejía del Futurismo (I): El Futuro es Ahora


Metropolis novel by Thea Von Harbou


Introducción

He escrito el presente artículo un poco como continuación de mi anterior post y por otro lado al acordarme de que este año (2019) es cuando, en la ficción, transcurren todos los sucesos de la famosísima película de Ridley Scott Blade Runner (1982).

Ahora, querido lector, en estos momentos, en Los Angeles, un tal Rick Deckard (Harrison Ford) estaría persiguiendo de forma implacable a los Replicantes, versión Nexus 6, huídos de las Colonias Exteriores y encabezados por ese arquetipo de guerrero ario übermensch Roy Batty (Rudger Auer), después de que éste hundiese, con sus pulgares, los ojos en el cerebro de su "Creador" (Tyrell), diciendo la famosa frase "no haré nada por lo que el Dios de la Biomecánica me impida la entrada en su Cielo", y antes de su particular Götterdämmerung final bajo la lluvia....

Creo que ahora, mejor que nunca, es el momento de hablar de la Herejía del Futurismo.



Sean Young as Rachel in Blade Runner film
Rachel (Sean Young)


Las Herejías de la Civilización

En el anterior artículo he mencionado la obra de Arnold J. Toynbee Estudio de la Historia, en ese artículo analicé algunos temas específicos de su obra, en particular la dinámica del paso de las Minorías Creadoras a las Minorías Dominantes, del fin la fase de  Estados Parroquianos, la constitución posterior de un Estado Universal y de una Iglesia Universal que marca en el tránsito hacia su decadencia y colapso (usando los términos de Toynbee) de las sucesivas civilizaciones, etc... 
Ahora me propongo usar aspectos de esa misma obra donde igualmente se analiza la decadencias de las civilizaciones pero centrándose en los aspectos ideológicos de la misma, en la dinámica de aparición de una serie cismasherejías, respecto al culto oficial, que acompañan a la decadencia de esas sociedades; aunque también pueden entenderese como formas de pensamiento o incluso formas sociales que se apartan de la narrativa o discurso ortodoxo en el que reside la mayoría de la población en esa sociedad durante las fases anteriores a la decadencia.

Según la concepción del Cisma del Alma de Toynbee, que analiza con profusión de ejemplos, las principales "herejías" (o cismas) que aparecen en la fase de decadencia de una civilización son debidas al incremento creciente de un descontento intolerable producto del hundimiento de las expectativas de la población que vive en el seno de la mismas, y de las sucesivas oleadas de crisis que van afectando cada vez más profundamente al cuerpo social, haciendo "florecer" toda una suerte de posturas, que podríamos llamar heréticas, y que se van apartando cada vez más de lo que se consideraría como la norma de pensamiento hasta esos momentos en esa sociedad.

Para Toynbee esas herejías fundamentales son : el Arcaísmo, el Futurismo, el Desapego y la Transfiguración.

Trataré de describir brevemente cada una de ellas:

La herejía del Arcaísmo, según Toynbee consistiría, según sus propias palabras en -“el intento de evadirse de un presente intolerable reconstruyendo una fase anterior de la vida de una sociedad en desintegración”-. Se trataría pues de hacer volver a las que se percibe que eran sus raíces "verdaderas"; retomar los "verdaderos" ideales, las normas, los sistemas políticos, incluso las costumbres de aquella época "dorada" donde la sociedad estaba unida, tenía metas y referentes  comunes y compartidas por la inmensa mayoría de los individuos y no sufría las lacras "decadentes" de la actualidad; puede que, en ese pasado idealizado, los individuos ni siquiera tuviesen más bienes o artefactos, pero sí eran más confiados, seguros, fuertes y con un claro sentido de unidad y proyecto de vida (o así se perciben mirando atrás). A cada una de las herejías le corresponde un tipo de salvador, y el de esta herejía, según Toynbee, escoge como su héroe a un hombre fuerte, al que el llama:  El Salvador por la Espada
Podríamos entender a los fascismos como arcaísmos, con su vuelta a los valores "fundamentales" de la sociedad, a la unión del pueblo en torno a la nación y sus tradiciones y virtudes perdidas debido a las actitudes "decadentes" contemporáneas. 
Para mi el mensaje "Make American Great Again" (MAGA), aunque pienso no es comparable con los fascismos de los años 30's, contiene un fuerte tufo arcaísta, pues pretende la vuelta a una anterior Edad de Oro Americana perdida que hay que recuperar, donde el pueblo y los líderes estaban unidos en un único y exitoso proyecto común de fuerza y prosperidad anterior a la decadencia patria producto de las plutocracias globalistas que pretende acabar con la economía, los valores y la misma identidad de la nación.
Make America Great Again

Evidentemente uso el término herejía como percibido desde el discurso "mainstream", pero es que es desde ese punto de vista como lo considera Toynbee, efectivamente, por ejemplo para los cristianos del siglo III d.c. su religión era la única verdadera, mientras que para el Estado Romano era una peligrosa herejía que había que erradicar a sangre y fuego si fuera preciso (como realmente intentaron, sin éxito, en varias ocasiones). No se trata aquí de hablar de lo "justo", "verdadero" o lo "razonable" de una u otra postura, sino de describirlas.

La herejía del Futurismo lo define Toynbee como “el intento de evadirse de un presente dando un salto a las tinieblas de un desconocido futuro”; futuro que sigue las pautas y tendencias fundamentales de la propia civilización pero llevadas al más absoluto extremo. En el caso de la civilización occidental Fáustica (en el sentido de Spengler), estas tendencias están marcadas por el desarrollo tecno-científico que todo lo impregna, y tiene como función la superación, ahondando puramente en los desarrollos tecno-científicos, del tsunami de crisis que se acumulan en el horizonte.

En este caso, por tanto, la solución no está en la vuelta a un pasado conocido, ni a los líderes que puedan identificarse con aquellos de la Edad Dorada, no, esta utopía no es tan  personalista sino más sistémica; pues son los nuevos sistemas técnicos los que salvarán a la civilización de su caída.
En el Arcaísmo los aspectos sistémicos (como la tecnología) son secundarios y predomina el foco en los valores y tradiciones, mientras que en el Futurismo son los fundamentales, siendo los valores algo, en realidad, secundario y maleable debido a los cambios tecnológicos disruptivos (aunque se usen como justificación a veces) y las tradiciones se consideran como algo obsoleto que tiene y debe ser arrasado por el inevitable cambio continuo.
En realidad esta visión deriva del mismo fondo de descontento e inseguridad y es aún más apocalíptica (o milenarista) que el Arcaísmo, pues el cambio que se pretende es aún más extremo y definitivo.
Ejemplos del Futurismo más radical lo constituiría el movimiento Transhumanista, que pretende nada más y nada menos que una discontinuidad completa, la transformación total del ser humano, como especie, en algo "mejorado" ("progresado" podíamos decir) en un futuro post-humano, guiado por los desarrollos tecnológicos. En este moviemiento hay diferentes corrientes según dónde se enfocan los deseosextropianistasbiohackers, cyborgs, grinders, singularistas, inmortalistas, postgenderistas, tecnogaianos, etc...).
De alguna manera nuestra civilización Fáustica se basa en un Futurismo menos radical que el Transhumanismo aunque igualmente pretende la solución de todos los males de la sociedad gracias a la aplicación "a fondo" de las recetas tecno-científicas que nos han permitido ser los "Dueños y señores de la Naturaleza" (según el proyecto explicitado por Descartes y Francis Bacon) sin llevar a una modificación completa de la especie humana tal y como la conocemos actualmente. Esta es, de alguna maneral la ortodoxia, por defecto, de nuestra propia sociedad.

Podemos también considerar las experiencias comunistas más radicales, como las de Mao y Pol-Pot como verdaderos Futurismos, que pretendían una alteración radical de los valores y patrones de la sociedad, afectando a todas las instituciones tradicionales como la religión, las tradiciones, las costumbres o la propia idea de familia nuclear, para llegar al Hombre Nuevo Socialista, por medio de Revoluciones Culturales y Grandes Saltos Adelante, con cientos de miles o millones de muertos en el camino. Dice Leon Trotsky en 1924, imbuído también hasta la médula de Futurismo soviético revolucionario cuasi-transhumanista:


" El homo sapiens, actualmente congelado, se tratará a sí mismo como objeto de los métodos más complejos de la selección artificial y los tratamientos psicofísicos. […] El hombre se esforzará por dirigir sus propios sentimientos, de elevar sus instintos a la altura del consciente y de hacerlos transparentes, de dirigir su voluntad en las tinieblas del inconsciente. Por eso, se alzará al nivel más alto y creará un tipo biológico y social superior, un superhombre si queréis. […] El hombre se hará incomparablemente más fuerte, más sabio y más sutil. Su cuerpo será más armonioso, sus movimientos más rítmicos, su voz más melodiosa...".


¡Ah, estaba naciendo el Homo sovieticus!


Según Toynbee esta herejías escogen, como apóstol o modelo, al llamado Salvador por la Máquina del Tiempo.


Es de esta herejía de la que pretendo hablar con más detalle en este artículo y el siguiente


Metropolis by Fritz Lang


La herejía del Desapego se da un rechazo fundamental a la sociedad tal y como se halla constituida, y los individuos no intentan mejorarla o reformarla, sino que simplemente se apartan, se retiran del funcionamiento de la agitada vida de la civilización, sin pretender cambiar en nada el funcionamiento general de la misma.
En realidad lo que se pretende es la constucción de otra civilización o sociedad con otros patrones de vida adaptados a los del grupo que escoge ese apartamiento o retiro. Se considera que no es posible reformar la sociedad, pues las fuerzas a las que habría que enfrentarse son demasiado poderosas para el grupo. Este fenómeno, que toma en muchos casos el aspecto de re-ruralización, o de bandas de guerreros o bagaudas (grupos armados de esclavos huídos, soldados desertores, agricultores arruinados, deudores perseguidos, etc...) fue muy importante a finales del imperio romano, y en general en todas las fases finales de las decadencias de las civilizaciones, donde una masa cada vez mayor de personas se van alejando de los centros civilizados (ciudades). Este cisma es, al principio, sólo una actitud mental, que supone el apartamiento del juego político e institucional, pero luego se va transformando en acción a medida que las crisis van profundizándose, hasta llegar, en las fases de colapso total de la civilización, a la llamada Edad Oscura (como las que sucedieron tras el colapso de la civilización Micénica o tras el fin del Imperio Romano) y las correspondientes Völkerwanderung, (migraciones masivas de pueblos) que quizás estamos empezando a ver en su forma incipiente.
En el tipo de conductas de Desapego incipientes podríamos incluir los movimientos "back to the land" (vuelta a la tierra) de los años 60's y 70's; y en el aspecto más milenarista están amplias capas del movimiento Survivalistas o prepper más acérrimos, así como gran variedad de sectas religiosas radicales cristianas o no.
Por ejemplo, recientemente están en auge la venta de grandes infraestructuras, resistentes y apartadas, como antiguos silos de misiles nucleares u otras instalaciones similares, (los llamados Luxury Survival Condos) que son compradas normalmente por personas muy ricas, como son una parte de los super-ricos de Sillicon Valley, para sobrevivir al "desastre" o "evento" catastrófico que ven inevitable, siendo esta tendencia actual, paradógicamente, mucho más extendida ahora que en las fases álgidas de la Guerra Fría, donde parecía que un intercambio nuclear devastador entre USA y la URSS era poco menos que inevitable. Es un síntoma de que vivimos en otros tiempos, presentidos por las élites como más peligrosos aún....

En este aspecto es curioso cómo personas que "viven" de las tendencias Futuristas (como son muchos de los super-millonarios de Sillicon Valley), tienen un pensamiento interior de Desapego pues poco menos que dan "por perdida" la civilización actual y dudan de que cualquier reforma pueda de alguna manera evitar su colapso (a pesar de que detentan una buena parte del poder que podría cambiar muchas cosas y, a lo mejor, evitarlo o retrasarlo mucho).

Hablaré más de todo esto más adelante
Esta es la más pesimista, respecto al futuro de la civilización, de las herejías o cismas descritos por Toynbee

El héroe de esta herejía es el que Toynbee llama El Filósofo detrás del Rey ; en el sentido de que es un nuevo líder-filósofo el que trae una nueva "luz" en un nuevo comienzo para una nueva sociedad que nacerá de las cenizas de aquella de la que se aparta; esto es válido para los movimientos de desapego no-nihilistas.



Missiles silo survivalism


En la Herejía de la Transfiguración, igualmente que en el caso del Desapego se da un rechazo fundamental a los valores de la civilización existente, pero lo que se pretende no es la huída, sino una transformación total de la misma en un proceso de crecimiento interior; es decir, aunque inicialmente se produzca un apartamiento táctico (desapego) para reunir fuerzas, el objetivo último no es otro que la transformación total (proselitista) de la civilización para la creación de un ente nuevo, con valores y formas de vida completamente distintas, pero viviendo en el mismo solar, con las mismas gentes, que la "antigua" civilización que pretende cambiar; sin darse previamente la completa destrucción de la civilización en decadencia.

Ejemplos de Transfiguración sería el Cristianismo (o mejor dicho lo que pretendían los primeros cristianos) en el Imperio Romano, o todo el conjunto de corrientes New Age en las últimas décadas, la cual describe la historia del Ser Humano como profundamente influenciada por una serie de Eras Astrológicas. Así, según la New Age, en la actualidad estaríamos viendo el fin de la Era de Piscis, llena de conflictos, y la llegada de la Era de Acuario, donde se superarán los conflictos existentes y se instaurará un período donde será el Amor lo único que rija el pensamiento y la acción de todas las personas.



Ages of History Zodiac


Todo lo cual se parece bastante a las profecías de Joaquin de Fiore sobre las llamadas Edades (del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo), donde la Era de Acuario equivaldría a la joaquinista Edad del Espiritu Santo, en la que predominará la fraternidad en Cristo (equivalente al Cristo Cósmico de la New Age) y ya no habrá más guerras y enemistades y donde la clase dirigente, según Joaquin de Fiore, pertenecerá al orden contemplativo, entregado a la pura sabiduría que dimana, sin mediación alguna, de la iluminación interior.

Esto también se parece un poco a la mitología hindú en la que existe el llamado "ciclo de los Yuga" (Yuga es Era en sánscrito), el cual comprende cuatro Eras por donde debe pasar, cíclicamente, toda la Humanidad: Satya-Yuga, Treta-YugaDwapara-Yuga y Kali-Yuga, yendo desde la Era más espiritual (Satya-Yuga : Edad del Oro), hasta las más materialista (Kali-Yuga: Edad del Hierro) Era ésta última en cuyo final nos encontraríamos actualmente, gobernada, según este relato, por la codicia, le mentira y la opresión (aunque sospecho que esto es un "fine tuning" contemporáneo de los períodos hinduistas para que coincidan con lo que nosotros esperamos)
Una diferencia fundamental entre las profecías occidentales y las hindúes es en el carácter cíclico de éstas últimas, comparado con el carácter lineal e irreversible de las occidentales (es el Mito Occidental del Progreso, en su versión bien religiosa o bien laico-científico-técnica, que en realidad tienen la misma procedencia axiológica).

De alguna manera el Futurismo es también una Transfiguración, pues pretende transformar completamente a la sociedad y superar las crisis y conflictos de la civilización; pero la Transfiguración ocurre desde el interior del individuo y no está liderado por aspectos externos, sistémicos o técnicos (tecno-científicos), sino por energías interiores asociadas a fenómenos cósmico/religiosos/metafísicos/inconscientes; por lo que son dinámicas completamente distintas a las del Futurismo.
En la Transfiguración los aspectos institucionales o técnicos no tienen importancia alguna en el gran esquema de las cosas, y será la transformación anímica (del Alma) la que conlleve, con el tiempo, a su vez la transformación de las instituciones, tecnología y de lo que llamamos "saber" en general (científico o no) para adecuarlos al nuevo estado de cosas del interior del Ser Humano, y no a la inversa.
La Transfiguación es la más optimista de las Herejías que describe Toynbee

Según Toynbee el héroe de esta herejía es el El Dios Encarnado (en una persona o en toda la Humanidad)



Age of Aquarius


Mi tesis es que, como corresponde a todas las épocas de crisis de las civilizaciones, estas cuatro herejías o cismas están en contínuo crecimiento en la actualidad; siendo, desde mi punto de vista, el Arcaísmo y el Futurismo las que predominan en las fases incipientes de las decadencias civilizatorias, ganando terreno, cada vez más con la profundización de las crisis, la Transfiguración y por último el Desapego (en su vertiente activa, no sólo mental).



El Futuro es Ahora



The Future is now

Es una frase de uso corriente actualmente, aquella de "el futuro es ahora", estamos "llegando" a lo que pensábamos que iba a ser el Futuro; pues se supone que, con los cambios disruptivos en la tecno-ciencia, en pocos años veremos como todo cambiará (¿para que todo siga igual?). Por tanto nosotros y nuestros hijos debemos prepararnos para los cambios de paradigma que nos traerá la llamada Revolución Tecnológica que estamos experimentando y que, según nos dicen, va a afectar a nuestras vidas con una intensidad no vista antes en toda la Historia de la Humanidad...¡Casi ná!

Lo que he descrito en el párrafo anterior es más o menos lo que aparece, cada vez con más frecuencia, en los medios de comunicación respecto al futuro cercano, donde, por el despliegue de la llamada "4ª Revolución Industrial", liderada por los avances en la Ingeniería Genética, la Nano-Tecnología, la Robótica, la Computación Cuántica y sobre todo por la Inteligencia Artificial (IA); conoceremos un salto cuántico en nuestra forma de trabajar y de vivir, y donde nada volverá ya a ser igual en las relaciones socio-económicas e incluso en lo que llamamos Naturaleza Humana.

Curiosamente, en este caso, al contrario que en el pasado, los Heraldos del cambio también alertan de sus riesgos; se habla de medidas para "mitigar" o "paliar" los efectos negativos de estas disrupciones, con estrategias como serían la Renta Básica Universal (RBU) u otros esquemas similares de (presunto) reparto.
Ya no se asume, como en el pasado, que en el futuro los contínuos avances técnicos vayan a beneficiar de forma masiva y generalizada a toda la sociedad en su conjunto, y se habla abiertamente de un buen número de "perdedores" (¿quizás la mayoría?) en la marcha imparable del "progreso". Pero bueno, si esos perdedores se "merecen" perder, ¿cual es el problema?...

La verdad es que el Futuro, queridos lectores, ya no es lo que era.

Al analizar las diferencias de esta 4ª Revolución Industrial con las que le precedieron, yo percibo una diferencia fundamental: ésta se basa casi íntegramente en la eliminación del factor humano, del trabajador, en la producción, en la gestión, en el control y en general en todas las fases de los procesos socio-económicos básicos de la sociedad y no tanto en generar nuevos productos y mercados.

Contrariamente en el pasado, donde en cada una de las Revoluciones Industriales, aunque llevaba implícito un proceso creciente de automatización de la producción, con el consiguiente aumento de la productividad y necesidad de menos personas para producir una unidad de producto; el proceso fundamental estaba gobernado por la creación de inmensas nuevas industrias, productos, servicios y nichos de mercado que permitían absorber una mano de obra siempre creciente. Pero esto no es el caso ahora.

Por ejemplo en la 1ª Revolución Industrial surgieron inmensas industrias textiles, siderurgias del hierro y otros metales, minas de carbón, un inmenso despliegue del ferrocarril, de la navegación a vapor, etc...
En la 2ª Revolución Industrial le tocó el turno a la creación de gigantescas nuevas industrias y mercados que no existían, como el uso masivo de la electricidad (con todas las nuevas infraestructuras, máquinas, componentes, etc...), el acero, el petróleo, los productos químicos, los abonos, etc....
En la 3ª Revolución Industrial es la del automóvil, la mecanización de la agricultura, los aviones, la radio, los teléfonos, la TV, los electrodomésticos, las tarjetas de crédito, el marketing, los satélites de telecomunicaciones, y en general una inmensa cantidad de nuevos productos y servicios que conforman lo que llamamos "sociedad de consumo" donde se generan inmensos sectores, servicios y  nuevos mercados que absorbieron, sin problemas, la mano de obra desplazada por los procesos de automatización.

Además de la creación de nuevos productos e industrias, en cada una de esas Revoluciones Industriales del pasado, a su vez estaba ocurriendo una expansión territorial brutal (en sentido literal)  de la civilización occidental, un incremento demográfico desbocado, y un acceso acelerado a una cada vez mayor cantidad de recursos naturales de alta calidad, con unos sumideros constituidos por unos ecosistemas globales aún no degradados que absorbían, sin problema las gigatoneladas de basuras y polución que le íbamos echando de forma creciente. Todo lo cual se ha ralentizado, y en muchos casos revertido, en la actualidad; tanto por el lado de la ralentización del crecimiento demográfico, como por la disponibilidad de recursos, ecosistemas y sumideros de basuras "prístinos" que destruir.


Por otro lado las fuertes tendencias a la automatización en la agricultura y la industria hizo que la mayor parte de la población, al menos en los países desarrollados, acabase empleada en el Sector Servicios (sector 3º); pero es precisamente en el sector servicios donde se está haciendo más hincapié en la automatización en esta 4ª Revolución Industrial, pues es donde más "campo abonado" existe para estas estrategias de reducción de personal.

Así la llamada 4ª Revolución Industrial (que ya no es tan "Industrial" sino yo diría más "de Servicios"), según ha sido descrita, no va de crear inmensas nuevas industrias, productos y mercados; sino que sus avances fundamentales van en el sentido de automatizar los procesos existentes, automatizándolo todo lo posible; desde las líneas de fabricación, hasta sistemas expertos legales que hagan "obsoletos" a los abogados y procuradores, a los brokers de bolsa, a los conductores de taxis y camiones, no sólo los cajeros y las sucursales propiamente dichas sino toda la infraestructura bancaria, a los camareros y trabajadores de restaurantes comida rápida, asistencia telefónica, el "cuidado" de los ancianos que están solos (cada vez más), el "cuidado" de los niños que están solos (cada vez más), cajer@s de supermercado, diagnóstico médico, policías, pilotos de caza, soldados, servicios sexuales, repartidores de paquetes a domicilio, profesores, funcionarios de las administraciones públicas, etc, etc, etc....

Por poner un ejemplo (de los muchos estudios realizados al respecto), según la Reserva Federal de Saint Louis en USA; el 60% de los empleos en su distrito podrían ser automatizados en 20 años. Y se da una cierta correlación entre el número de empleados en en un determinado sector de esa ciudad y el riesgo de que en ese sector específico se automaticen sus funciones:



Which jobs are most at risk of being automated

Puede verse que, como en todo centro urbano, las funciones que más empleo dan son las de soporte administrativo y de oficinas (Office and Administrative Support), tanto en empresas privadas como en administraciones públicas, que se acercan al 20% del empleo total, y se da la circunstancia de que estiman que la probabilidad de automatizar esas tareas es del orden del 90%, la más alta.

En el lado opuesto, las profesiones con menos riesgo de "beneficiarse" de la automatización está, por supuesto, el management (altos cargos y gestores de empresas y administraciones), los servicios sociales (estos sí que van a tener mucho trabajo en el futuro), profesiones relacionadas con arte-diseño-entretenimiento, y algunos más pero todas con escaso número de personas dedicadas a todas esas tareas.
Puede verse que entre las que la Reserva Federal de St. Louis estima como profesiones de futuro están los sevicios sociales (proveedores del Panem) y el entretenimiento (proveedores del Circenses) de la futura plebe desocupada (civitas proletarii). En otro artículo posterior hablaré un poco más de las similitudes de esta dinámica con la de la Roma decadente.

Sinceramente no se me ocurre una estrategia más suicida de las élites, aunque supongo que, dada la serie de restricciones al crecimiento existente actualmente, y las tendencias a la concentración de poder (por medio de la concentración de la riqueza), conllevan, casi de forma inevitable, el despliegue de estas tendencias destructivas del orden social de las élites (cosa ya advertida por Marxaunque con más de un siglo de adelanto, y que analicé en un artículo hace años).


Lo que estamos viendo es la aceleración de las tendencias recientes de especulación sobre activos pre-existentes (burbujas especulativas) que es en lo que consiste nuestra actual economía financializada, promovedora de la servidumbre por deudas generalizada; así como la destrucción masiva del empleo en los mercados y sectores también pre-existentes, via des-localización de empresas (ejército industrial de reserva mundial) y automatización de procesos, con el crecimiento de las dinámicas de precarización laboral y endeudamiento que vemos crecer a nuestro alrededor.


Esta dinámica conlleva el llamado Auge del Precariado, que ha ido destruyendo el contrato social-demócrata-fordista de la post-guerra mundial en Occidente. Y que, a medio plazo, auguro que hará saltar por los aires el orden social existente, ante la estupefacción e incredulidad de las élites que sólo alcanzan a balbucear sobre el crecimiento de los  "populismos", las "fake news" y la omnipresente y aparentemente omnipotente  "amenaza rusa", confundiendo causas con efectos y otras imbecilidades similares que sólo sirven para auto-engañarse a sí mismos.


Por otro lado la Deuda y la Tecnología, en nuestra civilización, siempre han sido los mecanismos fundamentales de concentración del poder, tanto intra-socialmente (entre las élites y el resto de la población de una sociedad/país), como  extra-socialmente (entre países desarrollados y sus  colonias o neocolonias) sólo que ahora, con la llegada de los rendimientos decrecientes debido a que habitamos un mundo "lleno" y "saturado" de personas, de cosas y de basuras, progresivamente empobreciéndose en recursos y sumideros; esta dinámica de lo que los economistas liberales llamaban "A rising tide that lift all boats" ("la marea que eleva todos los botes", ya sean pateras o super-yates) y el símil tan querido por los economistas neoclásicos del efecto "Trickle Down" (yo lo traduzco por "efecto de las migajas que caen de la mesa de los poderosos"); todo esto se ha roto, ya no funciona, y la imagen actual de la economía es la de una creciente depredación destructiva, que yo llamo "efecto Ouroboros", como un ser que se devora a sí mismo:



Ouroboros


Bueno, la verdad es que no me resisto a poner una viñeta cómica que resume muy bien el eje sobre el que pivotaba eso que se llamó en su momento la Reaganomics y que ahora llamamos políticas neo-liberales, que tuvo un efect paradógico, pues aunque su objetivo era (presuntamente) disminuir el peso del estado en la economía, lo que consiguió fue un crecimiento de la deuda pública como no se había visto en la historia de USA fuera de los grandes conflictos bélicos.
Esta es la viñeta en cuestión:


Trickle down

Pues cuando las élites financieras, y sus economistas de cabecera, hablan de "limitar el peso del Estado", en realidad lo que quieren decir es: "reducir el peso del apoyo del Estado a los más pobres e incrementar el peso de las ayudas directas del Estado a los más ricos".

La suma de políticas de las oligarquías de des-localización industrial, automatización acelerada, micro-management del estado (de los políticos), concentración de la gestión en entes supra-estatales burocráticos y a-democráticos, la financialización de la economía (deuda) y la evasión masiva y permitida de impuestos (en paraísos fiscales o abiertamente), preparan un cóctel social explosivo; aunque, como dice el "sabio" y billionaire Warren Buffet, siempre habrá un sitio para los perdedores pues como él bien dice: "algunos ciudadanos no son adecuados para una economía de mercado desarrollada..., por eso los mandamos para Afghanistan".


Bueno amigo Warren, esos "perdedores" y "sobrantes de la economía de mercado desarrollada", la "carne de cañón" de siempre, a lo mejor algún día, de improviso, no quieran ya ir a vuestros  Afghanistan-es ni a otros estados fallidos que creáis a vuestro antojo, a luchar por tus "valores occidentales", por tu "libertad" ni por tu "democracia", ni tampoco quieran entregar las armas, porque quieran darles otros usos...; ya sabes, esas cosas de vez en cuando pasan en la Historia, y tu país, querido Warren, es el país con más armas per-cápita del mundo en manos de la población civil (del orden de 120 armas por cada 100 habitantes, es decir, 326 millones de habitantes y casi 400 millones de armas), por encima de otros países con conflictos civiles, insurgencias o guerras crónicas (como Yemen, Afghanistan, Somalia, Líbano, etc....). ¡Suerte Warren, tú y tus iguales la vais a necesitar! (¿será en el fondo este el motivo del auge del survivalismo entre los billionarios de USA?)


Las élites económicas saben bien cómo controlar a las élites políticas que "cristalizan" en la dinámica que el sociólogo alemán Robert Michels llamaba  La Ley de Hierro de las Oligarquías, que es la fase en que nos encontramos ahora y de lo que he tratado en el artículo anterior sobre el ascenso del Cesarismo, Cesarimo que puede tomar color blanco, o rojo o azul...


Y yo pregunto a los lectores: ¿la dinámica del avance tecno-científico actual va orientado a ahondar en la evolución que he descrito o en cambio va a revertir esa dinámica destructiva que está atrapando progresivamente a mayores sectores de la población y convertirse en una fuerza constructiva?

No creo que haya muchas dudas al respecto, sólo hay que buscar quien financia ese desarrollo tecno-científico y con qué fines.

Alguien argumentará, legítimamente, que esa evolución no tiene porqué ser algo inherente a los avances tecno-científicos, que en sí son neutrales, sino que es consecuencia de una determinada forma de organización socio-política; de tal forma que si cambiamos radicalmente esa organización, cambiaremos esa evolución elitista...¿quizás como en los regímenes marxistas del pasado?..

Teóricamente todo puede ocurrir, sólo puedo decir que lo que sabemos de la Historia trabaja en contra de ese argumento y no puedo evitarlo, a mi me gusta dejarme guiar por la Historia, pues, contrariamente a lo que muchos argumentan, en general el ser humano no ha cambiado tanto.



Por el momento dejaré este post aquí y dividiré este artículo en 2 partes, para no hacerlo muy largo y en la 2ª parte hablaré de similitudes históricas de la actual situación (comparándolo con Roma), y un poco más a fondo sobre las tendencias futuristas más radicales y su trasfondo mitológico.





4 comentarios:

  1. Al Desapego lo veo como más realista, dentro de la vena individualista feroz, paranoide y machista que por desgracia lo impregna a menudo.

    ResponderEliminar
  2. Los procesos de cadencia están insertos en los ciclos de la vida. Homlgren (pendador permacultura q creo que te interesaria David) describe una función del análisis de sistemas que tiene también 4 fases. La primera es la más larga, equilibrada y consiste en la lenta acumulación de excedentes, conocimiento, técnicas, está da origen a una segunda donde rápidamente se saca partido de toda esa "energía" acumulada y se crece exponencialmente, hay una subsiguiente caída por agotamiento de los ecosistemas (en el paleolítico el exterminio megafauna, en la edad de hierro la colonización de todos el territorio...) Qué genera la tercera y mas rápida fase de decrecimiento, la caída de Ícaro (mito curiosamente presente en todas las culturas) y finalmente una fase de estabilización que da paso al comienzo del ciclo.

    La transfiguración y el desapego son concomitantes y necesarios y muestran el cambio. El problema es que nuestro ego se apega en sobremanera al instinto de vida o muerte y eso nos deja en manos del depredador que llevamos dentro.

    http://autonomiaybienvivir.blogspot.com/2019/03/la-odisea-rural-ii-hiperintensificacion.html?m=1

    Un saludo y gracias por tu esfuerzo por desvelar

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sísifo, leeré algo de ese autor que mencionas, a mi de los "permacultores" el que siempre me ha gustado más es Fukuoka.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu blog, lo encontré a través del link de Vigilia Pretium Libertatis.

    Es realmente de agradecer que trates este tipo de temática de pensamiento profundo y que requiere mucha finura. He leído a Toynbee y he quedado deslumbrado por él hace años, ahora lo tomo con más distancia crítica, aunque me parece extremadamente útil para hacerse composiciones de las variadas situaciones a considerar.

    Veo muy necesario este tipo de reflexiones, y en fin, si le damos tantas vueltas al asunto es porque tenemos alguna esperanza, por débil que sea, de poder salir de la rueda, de poder revertir tendencias o aprovechar oportunidades, intentando elevarnos para superar el siguiente obstáculo, desafíos y respuestas...

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar