El Efecto de China en la Crisis Global



En el origen de la actual crisis “global” (dejemos de momento aparte la de España), hay un componente distorsionante que no se daba en el pasado y que tiene mucho que ver con el las causas últimas de la crisis actual, así como de la posible evolución futura y el “precio” que habrán de pagar los trabajadores, y en general los ciudadanos de los países occidentales (en particular lo que ha venido en llamarse “clase media”)
Ese factor distorsionante se llama CHINA, y si se quiere coger el “toro por los cuernos” no hay más remedio que abordar el “problema de China”
Hay que entender que una de las causas de la progresiva tendencia de las sociedades occidentales a una economía basada en el consumo, el crédito y la especulación, se debe a un progresivo debilitamiento de los otros sectores productivos, en particular el sector industrial, al generalizarse el fenómeno de la deslocalización de las producciones, buscando unos costes de producción bajos, manteniendo o bajando muy poco, los precios de venta, consiguiéndose unos márgenes de beneficio muchísimo mayores
El sostén de la actividad económica, muertas las vías “normales” del pasado, que se basaban en la producción de bienes, se ha desplazado a otras vías de generar actividad, entre estas vías se inscribe el progresivo aumento de la oferta monetaria (tipos de interés) o el apoyo a actividades especulativas, como las relacionadas con la infausta burbuja inmobiliaria (desgravaciones fiscales, etc… como estímulos a la actividad), las burbujas financieras, etc…todas ellas como artificios para escapar de la “cruda” economía real, que tarde o temprano reclama su precio (ahora)
Lo que ha ocurrido en los últimos 20 años es que las empresas industriales se han ido deslocalizando masivamente a marchas forzadas, sobre todo a China, y en este movimiento masivo y general incluyo a las pequeñas y medianas empresas, de las que conozco varias, cuya pequeña producción se hacía antes aquí y ahora se hace íntegramente en China, dispuesta a surtir tanto de grandes, como de pequeñas series de artículos
Este movimiento deslocalizador se produce por que los grandes grupos multinacionales abren la puerta “desde dentro” y han conseguido el “chollo” de ampliar estratosféricamente sus márgenes de beneficio a costa de producir por una fracción y vender al mismos precio o casi, por que en muchos de los sectores de venta masiva y de marcas, hay un oligopolio de hecho que consigue controlar los precios, por lo que esos menores costes de producción apenas lo notan los bolsillos de los consumidores y sí y mucho las cuentas de resultados, a corto plazo, de las multinacionales
Esto ha podido sostenerse mientras las economías occidentales (a excepción de Alemania, claro) mantienen en marcha la ficción de unas economías basadas en el crédito y la especulación, pero una vez derribado este edificio : ¿A qué vamos a dedicarnos?¿qué vamos a producir?¿como vamos a competir con los costes de países que fabrican con la tecnología más moderna (suministrada por las propias multinacionales) y con unos costes salariales IRRISORIOS y condiciones laborales esclavistas?
Estoy convencido que el proyecto estratégico del gobierno chino es a largo plazo, y su objetivo es, en primer lugar la transferencia de la tecnología occidental en todo el abanico de industrias y tecnologías, la formación de sus profesionales y técnicos y, no menos importante, la completa destrucción del tejido productivo occidental, que realizarán las propias empresas occidentales por la búsqueda del máximo beneficio….. Y, desde luego, lo están consiguiendo a marchas forzadas
Una vez conseguido lo último, las dificultades que se van a encontrar los países occidentales para resucitar los saberes, conocimientos y profesionales necesarios para poner en marcha de nuevo industrias tecnológica y económicamente competitivas serán muy grandes, así como el dinero necesario, toda vez que sus economías se han basado en el crédito y éste se ha acabado por unos años
Las voces de llamada a la “reforma laboral”, “limitar el estado del bienestar”, etc…van en el sentido de empezar el movimiento inverso de tratar de reconstruir nuestra competitividad respecto a países, mayormente China, contra los que no tenemos nada que hacer en ese aspecto
Por otro lado, otra de las “armas” estratégicas de China está en el acaparamiento de materias primas, es curioso observar como las empresas chinas acaparan, en inmensas cantidades, materias primas “at any cost”, sin que “salgan los números” (trabajo en un sector que lo está notando y mucho), y estoy convencido que, con el objetivo último de promover el propio crecimiento mediante este “dumping” de materias primas (que complementa el dumping social de la semi-esclavitud laboral), esto lo consigue el gobierno chino moviendo recursos sectorialmente, y que a su vez hace peligrar a las empresas occidentales que tratan de seguir compitiendo
Que no se olvide que las empresas chinas no son empresas independientes controladas por accionistas que, fiando en la “mano invisible del mercado” buscan maximizar el beneficio….NO, las empresas chinas dependen del gobierno chino, que tiene objetivos puramente estratégicos basados en su convicción sobre el puesto que China debe detentar en el mundo en el medio/largo plazo
La dinámica de la crisis está acelerando este movimiento, y la última vuelta de tuerca estratégica está en las redes de distribución para conseguir esa parte sustantiva de la “cadena del valor”, con la manifiesta proliferación de tiendas y negocios “de chinos” que todos vemos en los últimos años. Los vamos a ver crecer exponencialmente en años venideros, pues van a recoger el abandono de las marcas por parte de los compradores, al deteriorarse el poder adquisitivo de la población, con lo que los productos que se venderán serán, cada vez menos, de las multinacionales que abrieron la puerta a la globalización salvaje, y cada vez más de los propios fabricantes chinos
Otra parte de la ecuación es el creciente poder de China debido a la tenencia de deuda pública de los países occidentales, esto le da, de paso, una capacidad de maniobra bastante grande para presionar a la hora de evitar que surjan “tendencias proteccionistas” en algún país
Muchos pensareis que exagero pero estoy convencido (como llevo defendiendo desde hace años) que la única salida, a medio plazo, a la “chinización” laboral y social que se nos viene encima, es la apuesta decidida y coordinada de los países occidentales, por un manifiesto proteccionismo que nos proteja de dumping social, o de lo contrario estamos abocados a la práctica desaparición de la clase media en los países occidentales tal y como la hemos conocido hasta ahora
-----------------------------------00000000000000000------------------
Comentario hecho en el foro de economía:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...