Los mitos de la Economía y sus nuevos paradigmas

(Wanted a decent JOB)

Creo que esta crisis está destruyendo algunos paradigmas, algunos mitos extremadamente peligrosos para el funcionamiento de nuestras sociedades y que llevan ya demasiado tiempo vigentes. Por otro lado está a punto de crear otro, que servirá para la justificación del crecimiento brutal de la desigualdad que estamos asistiendo

Evidentemente en la creación y mantenimiento de estos "mitos" ha pesado mucho el conjunto de intereses que se han beneficiado y que han escondido (como trileros) la auténtica estrategia, lo que se sabe que “funciona” que es donde residen los beneficios seguros. Vamos a describir esos mitos, por que ahora, como decía Nietzsche, "se debe filosofar con el martillo", para tratar de romperlos en pedazos:

a) Las naciones “modernas” y “avanzadas” sustentan su bienestar exclusivamente en el sector Servicios y en la Construcción, siendo la industria algo “superado” y del “pasado”, como lo son las molestas chimeneas que en su día afeaban el paisaje, ahora, por fin, ya definitivamente “sostenible”…Producir es "cosa de pobres", dejemos que las naciones emergentes produzcan todos los bienes, nosotros atesoraremos siempre con celo la "innovación", o como les gusta decir a nuestros insignes e inútiles gestores políticos el " I + D + i" (como si una cosa fuera posible sin la otra)

b) El libre comercio garantiza una adecuación "óptima" de los recursos y acaba beneficiando a todos. Los países pobres producirán de forma más económica, y por tanto más eficiente, los bienes de consumo, mientras que los países ricos retendrán los aspectos tecnológicas más avanzados y, además se especializarán en actividades de alto valor añadido (?), como por ejemplo la Construcción y el sector Financiero (¡Uf!). Las bajadas de precios de los productos producidos en los países emergentes mejorarán el nivel de vida de los trabajadores de los países occidentales, los cuales, gracias al crédito fácil y el dinero "fósil", podrán mantener un nivel de vida siempre creciente "ad infinitum" (¿no es bello este sueño?)

c) Hemos llegado a la “Sociedad de la Información y la Telecomunicaciones” que van a inaugurar un período de productividades y generación de riqueza siempre crecientes, la llamada "Nueva Economía". La educación en la información y las telecomunicaciones es la garantía de la futura prosperidad, demos un portátil a los niños y como por arte de magia la economía mejorará a ojos vista. Después de todo el hombre no es más que un universo “mental” , o como les gusta decir a los heraldos de esta nueva fase, “virtual”, ¿por qué no puede subsistir una economía “platónica” de universos virtuales en los que habitar, consumir, producir y en última instancia “ser”?

d) El mundo financiero ya no obedece al estrecho paradigma del pasado de producir una asignación adecuada (óptima) de recursos para la economía real; así, llevada por su propia dinámica “creadora” es capaz de ser el sector que ocupe el hueco dejado por la producción industrial (junto a las "Tecnología de la Información") y además el "nuevo" sector financiero consigue distribuir eficientemente los riesgos de manera que se eviten los molestos ciclos económicos del pasado. Después de todo el “dinero” es una figuración psicológica de las personas, (una "metáfora") y su presunta existencia es fruto del deseo de “creer” en su reproducción futura (es una Fe). Es decir, hemos inventado por fín un mundo donde podemos elevarnos del suelo tirando de los cordones de los zapatos, ¡Newton ha muerto!¡Larga vida a Madoff!

e) La educación superior es la garantía de una nueva prosperidad emergente en los países desarrollados, el problema de las oportunidades, del empleo, de los buenos salarios, del desarrollo económico en general, es meramente un problema de "formación" y de "educación", los empleos adecuados, las oportunidades existen, pero no existe el "material humano" adecuado. Demos formación universitaria, sobretodo técnica, al mayor número posible de personas y la economía crecerá por su propia dinámica, ya que hay una correlación clara entre los niveles salariales y de empleo y la formación de las personas. El problema actual de las oportunidades es, por tanto, un falso problema y la solución es evidente y simple. La excelencia en el conocimiento aportará la ansiada prosperidad y riqueza a las sociedades occidentales (¡JA-JA-JA!)

f) La generación de riqueza y el crecimiento de los sistemas parasitarios y clientelares no tienen nada que ver con la sostenibilidad del Estado del Bienestar; es decir, el Estado del Bienestar es algo, en sí, completamente insostenible, dada la progresión aplastante de la esperanza de vida, los costos siempre crecientes de los tratamientos médicos, de los sistemas educativos, del coste de cobertura del desempleo "estructural" y, por tanto "inevitable". Los inmensos despilfarros en toda la estructura partitocrática de "gestores" y de parásitos y enchufados que viven de la administración, no cuentan para nada en el fiel de la balanza, esto, combinado con la destrucción de la base industrial es algo "accesorio" en el devenir de las futuras políticas a tomar. No hay más remedio de empezar el necesario desmontaje de ese Estado del Bienestar para poder salvar al menos una parte de la "gangrena" que lo corroe

g) La inmigración masiva en sí es un fenómeno siempre positivo para las clases más desfavorecidas, ocupan nichos de trabajo que los "indígenas" no quieren ocupar, hace que las personas mejoren al hacerse mucho más "competitivas", inducen a la mejora de las habilidades, y se trata de una acción, en suma "humanitaria" de ayuda al 3º Mundo. La inmigración, como decía ese gran "progresista" y "Zapateriano" que es don Emilio Botín : "la inmigración es una bendición..." y que lo digas don Emilio, sobre todo para tí y otros tiburones especuladores como tú. La inmigración ha contribuido como pocas cosas el "milagro español" del crecimiento continuado de nuestra economía desde 1997 al 2007, toda una década de prosperidad envidiada en el extranjero (La Champions), gracias a ella los salarios reales bajaron y la temporalidad creció persistentemente en todo el ciclo de crecimiento, mejorando la economía, y además aumentaron la demanda (de viviendas), haciendo aún más "sostenible" nuestro magnífico y sólido crecimiento inmobiliario, que como todo el mundo sabe, es la fuente de la prosperidad "sostenible" que ahora disfrutamos. Y todo ello en medio del aplauso enfervorecido de nuestros magníficos Sindicatos, que empiezan a estar, cada vez más de acuerdo con don Emilio,  don Jose Luis y don Mariano. Da gusto ver tanto "consenso", y si existe ese general consenso, eso significa necesariamente que todo esto tiene que ser verdad, ¿o no?

h) Lo que mejor le viene a los países occidentales, sobre todo a España, para superar la crisis es la austeridad máxima: reformar el mercado laboral, la bajada de salarios, el incremento de la temporalidad, la flexibilidad, bajar las pensiones, aumentar la edad de jubilación, todo ello sin afectar a las estructuras parasitarias y clientelares partitocráticas (faltaría más). Dado que el problema económico fundamental es el billón de euros que las familias españolas deben a los bancos, lo mejor que podemos hacer es bajar de manera radical el poder adquisitivo de esas mismas familias, vía bajada de salarios, para, de esta manera, hacer que nuestras empresas puedan competir, por fin, con las que fabrican en China. Como por arte de magia, la bajada de los ingresos de las familias ayudarán de forma inmediata a hacer frente a sus deudas, como está ocurriendo en Grecia o Irlanda y como está ocurriendo aquí con los efectos de nuestra reforma laboral. No se puede abordar la estructura política y económica o la del comercio internacional, eso no sólo no es posible, es absolutamente negativo (¿para quien?) hay que confiar en la "magia" que proclama el FMI. Hay que tener "Fe"

Evidentemente si (casi) desde todos los ámbitos académicos e institucionales, medios de comunicación, desde los partidos mayoritarios (con pequeñas variaciones), si en general esto es lo que se debe creer, habrá que hacer como decía Groucho Marx: "¿ a quien va a creer usted, a nosotros o a sus propios ojos?"

Pero ahora ya se anuncia otro paradigma nuevo, ahora, no antes, cuyo brillo ya se vislumbra en el horizonte, es una suerte de Neo-budismo, donde el futuro camino será, como no, la “Negación del Deseo”, después de todo ¿quien discute las Cuatro Nobles Verdades de Siddhartha? ¿Acaso no es cierto que el conocimiento del mundo real nos está velado por Maya y que la única causa verdadera del sufrimiento reside en el Deseo?, ¿y quien no quiere dejar de sufrir? Hay que evitar defraudar las "expectativas" y ¿que mejor método que eliminarlas del todo?

Estamos a la espera de un nuevo Schopennhauer, para fundar un nuevo sincretismo orientalizante que reúna la dispersa barahúnda de voces que se anuncian

Ahora se le llama la “doctrina del Decrecimiento”, como podía llamarse “del Nirvana”

Estamos ahora abriendo el debate de forma masiva, no es casualidad que el debate se abra, con toda profundidad ahora, y no cuando más peligroso era el "crecimiento".
Y España es un alumno aventajado, deberíamos alegrarnos, junto con Grecia, Irlanda y Portugal está haciendo mucho más "sostenible" el planeta. Ya no producíamos, ahora consumiremos mucho menos; el 20% de parados, o el 50% de parados juveniles, con los jubilados, están aprendiendo a vivir con muy poco, a consumir poquísimo, son los nuevos heraldos de la nueva Fe, son de hecho los "santos de los últimos días" (como los Mormones)
¿Puede darse un "decrecimiento" con un mínimo de justicia sin una Revolución? O mejor los diremos como Dalí, con 4 faltas de ortografía: ¿sin una Rebholluciont?

Pero lo que de verdad se está gestando es una dualidad como la que construyeron los Brahmanes de la India que seguían manteniendo su estatus gracias a la fe de las castas inferiores en los sacrificios rituales que ellos mismos guiaban, mientras denostaban esa misma fe, absurda y ciega, y recogían en los Upanishad o en el  Bhagavad-Gita sus propias elaboraciones metafísicas superiores.

Vamos a una sociedad de "castas" donde el "decrecimiento" será una doctrina para la inmensa mayoría que difundirán los nuevos Brahmanes, aquellos voceros asociados al verdadero poder, dispuestos a disfrutar de los beneficios de la escandalosa concentración de riqueza que está ocurriendo desde hace 30 años

Después de todo, quien sabe, el sistema de castas permitió que viviesen "sosteniblemente" cientos de millones de personas en el subcontinente indio respetando gran parte de su medio ambiente, y, como en el "Mundo Felix" de Huxley, los Sudras vivían tan de acuerdo con su situación, al igual que los Brahmanes.

¿Por qué nosotros, futuros Epsilon, no podemos ser tan felices como los Alfa del mañana?

Después de todo este sarcasmo, todo este cinismo mío es sólo la consecuencia de mi escala de valores, demasiado imbuida por la Ilustración, y como bien decía Nietszche, por tanto, demasiado "cristiana"

Veremos si  todo eso ahora “cuela”

Por último para que veais que respeto estas ideas, adjunto 2 vídeos de Serge Latouche el gran ideólogo del decrecimiento que os recomiendo ver, el que más me gusta es el 2º donde critica fuertemente la deslocalización y defiende la re-localización de la producción. Lo único que echo un poco en falta es un escenario menos recargado de objetos, de relojes Luis XV, adornos, velas etc... (menos rococó francés vaya) por que la verdad no "pega" con el contenido de la idea (así desde luego no "decrecemos")






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...