Hacia una nueva Biología - I



Tras un paréntesis de varios meses, me propongo retomar la crítica a los paradigmas científicos imperantes, en particular este artículo puede entenderse como una continuación del que hace meses escribí respecto al cambio de paradigma científico, pero esta vez centrándome sobretodo en la Biología, y no por una cuestión baladí, sino porque la Biología, de alguna manera, es la ciencia que pretende "definir" lo que "son" los seres vivos, lo cual incluye al Hombre, así como de alguna manera sirve de base para la posible elaboración de teorías sociales con base "científica", de tal manera que en la actualidad no se entiende una teoría explicativa del ámbito social que no tenga sus raíces fuertemente asentadas en la "mecánica" de la Biología, como por el ejemplo en el uso y abuso de las nociones "evolucionistas" aplicadas al devenir de las sociedades

En la actualidad vivimos bajo la Religión de la Ciencia, en el sentido de que es la Ciencia la que, se dice, es el único método de aproximación adecuado al conocimiento de "La Verdad", y por ende, de la resolución de los "problemas", por ejemplo, también de raíz socio-económica. La Ciencia en nuestro tiempo es "indiscutible", como decía Stephen Hawking en una memorable sentencia de su libro "El Gran Diseño" (2010): "La Filosofía está muerta...Los científicos se han vuelto los únicos portadores de la antorcha del descubrimiento en nuestra búsqueda del conocimiento....". Hay que dejarles, pues, a los profesionales de "La Verdad" que nos indiquen dónde reside ésta, aceptarla de forma a-crítica y seguir sus indicaciones al pie de la letra. Pero a mí, no sé, esto me recuerda mucho a una religión: una serie de especialistas son los encargados de la búsqueda de la verdad, y las conclusiones a los que éstos llegan han de ser tomados de forma a-crítica por la comunidad de los de fuera de ese círculo

Es por eso que, para imbuirse ese sagrado y preciado manto de "infalibilidad", se han constituido las llamadas "Ciencias Sociales" y entre ellas, la más destacada, la "Ciencia Económica" que es capaz de describir, con precisión impecable, las "trayectorias" del desarrollo de las diferentes sociedades con sus extraordinarios modelos predictivos, cuya fiabilidad es conocida por todos y demostrada, por ejemplo, en su acertada predicción de la actual crisis económica que comenzó en 2008 (¡ja!)

Este artículo, al contrario que la mayoría de los de este blog, no consiste en una crítica a la "ciencia" económica y sus resultados, sino para describir hasta qué punto la investigación científica, tanto su método como sus conclusiones, no son neutras, están entretejidas por una cosmo-visión, y es que, como decía Lewontin: "los científicos no son los que hacen Ciencia, sino que la Ciencia es lo que hacen los científicos", es decir, no existe una categoría trascendental llamada Ciencia que los científicos están siguiendo y descubriendo en sus investigaciones, sino que aquello que hacen los científicos, es lo que se conoce por Ciencia y está definido sociológicamente por los más influyentes de entre ellos, como hasta Karl Popper acepta que ocurre

En este artículo tomaré ideas de varios pensadores que han tratado estos temas con profundidad como Richard C Lewontin, Stephen Jay Gould, Bruce Lipton, Máximo Sandín, Charles Eisenstein y otros que intentaré que no se me olvide hacer justa referencia a sus trabajos

Racismo, Eugenesia y Darwinismo


En la concepción popular, como axioma de la divulgación científica, la Ciencia nunca se equivoca, avanza mejorando sus conclusiones, pero ninguno de sus conclusiones firmes, de los presupuestos científicos, ha sido nunca negado....O eso parece

Volviendo al ejemplo de la Biología, el marco teórico aportado por la Teoría de la Evolución de Darwin, y en particular la "lucha implacable por la supervivencia", la "supervivencia de los más aptos" y la transferencia hereditaria de las "capacidades innatas", sirvió de argumentación científica "inapelable", durante la segunda parte del siglo XIX y la primera del XX, para decretar la manifiesta superioridad innata (genética) de la raza blanca y su derecho absoluto al dominio de las otras razas, así como las políticas eugenésicas aplicables a seres humanos "no aptos", empobrecedores del "pool" genético de la especie (subnormales, deformes, borrachos, delincuentes reincidentes, inválidos, inadaptados sociales, homosexuales, etc....). Este tipo de medidas "higiénicas" de carácter "científico" estaban presentes, de una forma u otra, en todos los países desarrollados

Pero que nadie se engañe, todas estas discusiones raciales y eugenésicas lejos de hacerse desde un marco "político" o "filosófico", eran conclusiones de la Ciencia, resultados científicos y por tanto indiscutibles, perfectamente documentadas por elaborados estudios realizados por los más eminentes científicos de la época

Un ejemplo ilustrativo, en esta foto aparece Ota Benga, un pigmeo capturado en 1904 en el Congo y que era exhibido en el zoo del Bronx en la llamada "Casa de los Monos", pues evidentemente tanto los científicos como toda la sociedad "sabían" que Ota Benga estaba mucho más cerca, genéticamente, de los orangutanes que de los hombres blancos, faltaría más:


El hecho de que al final, se sacara a este pobre hombre del zoo no fue como consecuencia de la actuación airada del estamento científico, sino de las protestas de los clérigos, en particular del clérigo James H Gordon que lo justificó diciendo:

"La teoría de Darwin es absolutamente opuesta al cristianismo, y una manifestación pública en su favor no debería ser permitida"

No deja de ser extraordinariamente curioso como un ser "oscurantista", como es un clérigo, es el que consigue frenar una exhibición con base "científica" con argumentos puramente "mitológicos" y represivos

Hasta 1963 se esterilizaron en USA a muchas decenas de miles de "no aptos", tales como "imbéciles", "idiotas", "delincuentes agresivos", etc....Todo ello basados en leyes apoyadas por firmes estudios biológicos, como los del más eminente biólogo americano de la época: Charles Benedict Davenport, y otros

En UK Sir Francis Galton, primo de Charles Darwin, comenzó a sistematizar las ideas eugenésicas de "mejora" del acervo genético de la sociedad, como conclusión "lógica y evidente" de las ideas de Malthus, Darwin y Mendel, y en vista de que el mundo moderno, con el soporte social a los "no aptos", contribuye a un deterioro genético imparable de la "raza". Dado que no puede operar la Selección Natural, es necesario que opere la Selección Artificial, tal y como hacen los criadores de perros y caballos. Ni que decir tiene que Darwin estaba en total sintonia con las ideas Galton, y todo esa amalgama de ideas elitistas y racistas que ambos sostenían

Dice Darwin en su libro "El Origen del Hombre", parte 1, Capítulo V:

"Entre los salvajes, los individuos débiles en cuerpo y mente desaparecen muy pronto, y los que sobreviven se distinguen comúnmente por su vigorosa salud. Nosotros, los hombres civilizados, en cambio, nos esforzamos por frenar el proceso de eliminación; construimos asilos para los imbéciles, los mutilados y los enfermos; legislamos leyes de pobres, y nuestros médicos apelan a toda su habilidad para conservar el mayor tiempo posible la vida de cada individuo. Hay muchísimas razones para creer que la vacuna ha salvado la vida a millares de personas que, por la debilidad de su constitución, hubieran sucumbido a los ataques de la viruela. En consecuencia, los miembros débiles de las sociedades civilizadas propagan su especie.
Nadie que haya asistido a la cría de animales domésticos dudará que esto debe ser muy perjudicial para la raza humana. Es sorprendente ver la rapidez con la que la falta de cuidado o el cuidado mal llevado a cabo conduce a la degeneración de una raza doméstica, pero exceptuando el caso del hombre mismo, casi nadie sería tan ignorante como para permitir que sus peores animales se reproduzcan"

Entre otras cosas hay una total ignorancia sobre lo que hacen "los salvajes" y es que las sociedades humanas "salvajes" como las llama Darwin, jamás han aplicado ideas eugenésicas en su forma de operar, tal y como demuestra el repetido registro fósil desde hace centenares de miles de años, donde una y otra vez vuelven a aparecer huesos de personas con dolencias crónicas, o sin dientes, que ha sido sostenidos por el resto del grupo. Esos individuos "salvajes" siempre han usado todos los elementos que estaban en su mano para conservar la vida de sus semejantes. Todo lo demás es pura mitología Hobbesiana, que forma parte fundamental de la raíz intelectual del Darwinismo

Voy a divagar un poco: recientemente se ha puesto de manifiesto la importancia de la empatía en la conformación del intelecto humano, por lo que es más que probable que el desarrollo filogenético del mismo tenga mucho que ver con precisamente lo contrario al programa eugenésico

También dice Darwin en ese mismo libro y capítulo:

"En las sociedades civilizadas existe un importante obstáculo que impide el aumento de los hombres de una clase superior, sobre el cual ha insistido principalmente Mr Greg y Mr Galton, a saber, que los pobres y los indolentes, a menudo degradados por el vicio, se casan invariablemente muy pronto; mientras que las personas prudentes y económicas se casan tarde para poder procurarse mejor su subsistencia y la de sus hijos. Los
que se casan pronto producen, en un período dado, no sólo mayor número de generaciones, sino también, como ha establecido el doctor Duncan, muchos más hijos"

Luego continuando con el mismo tipo de sentencias "científicas" Darwin dice:

"De esto resulta que los individuos perezosos, degradados y a menudo viciosos, tienden a aumentar más rápidamente que los que son más prudentes, y ordinariamente más razonables. He aquí lo que sobre este particular dice W.R. Greg: «El irlandés, sucio, inepto, poco ambicioso, se multiplica como el conejo; el escocés, frugal, previsor, respetuoso consigo mismo y noblemente ambicioso, de una moralidad rígida, espiritualista en su fe, sagaz e inteligente, pasa sus más bellos años luchando con el celibato, se casa tarde y deja pocos descendientes. Suponiendo que un país primitivo estuviese poblado de mil sajones y mil celtas, al cabo de doce generaciones, los cinco sextos de la población serían celtas, pero los cinco sextos del aseo, del poder y de la inteligencia pertenecerían á la sexta parte de la población que hubiese quedado sajona. En la eterna lucha por la existencia, la raza inferior y la menos favorecida sería la que hubiera prevalecido y no a causa de sus buenas cualidades, sino de sus defectos"

Esto explica el porqué de la Gran Hambruna Irlandesa de mediados del siglo XIX, que NO fue consecuencia de la falta de alimentos (Irlanda exportó productos agrícolas ininterrumpidamente durante toda esa mortandad), sino una política deliberada de eliminar a seres "sucios, ineptos, poco ambiciosos que se reproducen como conejos" que eran, por supuesto, los irlandeses. Hay que entender esa masacre como una técnica eugenésica ni más ni menos, aunque el término se acuñaría con posterioridad y aún Darwin no había escrito su obra, pero ya la sociedad estaba preparada para recibirla

Varios descendientes directos de Darwin destacaron en el movimiento eugenésico, siendo presidentes de la Sociedad Eugenésica Británica que fundara Galton en 1908, como Leonard Darwin (en 1911) y luego Charles Galton Darwin (1928) hombre que reunía, en sus apellidos, los de los genios que aportaron las ideas "científicas" más innovadoras y "progresistas" en el mundo de la Biología de finales del siglo XIX y principios del XX

El seguimiento "científico" de estas ideas fue total en UK, USA, por supuesto, Alemania, y en general en el Norte de Europa, como por ejemplo en la muy desarrollada y social-demócrata Suecia, donde entre 1935 y 1957 fueron esterilizadas forzosamente más de 60.000 personas, la inmensa mayoría después de 1945, es decir, ya con el nazismo derrotado y denostado ideológicamente, gracias, entre otras cosas al "Instituto de Biología Racial" de Uppsala, punta de lanza de las investigaciones de este tipo en Europa, y de nuevo haciendo recomendaciones de estricta base "científica"
Otro ejemplo del ambiente científico de la época es que la Real Academia de las Ciencias de Suecia, en particular el Insituto Karolinska, en 1913, concedió el premio Nobel de Medicina al científico Charles Richet, este señor posteriormente escribió un libro titulado "La selección humana" donde preconizaba la "regeneración de las naciones y los hombres", para ello era preciso "evitar cualquier mezcla de las razas humanas superiores con las razas humanas inferiores" y por supuesto la "eliminación de los anormales", a lo cual dedicaba un capítulo entero de ese libro

Otro premio Nobel de Medicina (de 1973) muy famoso, Konrad Lorenz, que hizo trabajos más que discutibles sobre la agresividad animal que extrapoló al caso humano, escribió un famoso artículo en 1940 en la revista "Zeitschrift für angewandte Psychologie und Charakterkunde" (Revista de Psicología Aplicada y Carácter) en la que decía:
"Para la conservación de la raza convendría dedicarse a una eliminación de los seres moralmente inferiores más severa de lo que es hoy (....). Debemos - y tenemos derecho a ello - fiarnos de los mejores de entre nosotros y encargarles hacer la selección que determinará la prosperidad o el aniquilamiento de nuestro pueblo..." 

A finales del siglo XIX, en este marco intelectual, aparece la imponente figura de Cesare Lombroso y su teoría del "Delincuente Nato", porque, claro está, como todo el mundo ya sabía, la delincuencia está profundamente arraigada en el patrimonio genético de los delincuentes (como la desidia y la vagancia que lleva a la pobreza lo está en el patrimonio genético de los pobres para Darwin, Galton y el resto de los teóricos de la eugenesia británicos)

Para Lombroso y su Criminología Positiva (esto es "científica"), el delincuente (casi siempre nato) presenta los rasgos de un "atavismo" es decir, un retroceso evolutivo, cosa que puede constatarse por claros rasgos físicos, sobretodo del cráneo y mandíbulas, que se corresponden "indudablemente" con estadios previos de la evolución humana, de tal forma que el "deseo de matar" proviene de una necesidad adaptativa de los estadios previos de la evolución humana, donde el hombre debía poseer el impulso y ser un extraordinario cazador para poder sobrevivir en la lucha implacable por la subsistencia, y este comportamiento, que sería adecuado en sociedades "atrasadas" ("salvajes") les lleva a la delincuencia, la agresión y el asesinato, inadmisibles en las civilizaciones "superiores". Ni que decir tiene que estos rasgos innatos se transmiten hereditariamente (genéticamente) y la mejor solución para los delincuentes es encerrarlos de por vida o matarlos (pues son incorregibles) y esterilizarlos para que no transmiten su "atavismo" a las generaciones futuras
Por tanto no sirve de nada mejorar las condiciones sociales y económicas o ampliar los sistemas educativos, nada de eso puede corregir el carácter "innato" (genético) de los delincuentes, ni de los pobres, claro...

Lombroso basa su estudio en "sólidas" pruebas antropológicas sobre el comportamiento social de los "salvajes", a los que identifica con estados atávicos superados ya por el Ser Humano Moderno (blanco, claro), así dice de ellos (los "salvajes") que se prostituyen con mayor facilidad, viven en la promiscuidad, cometen fácilmente homicidios, matando a niños, viejos, mujeres y enfermos, roban con mucha frecuencia y le llama especial atención el "generalizado" canibalismo por causas tan variopintas como la necesidad, religión, vanidad, glotonería, etc...Y al igual que al "delincuente nato", a los salvajes les gustan los tatuajes, los amuletos, prefiere los colores primarios, etc....En fin, una retahíla delirante de flagrantes falsedades inventadas, por supuesto no basado en ningún estudio antropológico minimamente serio

Puedo seguir poniendo ejemplos "ad nauseam" donde aparezcan las figuras más prominentes del mundo de las Ciencias de la Naturaleza de la época en las que, con algunas nobles excepciones, se defienden sistemáticamente estas ideas, por eso que nadie se engañe, esas ideas eran "La Verdad" de la Ciencia, que había que aceptar de forma a-crítica, como conclusión inapelable del Método Científico, y cualquier crítica sólo podía provenir de la esfera religiosa, es decir, del oscurantismo y la superstición

Dejaré a los lectores que piensen por sí mismo si todas estas "verdades científicas indiscutibles" que he mencionado con anterioridad (el racismo y la eugenesia) y que formaban parte del Paradigma Científico (¡Ojo! no sólo político) dominante a principios del siglo XX se han abandonado o han cambiado sustancialmente, o si por el contrario siguen completamente vigentes, es decir si la Ciencia, "nunca niega ningún resultado previo, sólo lo refina y mejora"

Como decía el físico Max Planck "la verdad nunca triunfa, sino que simplemente se mueren sus enemigos". No he encontrado en ningún lugar una descripción más breve y certera del carácter sociológico de la Ciencia que esa frase de Planck, por cierto un físico, de la parte más "dura" de la Ciencia, si hablase de Biología.... Y lo que ha pasado es que las nuevas hornadas de científicos han empezado a mirar "con otros ojos" esos mismos problemas, pues lo que de verdad ha cambiado es el ambiente ideológico respecto al existente cuando se construyeron las teorías que he descrito (en particular a partir de los años 60 del pasado siglo) y no el método o los aspectos "técnicos" de las investigación; o si éstos también han cambiado ha sido consecuencia de factores ideológicos previos; porque, como bien dice Popper, los aparatos y el diseño de experimentos, están siempre sustentados por una teoría previa, que es la que fija qué hay que medir, cómo se va a medirse y cómo han de interpretarse los resultados

Pondré un ejemplo del efecto del sesgo en el diseño de los experimentos, el caso de las investigaciones de Steiniger sobre las ratas:

Konrad Lorenz defiende la Hobbesiana idea de que "en la naturaleza la guerra es omnipresente" (frase suya) y unos de los fundamentos de sus ideas son los experimentos con ratas de Steiniger, que reunió a 15 ratas noruegas cazadas en libertad, que no habían tenido contacto entre sí, y las colocó en un cercado de unos 60 m2, y al cabo del tiempo comenzaron a luchar y a constituir parejas y una esas parejas, la más fuerte, no cejó hasta el exterminio de la última rata del cercado, al poco tiempo se reprodujeron y las nuevas ratas inmediatamente asesinaban a cualquier rata que se intentaba meter en el cercado, esto era una prueba "científica" irrefutable de que las ratas están siempre en guerra entre sí y luchan por el predominio territorial y los recursos (como el Hombre) para legarlas a su progenie. Esto parece una conclusión científica inapelable y Lorenz la usó profusamente como uno de los sostenes de su teoría de la agresividad, aplicable, como no, al género humano (de ahí al Lebensraum falta poco)
En unos pocos años si cambiamos a los pueblos germánicos por un lado y el resto de "untermenschen" (sub-humanos) del Este por otro, podemos entender porqué la gran lucha en el Este se definía como una "lucha por la supervivencia" de Alemania y no como una guerra de pura conquista, sólo hay que conocer la Biología, y en particular el experimento de Steiniger

Unos años después de los experimentos de Steiniger, el etólogo John B. Calhoun realizó un experimento similar con 14 ratas, también "salvajes" a las que reunió en un recinto 16 veces mayor que el de Steiniger y con algunos agujeros a imitación de madrigueras y otras irregularidades, que es lo que podría encontrarse en su medio natural. En este ambiente, mucho menos hacinado, el comportamiento de las ratas fue completamente distinto, y aunque hubo roces y peleas, en ningún caso ninguna rata asesinó a otra, ni mucho menos se produjo el exterminio sistemático, que encontró Steiniger, por una sola pareja dominante, ¿había cambiado la naturaleza innata, genética, de las ratas?, evidentemente no

Igual podemos decir de los trabajos de la agresividad de chimpancés o las de Chagnon sobre los Yanomami,  las condiciones del estudio, el diseño del experimento, tienen un efecto inmenso sobre los resultados del mismo, a la hora de estudiar el carácter "innato" o "prístino" del comportamiento agresivo

En otra especie de "experimento" macabro sobre las diferencias raciales, los jerarcas nazis se regocijaban en la "manifiesta" superioridad aria al contemplar, en escabrosas filmaciones el, según ellos, comportamiento "racial" absolutamente cobarde y servil de los judíos cuando eran fusilados en masa y su nula capacidad de rebelión ante una muerte segura, por supuesto comportamiento impensable en el caso de los alemanes arios. Lo triste es que cuando, por ejemplo, los rusos hicieron brutalidades similares (en mucha menor escala claro) con soldados o civiles alemanes desarmados, no había ninguna diferencia sustancial con el comportamiento de los judíos en la misma situación pues, cosa rara, también los arios quedaban paralizados por el terror...

Como otro ejemplo describiré otra serie de experimentos famosos con ratas y su adicción a las drogas, que justificó la forma en que se llevó a cabo la "Guerra contra la Droga" (The War on Drugs)

La Jaula



En los años 50 y 60 del pasado siglo se hicieron una serie de experimentos de laboratorio con ratas para demostrar la peligrosidad intrínseca de las drogas, el experimento era algo así:


Básicamente se trataba de una jaula en la que estaba una sola rata a la que se le había implantado una vía intravenosa para poder inyectarle opiáceos (morfina, heroína o cocaína), y era la rata la que controlaba la dosis que recibía actuando sobre una palanca que activaba el suministro de la droga

Lo que los investigadores vieron cientos de veces es que las ratas tendían a dar repetidamente a la palanca de la droga olvidándose de beber agua y comer, hasta que prácticamente todas ellas acababan muriendo por el efecto debilitante de las drogas y la falta de alimentos y agua
Posteriormente se hicieron experimentos con monos y los efectos fueron similares, una vez que los animales entraban en contacto con la droga y sentían sus efectos, la espiral adictiva era imparable y no dejaban de pulsar la palanca de suministro de droga hasta la muerte. Lo mismo, evidentemente era de esperar que hiciese la especie humana

Las conclusiones de estos experimentos eran claras, pueden resumirse en dos: 1º) es la exposición a la droga lo que hace a los individuos adictos,  2º) por encima de un cierto nivel de exposición la adicción es inevitable e imparable. Al igual que en las enfermedades, es la exposición a los patógenos (gérmenes) lo que causa la enfermedad, y por el mismo motivo hay que declarar "The War on Germs", por eso también se justifica "The War on Drugs" o también por similar mecánica mental la manera idónea de solucionar los problemas de seguridad es "The War on Terror", matar a todos los terrorista. Siempre la mejor forma de solucionar algo es declararle la Guerra

El acuerdo de la Comunidad Científica con estos resultados fue unánime, entraba dentro completamente de las características definitorias de un experimento científico impecable, replicado hasta la saciedad por innumerables laboratorios y cumpliendo los más estrictos criterios de falsabilidad. Sus conclusiones son, por tanto, Verdad Científica....o eso parecía

Pero a finales de los años 1970's un psicólogo canadiense llamado Bruce Alexander le dio por pensar si el experimento estaba ignorando aspectos fundamentales, en particular se preguntó ¿puede que el hecho de que las ratas estuviesen en una jaula muy pequeña haya condicionado los resultados de los experimentos?; y al igual que Calhoun hizo con el experimento de Steiniger que describí antes, cambió el marco en el que se iba a desarrollar el experimento

Ese investigador ideó un experimento, el "Rat Park" (parque de ratas), que pretendía analizar las tendencias a la adicción a los opiáceos (morfina, heroína y cocaína), pero en vez de usar sólo una rata solitaria enjaulada en unos pocos centímetros cuadrados, se trataba de un grupo de ratas de entre 16 y 20, con mezcla de machos y hembras, y con una superficie total de 8,8 m2, no muy grande pero del orden de 200 veces mayor que la jaula de la rata solitaria, con bolas, ruedas para hacer ejercicio, huecos para esconderse, posibilidad de establecer vínculos sociales, aparearse,etc...Lo que constituye un ambiente mucho más parecido a un medio "natural" de un animal social, o al menos no una "carcel" El aspecto del "Rat Park" era el de siguiente foto:


Lo que hizo luego este científico fue tomar unas ratas a las que habían estado consumiendo morfina ininterrumpidamente durante 57 días, en una de las jaulas reducidas "estandar" de los anteriores experimentos, y las introdujo en este hábitat más amplio y con otras ratas, donde tenían a su disposición bebederos unos con agua y otros con morfina que era la droga a la que las ratas eran adictas. Pues bien las ratas "adictas" escogieron el agua al poco tiempo sistemáticamente, y como escribe este investigador:
"Nothing that we tried produced anything that looked like addiction in rats that were housed in a reasonably normal environment."
Es decir, "nada de lo que intentamos produjo nada parecido a una adicción en las ratas alojadas en un ambiente normal razonable"
Aparte de esto, además las ratas que no habían sido encerradas en jaulas pequeñas, y que estaban en el medio amplio, a ninguna les daba por tomar morfina de los bebederos

La rata es un animal social, una rata sola en una caja de pocos cm2 de superficie, sin nada que hacer, expuesta a la tensión de la soledad, a la absoluta inacción, al miedo solitario, es hasta lógico llegar a pensar que escoja la droga, la anestesia, el abandono y puede que la muerte. ¿No será esto aún más válido para los seres humanos?

Después de hacer este experimento repetidas veces, mandó el estudio y sus resultados a las revistas Science y Nature y, como le ocurrió durante años a Lynn Margulis con su teoría sobre la endosimbiosis seriada , sus publicaciones fueron rechazadas por los medios "mainstream", y sólo consiguió publicarlo en el diario Psychopharmacology de una difusión menor, y como siempre por la mediación de conocidos
El psiquiatra Herbert Kleber director de la división contra el abuso de drogas del Colegio Médico de la Universidad de Columbia y antiguo subsecretario federal anti-droga (Drug Czar),preguntado por este experimento comentó que el estudio es "ingenioso" pero contiene graves fallos "metodológicos" aunque nunca aclaró, ni verbalmente ni por escrito, cuales eran esos fallos
Posteriormente muchos laboratorios han obtenido resultados similares a los del estudio, aunque éste sigue siendo rechazado, en su mayor parte, por el "mainstream" de la Ciencia

En un artículo que escribí hace tiempo, llamado "La Sociedad Adictiva" , aún no había tenido noticia del revelador experimento de Bruce Alexander, pero ya mencionaba en él muchas pruebas de que lo verdaderamente importante en el fenómeno adictivo no era la droga, ni la genética de las ratas, sino lo relevante es "La Jaula"

Por ejemplo en ese artículo mencionaba que la adicción a las drogas de los soldados americanos inmersos en el "lodazal" de la Guerra del Vietnam tuvo carácter de epidemia, con un consumo generalizado de opiáceos de todo tipo y por supuesto alcohol, pues bien en estudios estadísticos posteriores se constató que a los 10 años de volver a casa, el 95% de los soldados consumidores habituales de drogas duras durante su estancia en Vietnam, habían dejado de consumir esas sustancias. La explicación es bien simple, esas personas habían, por fin, salido de "La Jaula" y ya no tenían que seguir pulsando la palanca

Igualmente el gobierno japonés administró anfetaminas regularmente y en grandes cantidades tanto a sus soldados como a los civiles de las industrias de armamento para tratar de obtener mejores resultados durante la II Guerra Mundial, pero a los pocos años de acabar la guerra sólo el 2% de los japoneses que las habían consumido anfetaminas en grandes cantidades continuaban siendo adictos; y en otros ejércitos el resultado fue similar, pues los ingleses, los alemanes y los americanos también administraron estas drogas masivamente y aunque los soldados en combate las pedían sistemáticamente, en ningún caso llegó esto luego a crear un problema serio de adicción en cuando llegó la paz a esos países, a pesar de que son consideradas drogas adictivas, y es que, de nuevo, había desaparecido "La Jaula" que llevaba a su uso

Como describía en mi artículo ya mencionado antes, no se puede explicar genéticamente el incremento exponencial reciente de enfermedades como el Trastornos de Atención e Hiperactivad (TDAH) en los niños, con el consiguiente incremento del uso de Ritalín (anti-psicótico) en USA para tratar a esos niños, más de 6 millones en el año 2000:



Como tampoco admite una explicación de base "genética" el incremento extraordinario del autismo en USA en las últimas décadas, desde 1 niño cada 5000 en 1975 hasta 1 de cada 110 en 2009 y creciendo


Es imposible que una población cambie genéticamente en esa magnitud en tan poco tiempo, pero es que antes de hablar de enfermedades "genéticas" hay que hablar, como no, de "La Jaula", y empezar mejor a pensar cómo se ha construido esa "jaula" que atrapa a tantos niños de nuestra sociedad

Otro error es considerar que las adicciones son sólo cuestión de drogas, cuando en nuestra sociedad las adicciones presentan un espectro muy amplio que enmascara la inmensidad del problema. Si tenemos en cuenta, por ejemplo, el uso adictivo de muchas medicinas (como los anti-depresivos, los ansiolíticos, las benzo-diazepinas, los calmantes, los analgésicos, etc...) la escala detectable de la adicción aumentaría en varios órdenes de magnitud, al igual que si incluimos otras adicciones no "químicas" que pueden adoptar la forma de hiper-consumismo, a los juegos de azar, a las sectas, a los juegos de rol, al trabajo, etc...nos daríamos cuenta que, efectivamente, estamos en una Sociedad Adictiva y entenderíamos, por tanto, la verdadera magnitud de "La Jaula" en que estamos inmersos

Jaula que se arma, como en el caso de las ratas, una vez destruidos los lazos con la comunidad y con la naturaleza, una vez embebidos en la ansiedad de la lucha implacable por la supervivencia y el prestigio (execrable sucedáneo del legítimo afecto ajeno), rodeados de un mundo artificial de sonidos e imágenes pre-fabricadas, y por tanto empobrecedoras, arrinconados por los cercamiento de lo que era común, rodeados de vallas y de extraños, competidores implacables por los bienes siempre escasos, que provee un dinero por siempre escaso. Los niños pequeños y los viejos lloran de soledad rodeados de extraños "que los cuidan" mientras La Jaula no deja a la vez de crecer y hacerse más pequeña y asfixiante. Démosle, pues a la palanca....

El ejemplo anterior del "Rat Park" da una idea de como la forma mecanicista de pensar en Biología o Medicina está profundamente inmersa en las estructuras de pensamiento de la Ciencia, y una y otra vez se repite el mismo sesgo, como he descrito en los experimentos sobre la agresividad (como los de Steiniger), que dejan fuera del marco experimental y del análisis aspectos que son fundamentales, porque la realidad es que hay supuestos y puntos de vista que no aparecen en el esquema teórico que dirige las investigaciones, es decir, no son "visibles" para el conjunto social de personas que definen lo que merece el calificativo de "Ciencia", que en gran parte está influido por factores ideológicos

The War on Germs

En el paradigma Darwiniano de la Biología, que es el predominante, se sostiene, como decía Kornad Lorenz, que "en la naturaleza la guerra es generalizada", es decir, los organismos viven perpetuamente en un estado de "guerra de todos contra todos" (Hobbes) y esto, evidentemente es válido para los "gérmenes", es decir, las bacterias, virus, hongos, etc...que nos rodean, que están en una perpetua lucha invisible contra nosotros de la que sólo nos libra la medicina, la higiene y nuestro sistema inmunitario; por tanto, la mejor "medicina" es aplicar toda la tecnología, todos los conocimientos disponibles para el "exterminio" de los patógenos por medio de la asepsia generalizada y el uso masivo de anti-bióticos, porque el problema de la enfermedad como es el caso de la drogadicción, es el mero contacto del organismo humano con el "patógeno"; es decir es la bacteria o el virus el causante de la enfermedad, como es la droga, en el experimento de la rata enjaulada, el causante de la adicción, estos son resultados absolutamente "científicos" que sabemos desde hace siglos. Por tanto son exclusivamente los logros de la medicina los responsable del crecimiento de la esperanza de vida, por ejemplo desde los deprimentes valores de mediados del siglo XIX hasta las claras mejorías ya en el siglo XX

Veamos si esto es cierto o si es toda la verdad....

Como describe Richard C. Lewontin en su libro "Biology as Ideology" la causa mayor de la mortandad de personas adultas en el siglo XIX eran enfermedades de transmisión aérea, en primer lugar la tuberculosis y otras en menor grado como la neumonía y la bronquitis, según la general divulgación científica la causa del descenso de mortalidad de estas enfermedades fueron las mejoras en la higiene gracias a las políticas higienistas de los médicos y sobretodo la invención de las vacunas y otras medicinas para el tratamiento de esas enfermedades y que "matan" los gérmenes, es decir, son meramente los logros tecnológicos los que obraron ese milagro, fundamentalmente al alejar a las personas de los patógenos por medio de la higiene y al eliminarlos por medio de las medicinas

La primera razón expuesta para la disminución de la mortalidad, la higiene, no se sostiene ante un análisis más detallado, en primer lugar porque las medidas higiénicas en general son útiles para la prevención de enfermedades de transmisión por el agua y los alimentos, pero no para las enfermedades respiratorias de transmisión aérea, y en segundo lugar porque probablemente 1 de cada 3 lectores de este artículo tenga anti-cuerpos de la tuberculosis, es decir, esté "infestado" de bacterias de este "patógeno", pues esa es la proporción media en España y sin embargo espero que no muera ninguno, de hecho es extraordinariamente raro, pues las cifras de mortandad en España son ínfimas y siempre asociadas a otras patologías graves. Es decir que habiendo estado en contacto con gran cantidad de bacterias de tuberculosis, la gente no enferma ni muere, luego aunque la "barrera" higiénica no ha funcionado, los patógenos de la tuberculosis, en estos tiempos en España no son capaces de enfermar a casi nadie...

La otra razón que normalmente se expone es la contrastada efectividad de los tratamientos médicos, tras el descubrimiento por Robert Koch del bacilo de la tuberculosis en 1876, que desde entonces lleva su nombre, de tal manera que se obtuvo la primera vacuna (la BCG) en 1926 y luego otros tratamientos no sólo preventivos sino que atacaban la propia enfermedad como la estreptomicina, fueron los que consiguieron bajar las cifras de mortandad. Este argumento tampoco se sostiene, pues, por ejemplo, en España se dejó de vacunar de la tuberculosis a todos los niños desde 1980, y sólo se mantiene en el País Vasco, sin constatar índices mejores por esta medida. De hecho cuando comenzó a usarse esa vacuna, en 1926, los índices de mortalidad por esa enfermedad ya habían caído en  un 90% respecto a las décadas de mayor mortandad del siglo XIX, la vacuna ayudó si, pero muy poco, y muchísimo menos de lo que aparece en las divulgaciones científicas

¿Porqué no nos fijamos de nuevo en "La Jaula" y no en la droga o el patógeno?

No, lo que causa la adicción no es la droga y lo que causa la enfermedad no es el patógeno, igual que es más probable que un drogadicto grave provenga de una familia desestructurada, de una infancia de abandono, de malos tratos en muchos casos, de pobreza, marginalidad y desesperanza; igualmente las condiciones de hambruna, las jornadas de trabajo extenuantes, los golpes, las humillaciones, el alcohol y todas las lacras de los pobres trabajadores industriales de esa época, estaba en la base de esa elevada mortandad. En el momento que esas personas empezaron a comer mejor, a tener mejoras en las condiciones laborales, a estar menos "machacados" física y "¡ojo! mentalmente, las muertes por estas enfermedades se redujeron drásticamente, pero como sabemos de sobra, achacar a mejoras sociales el hecho de haber atenuado los efectos de la enfermedad es políticamente peligroso, y además debilita los argumentos a favor de la monetización de la salud, verdadero grial moderno, fuente infinita de enriquecimiento para la compañías farmacéuticas. La pastilla, con su "copyright" incluído claro, es lo que nos cura la enfermedad y nos salva la vida, eso lo sabemos todos

Otro ejemplo de esa época, era que en el caso de los niños, la primera causa de mortandad en el siglo XIX y principios del siglo XX era el sarampión, sí, como lo oís, el sarampión....A muchos de vosotros os sonará raro, como a mí, que pasé el sarampión con 7 años y aquí estoy, vivito y coleando. La vacuna triple-vírica se introdujo de forma generalizada en España en 1981 y por tanto los que somos más mayorcitos como para vacunarse en ese año, pasamos la enfermedad sin problemas, o al menos casi todos mis amigos y conocidos la pasaron y no conozco a nadie que tuviese secuelas graves o que muriera por esa causa; pero en el siglo XIX esto no era así. Al igual que la tuberculosis, el sarampión es una enfermedad de transmisión aérea y las medidas higiénicas y médicas muy avanzadas ya cuando yo era niño, en la década de 1970, no impidieron que tuviéramos la enfermedad yo y la mayoría de los niños de mi edad que conocía, pero ésta había dejado de ser mortal como en el pasado; ¿y porqué? Bueno, seguramente hay quien ha esgrimido argumentos del tipo "genético", pero igualmente es difícil sostenerlos, lo que está demostrado es que el sarampión es una enfermedad en que, por su dinámica, hace que el cuerpo consuma muchas proteínas, y las proteínas eran lo más escaso en la dieta de los niños pobres del siglo XIX, de ahí su mortandad, al igual que esa mortandad sigue siendo extremadamente alta entre los niños desnutridos del 3º Mundo y no mata a los bien alimentados de la misma etnia, grupo o familia. De nuevo hay que mirar a "La Jaula" y no al agente

Las mujeres en el siglo XIX tenían una mortalidad aún mayor que los hombres, y contrariamente a la creencia "popular" o de burdas "divulgaciones científicas", la mayor causa de muerte entre las mujeres no eran las complicaciones e infecciones tras los partos, ni de lejos, sino de nuevo la tuberculosis, que hacía estragos entre una población muy mal nutrida donde además se unía el agravante de las tradiciones culturales (machismo), de tal forma que si alguien comía carne, era el padre de familia, que era el que trabajaba en la fábrica, y en ocasiones "porque sí" pues no era raro que la mujer trabajase también en la fábrica y en casa, hundidas por el esfuerzo y malnutridas, poniendo siempre a los hijos por encima de su bienestar, eran las últimas en la ingesta de alimentos. Según el relato oficial se supone que son los "patógenos" los que acababan con aquellas que, ciertamente eran ya cadáveres andantes, ¡pobre humanidad!. De nuevo "La Jaula"

Un ejemplo macabro: si yo arrojase una maceta desde mi balcón a un viandante y a consecuencia muere, y en el juicio digo que la verdadera causa de la muerte de esa persona ha sido "la ley de la gravedad actuando sobre la maceta", evidentemente el juez pensaría de mi que estoy loco o soy un caradura, o ambas cosas, pero ni él ni nadie se tomaría el argumento en serio; y sin embargo se alude a los "patógenos" como los "causantes" de las mortandades, cuando la causa última era la malnutrición y las condiciones socio-económicas de esas personas. Claro que morían de una infección en la que intervenían bacterias o virus, pero como en el caso de la maceta, no eran "la causa". Igualmente el drogadicto abusa de drogas, pero su adicción no está causada por la droga en sí

Para los defensores de los logros de la Revolución Industrial, hay que decir que la esperanza de vida en Inglaterra no recuperó los niveles de finales del siglo XVI (antes de la Revolución Gloriosa y los "enclosures") hasta finales del siglo XIX, cuando se acometieron medidas significativas de mejora de las condiciones laborales de los trabajadores consecuencia de la generalizada efervescencia revolucionaria

Que nadie tome mis palabras en el sentido de que afirmo cosas como que la medicina o la higiene no sirven para nada. Evidentemente la medicina y la higiene han contribuido al aumento de la esperanza de vida, pero es que la mejora de las condiciones socio-económicas, destacando  la alimentación, han contribuido muchísimo más, como he expuesto anteriormente

Como señala Lewontin y otros, la esperanza de vida en Occidente a partir de principios del siglo XX creció como consecuencia de la menor mortalidad infantil (he hablado del sarampión, junto con otras enfermedades de baja mortalidad en niños bien alimentados) sobretodo, así el incremento de la esperanza de vida para personas que hayan entrado en la madurez ha sido muy pequeña en todo el siglo. Por ejemplo entre 1960 y el año 2000 la esperanza de vida de alguien que ya haya cumplido los 60 años sólo se ha incrementado en unos 3 ó 4 años en USA (un país ya desarrollado en 1960, el caso de España es distinto porque la pobreza de 1960 era aún grande), y un poco más a las cohortes de 40 y 50 años, y esto es fácil de ver en las lápidas de los cementerios, llenos de personas muertas en la ancianidad hace muchas décadas, y lo mismo ocurre entre los cazadores-recolectores (los "salvajes" de Hobbes y Lombroso) como ya describí en mi anterior artículo, donde la edad modal está por encima de los 70 años, bastante mayor que los desgraciados trabajadores urbanos de la Revolución Industrial, es decir, la medicina moderna, los tratamientos médicos, ha hecho poco para conseguir aumentar la esperanza de vida de las personas que ya no son niños; y dejo fuera del análisis pero menciono la reflexión de cuanto de esa ganancia en longevidad reciente se hace a fuerza en algunos casos de  un verdadero "ensañamiento" médico para prolongar unos meses o algún año vidas vegetativas que es difícil describirlas como dignas de ser vividas

Hago también la reflexión de las condiciones bajo las que se prolonga la vida, la calidad de la misma, por ejemplo con la auténtica epidemia relativamente reciente de la enfermedad de Alzheimer que afecta a gran número de personas de menos de 65 años, enfermedad muy rara entre los "salvajes" de cualquier edad, y también con menos prevalencia en las sociedades tradicionales. Por ejemplo entre los Yoruba de Nigeria, se ha detectado sólo en el 1,15% de las personas de más de 65 años, mientras que entre los afro-americanos de esa misma edad la prevalencia es del 12,7%, en un informe del 2012, y en particular, entre la edad de 65 y 74 años, los afro-americanos tienen una prevalencia nada menos que del 9,1%
Adjunto enlace a un reciente artículo sobre experimentos con ratones afectados de serios problemas neuro-degenerativos (recomiendo encarecidamente su lectura si se entiende el inglés escrito) donde se constata que un ambiente "enriquecido" consigue hacer que se recupere la memoria y las habilidades cognitivas en los ratones. De nuevo no hay que mirar a los genes, sino a La Jaula

Además de todo esto, se sobre-estima el papel de los conocimientos "científicos" en el desarrollo de las terapias, es decir, el desarrollo de vacunas y antibióticos, en su inmensa mayoría, no se ha basado en un conocimiento detallado de la "mecánica" de la Vida, de la forma de interacción celular de los patógenos, de una teoría descriptiva de la dinámica de la Vida, la forma en que se descubrieron la mayor parte de esas medicinas fue por la observación de los hechos inmunes naturales (de ahí por ejemplo el nombre de "vacuna" dado por Jenner tras constatar la mayor inmunidad de las campesinas que ordeñaban vacas a la viruela), por los organismos que mataban los cultivos de bacterias (Fleming y su descubrimiento completamente accidental de la penicilina), por el "screening" y técnicas de barrido usando multitud de sustancias para ver si tienen comportamiento antibiótico, etc...Es decir son "técnicas" de observación y analogía, similares a las de las medicinas tradicionales, aunque con una sistemática mejorada por el diseño de experimentos, los instrumentos de observación y los análisis estadísticos

De hecho me encuentro la curiosa paradoja de que ahora precisamente que estamos en la "Era de la Genómica", ocurre que el último antibiótico con cierta efectividad se descubrió en 1987, es decir, el amanecer del Proyecto Genoma y por tanto del sueño largamente esperado de la "Bio-Mecánica" coincide con el de un empobrecimiento abismal en el hallazgo de nuevos antibióticos, como ilustro en el siguiente gráfico, donde puede apreciarse el estridente Gran Vacío (Discovery Void) de antibióticos desde 1987 hasta la actualidad,  no hay nada nuevo después del descubrimiento de la Daptomicina en 1987:



Hay que diferenciar la Ciencia de la Técnica, pues usan formas de operar y herramientas distintas, por ejemplo James Watt era un técnico (ingeniero) sin la más remota idea de termodinámica (ni siquiera se había inventado el nombre), ni tan siquiera de teoría de mecanismos, pero hizo perfeccionamientos claves en la máquina de vapor (no la "inventó" el mito de la invención ya lo he analizado en otro artículo), al igual que los técnicos de la Edad Media ya tenían ideados la mayoría de los mecanismos básicos mecánicos que se usan en la máquinas actuales muchos siglos antes de nacer Newton, con complejos mecanismos como los relojes con autómatas de las ciudades medievales

La función legitimadora de la Ciencia



Históricamente el aspecto más "fuerte" de la Ciencia no está en su capacidad de guiar a la Técnica, es decir, de servir de base a la aplicación práctica con idea de mejorar la vida de la sociedad, sino de sentar las bases de la legitimación o deslegitimación de las ideas, de las cosmovisiones

Jürgen Habermas en su libro "Ciencia y Técnica como Ideología" que he citado repetidamente en artículos anteriores, ya describía que el papel fundamental de la Ciencia en sus orígenes fue la des-legitimación del "orden establecido de raíz trascendente", es decir deslegitimar el Antiguo Orden Estamental basado en las incuestionadas interpretaciones míticas, religiosas o metafísicas de la Realidad. Las "sociedades tradicionales" sólo pueden subsistir mientras la evolución de los subsistemas de la acción racional con respecto a fines (usando la terminología de Max Weber) se mantienen dentro de los límites de la eficacia legitimadora de las tradiciones culturales, en este caso la cosmovisión legitimadora era la de la Iglesia o las iglesias en general que conservaban las tradiciones estamentales medievales (feudales)
De hecho las primeras investigaciones de la Ciencia Moderna se dirigen a las "esferas celestes" al abordar estudios que, desde el principio, atacaban profundamente la cosmo-visión en vigor, al hacer añicos la eficacia de la "Autoridad" religiosa como una fuente de sabiduría para describir la Realidad, y no a la resolución de problemas "técnicos" o "prácticos" importantes de la época

Por otro lado la Biología coge a su vez el testigo de esta tradición de la Mecánica y con los trabajos de Darwin se convierte en un eficaz instrumento de legitimación del orden social vigente, generando una explicación "científica" al origen de las bestiales desigualdades de su época. Como he descrito en anteriores artículos sostengo que la Teoría Darwiniana de la Evolución es una trasposición a la terminología científica de la tradición cultural-religiosa del Predestinacionismo de Lutero y Calvino, ya despojado de su sentido trascendente (inviable desde el punto de vista científico) pero con el mismo mensaje; y así en vez del "juicio divino" en el principio del Tiempo como el acto definitorio del destino de las personas, tenemos ahora un predestinacionismo genético, donde las capacidades de las personas están definidas desde antes de nacer por su herencia genética, de tal forma que es en la "lucha implacable del mercado" en la "libre competencia" (otro gran mito) como los organismos humanos se ponen a prueba y aquellos mejor adaptados son los que prosperan y/o sobreviven ("the survival of the fittest" de Spencer y Darwin), al igual que ocurre en la "lucha implacable por la superviviencia" de los seres vivos, donde sobreviven los mejor adaptados, y es en esa lucha implacable donde se da una evolución en sentido siempre positivo, al "mejorar" las especies o en este caso las sociedades

Tan reciente como a mediados de los años 70 uno de los más aclamados economistas del paradigma ecónomico neo-liberal como es F. A. Hayek escribió un artículo titulado "El Atavismo de la Justicia Social", y donde el argumento es que "las demandas de justicia no tienen sentido en un orden evolutivo", sosteniendo el argumento de que las demandas re-distributivas son restos morales "atávicos" ("primitivos") de nuestro pasado como grupos de cazadores-recolectores ("salvajes"), una "rémora" irracional de un pasado ya superado por la propia "selección natural" de las ideas culturales. Todo el mundo sabe que la Humanidad ha pasado por  las etapas del "salvajismo" (cazadores-recolectores), "barbarie" (Hayek la llama "tribalismo") y "civilización", tal y como lo describía el antropólogo Lewis Henry Morgan, como descripción del continuo proceso evolutivo del Hombre, del "progreso", siempre a mejor. Por eso las demandas de "justicia social" de "políticas re-distributivas" y todo aquello que estorbe a la eficiente labor del mercado es la vuelta a modos de relaciones ya "superados" por el progreso, es la vuelta al "tribalismo" (a veces se le llama "colectivismo") o al puro "salvajismo"

En todos los textos de Darwin, como los que he incluido anteriormente en relación a la eugenesia y al racismo, queda claro que su descripción de la evolución era coherente con el modo implacable que adoptaba la dinámica social capitalista de la época, de hecho aportaba elementos que la legitimaban "científicamente" por ser el orden natural de la Vida, y la manera correcta de sostener el "progreso" social y evolutivo (como especie); así se redoblaron los esfuerzos, ahora "eugenésicos" y por tanto "científicos" para limitar las ayudas a los pobres, la caridad (también un atavismo fruto del oscurantismo religioso), y en general las mejoras sociales de cualquier tipo, con vistas a mejorar el "pool" genético de la especie por medio de la destrucción de los débiles. Y es que esas mejoras socio-económicas de los trabajadores, en este ambiente, no iban a venir "por las buenas" sino por la fuerza o la amenaza de su uso (Marx)

Esta imagen predestinacionista de los seres humanos ha llegado, como no, en multitud de ocasiones a la ficción, y ahí tenemos el ejemplo  de la novela Tarzán, escrita en los años 20 del siglo pasado, llevada en muchas ocasiones al cine y que todo el mundo conoce y donde un niño blanco recién nacido sobrevive a un accidente de avión donde mueren todos los adultos salvo él, que es criado por una manada de lobos y acaba por convertirse en el Rey de la Jungla, muy superior en fuerza e inteligencia a todos los "nativos" negros, que no osaban acercarse ni siquiera en grandes grupos, además de controlar a la mayoría de los animales de la jungla sólo con su grito, y es que no es para menos, hay que tener en cuenta que Tarzán era hijo de un lord inglés, y por tanto esas características de fuerza, bravura, inteligencia, rapidez, perseverancia, justicia, templanza, belleza, armonía, etc...eran completamente innatas entre los individuos de esa "casta"
Este es el ejemplo palmario de cómo la genética, la propia fuerza interior inscrita en los genes, se sobrepone a todas las condiciones ambientales adversas y hace que el individuo llegue a "la cumbre", y esa es la razón por la que en los países de herencia calvinista tu no pierdes o ganas, sino que eres un "ganador" o un jodido "perdedor" y eso no tiene nada que ver con las condiciones en las que transcurra tu vida, hay que tener en cuenta que los científicos inmersos en este paradigma son los que han definido toda la "Ciencia" moderna

Hoy en día las investigaciones sobre el genoma se dice que abrirán la puerta a la "resolución" de casi todas las enfermedades, que la combinación de la bio-mecánica y la nano-tecnología nos abrirán las puertas a un glorioso futuro donde la enfermedad e incluso algún día quizás la vejez y hasta la propia muerte, sean "cosas del pasado", quien dicen estas cosas son en muchos casos científicos de renombre, y desde luego en todos los casos a la vez accionistas de empresas de biotecnología que cotizan en Wall-Street, donde está formándose otra de las grandes burbujas de nuestro tiempo. Mirad el siguiente gráfico:


El índice de las empresas de biotecnología supera en más del doble el índice Nasdaq general, que es el de las empresas de nuevas tecnologías (como Google o Facebook), y cuadriplica el crecimiento de los índices del S&P 500 que es el de las grandes empresas "clásicas" como los bancos y las petroleras
Por supuesto, los trileros de siempre vuelve a decir que "al contrario que en todas las burbujas previas, esta vez sí que se está configurando un nuevo paradigma", ahora con el apoyo de científicos (?) de renombre

Pura basura

En vez de tanta euforia financiera y poco científica, veamos un poco con más detalle qué está pasando realmente en el mundo a la Salud en el Mundo

El enemigo a las puertas



El 30 de Abril de 2014 la WHO (OMS en español: Organización Mundial de la Salud), emitió un informe bastante alarmante sobre el crecimiento de las resistencias bacterianas a los antibióticos en uso en todo el mundo, incluso aquellos que son usados como "último recurso", aquí incluyo un resumen en español del contenido del informe completo (en inglés) que recomiendo su lectura en inglés porque es como de verdad se aprecia la magnitud del estudio y la gravedad de los hallazgos, que yo sepa ningún medio de comunicación mayoritario en España se ha hecho eco de este estudio y de la problemática subsiguiente
En el mapa que incluyo algo más arriba se ve como España es uno de los países "destacados" en la presencia de resistencias bacterianas a los antibióticos, en este caso del estreptococo de la neumonía a la penicilina, donde las resistencias llegan a entre el 25 y 50%, y esto ocurre en otros patógenos igualmente, y sin embargo esto parece no importarle a nadie (?); es decir en España entre el 25 y 50% de los enfermos de neumonia tratados con penicilina no responden al tratamiento, proporción mucho mayor que en UK o Suecia, donde esto sucede sólo entre el 1 y 5%

Para dar una idea del problema el doctor Keiji Fukuda Subdirector General de la OMS para la Seguridad Sanitaria comentando este informe afirma que:

"En ausencia de medidas urgentes y coordinadas por parte de muchos interesados directos, el mundo está abocado a una era post-antibióticos en la que infecciones comunes y lesiones menores que han sido tratables durante decenios volverán a ser potencialmente mortales"

No requiere muchos comentarios lo que dice el Doctor Fukuda

El crecimiento de las resistencias microbianas afectan a todas las enfermedades tratadas con antibióticos, aunque el informe se centra en 7 casos, siendo algunos de los destacados:

a) Los antibióticos carbapénicos son de "último recurso" contra las infecciones contra la neumonía K (Klebsiella pneumoniae) , y la resistencia de esta bacteria a esos antibióticos se ha extendido a todo el mundo. Esta enfermedad es potencialmente mortal y afecta sobretodo a las llamadas enfermedades nosocomiales que son las que surgen en los hospitales, como en las UCI's etc...En estos momentos, en muchos países más del 50% de los pacientes afectados por esa neumonía no mejoran ante el uso de los carbapénicos, por lo que los servicios médicos quedan virtualmente indefensos para tratarlos

b) Las fluoroquinonas se usan para el tratamiento de las infecciones por Escherichia Coli en el tracto urinario, en los años 80 no había documentados casos de resistencia, mientras que en los últimos años multitud de países reportan que más del 50% de los pacientes tratados no mejoran con las fluoroquinonas

c) En Autralia, Austria, Canadá, Eslovenia, Francia, Japón, Noruega, UK, Sudáfrica y Suecia se ha constatado el completo fracaso en el tratamiento de las gonorreas con cefalosporinas de tercera generación, el último recurso en estos casos. Diariamente contraen esa enfermedad 1 millón de personas en todo el mundo....

d) Las personas infestadas con una cepa de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina tienen una probabilidad de morir un 64% mayor que si es infectado por una cepa no resistente

El informe aporta una perspectiva sombría sobre el futuro de las enfermedades infecciosas de seguir el curso actual de los acontecimientos

En la base de esta problemática está la concepción usual de que los gérmenes son los "enemigos a batir" y que el uso preventivo generalizado de los antibióticos es una "garantía" de que estaremos libres de la enfermedad; es decir:  "The War on Germs"

La semana pasada he tenido que sufrir una leve operación quirúrgica y durante unas horas he estado en un hospital de la Seguridad Social, y he podido constatar hasta que nivel está extendido el abuso de la distribución de los antibióticos, de tal manera que en cada habitación y en los pasillos había botes expendedores de una especie de jabón "antibiótico y anti-micótico" para que las personas que estén en la habitación y en los pasillos los usen a su criterio. En los servicios públicos, por ejemplo en los bares, es muy frecuente encontrar "bacteriostáticos", que son un tipo de antibióticos, todo esto, por supuesto es "imprescindible" para evitar enfermedades

Los antibióticos de todo tipo son ahora una "commodity" una "materia prima" de uso masivo, por ejemplo, para mantener el grado brutal de hacinamiento en las nuevas granjas industriales, donde es preciso usar dosis masivas de antibióticos con los animales para sostenerlos con vida hasta su sacrificio, al igual que para mantener la asepsia en las instalaciones de la industria alimentarias como una buena dosis de antibióticos no hay nada, porque, evidentemente "la mejor bacteria es la bacteria muerta". Adjunto un gráfico donde puede compararse la escala de uso de los antibióticos para los animales y para las personas en USA



El 73% del uso de antibióticos en USA es para la producción de carne y productos de los animales (leche, huevos), no he encontrado los datos exactos en China, parece que no son fáciles de encontrar, pero dado el extremo cuidado que tienen las autoridades y empresas chinas en el cuidado medio-ambiental y en la salud de la población (como por ejemplo en la contaminación de las ciudades) lo más probable es que se usen de  una forma aún más masiva e indiscriminada

Otro factor de riesgo, entre muchos otros que tiene los Organismos Genéticamente Modificados (siglas en inglés: GMO), es que también incorporan genes de resistencia antibióticos, y hay claros ejemplos de los mecanismos de Transferencia Horizontal de Genes entre esos organismos y las bacterias, por lo que es más que probable que esa transferencia también tenga lugar en el caso de los genes que confieren resistencia a los antibióticos, este otro riesgo más a añadir a los GMO's, y como todos sabemos, la mayor parte de los vegetales genéticamente modificados que se cultivan en Europa están, sí, lo habéis adivinado, en España, siempre los Nº 1 en las mejores estadísticas. Como puede verse en este gráfico (lo siento, los nombres de los países están en alemán, pero todo el mundo sabe qué país es Spanien):


Cada vez más países se suman a la prohibición del cultivo y comercialización de los GMO's en la UE, pero "Spain is different"

Por otro lado España es también uno de los países Nº1 del mundo en la presencia de las resistencias microbianas a los antibióticos, y la explicación puede verse, en gran parte, en el siguiente gráfico:


El gráfico anterior puede verse que el % de resistencia a los antibióticos está bastante bien correlacionado con el uso (más bien abuso) de los mismos, expresado en este caso como dosis por cada 1000 habitantes y día, en eso influye mucho la educación, general y sanitaria de los países, y también las políticas sanitarias de los mismos

Mi padre era médico, un muy buen médico según todos los colegas que le conocieron, y no sé cuantas veces le oí decir cosas como: "las medicinas son venenos, su uso debe ser un último recurso", y los roces con los enfermos eran constantes porque mucha gente querían medicinas "como sea" porque claro medicinas = salud. También le oí decir decenas de veces que "el que se cura es el cuerpo, en ocasiones la medicina puede ayudarlo pero realmente no existe ninguna medicina que "cure" ". Y otra frase que todavía me resultaba más "radical": "hay dos cosas imposibles de hacer que son educar y curar". Y en gran parte, con el tiempo, cada vez le doy más la razón

Volviendo brevemente a los Organismos Genéticamente Modificados hay ya claras evidencias de que, por ejemplo el uso del maíz Bt (con genes del "Bacillus Thuringiensis" una bacteria que impide comer a las orugas y las mata) está siendo atacado por orugas que han desarrollado la resistencia a las toxinas de esos bacilos y por tanto pronto dejarán de ser útiles, como recoge este artículo al respecto, hay que tener en cuenta que 3/4 de todo el maíz de USA (primer productor del mundo) es del tipo Bt, por lo que la escala del fallo es colosal; y esto está originando que agricultores en absoluto ecologistas o con inquietudes medio-ambientales estén volviendo a las variedades tradicionales, que son mucho más económicas, pueden obtenerse semillas libremente y tienen rendimientos similares al haberse perdido la "ventaja comparativa" del maíz Bt, como se relata en este artículo, que habla sobre una "economía post-GMO". Está ocurriendo lo mismo con los GMO's para resistir herbicidas (como el "Roundup") que han perdido efectividad por el surgimiento de las "super-hierbas" como ya describí en un artículo previo

Como he comentado ya varias veces en este blog, la era de los rendimientos decrecientes ha llegado a los sistemas de agricultura y ganadería industrial, en realidad nunca fueron más productivos que los sistemas modernos de agricultura orgánica, su ventaja está únicamente en la capacidad de ser automatizados, de "ahorrar" mano de obra, y todo eso en el corto plazo, mientras las estructuras vivas del suelo resistan el ataque químico, pero, al final el efecto podría compararse, por el ejemplo, con la capacidad de trabajo de alguien que consume regularmente anfetaminas o cocaína, su rendimiento en el corto plazo parece mayor, pero cada vez necesita más dosis para seguir obteniendo los mismos rendimientos y en el medio plazo llega al colapso

Se pretende que la modificación genética, esta vez del ser humano, sea la "fuente" futura de la salud, del bienestar, esto, en gran parte, es un programa eugenésico encubierto, y desde luego una pura fantasía, como aquella que el ADN es el "disco duro" del organismo y que a partir de él se puede "computar" , es decir, "definir", el ser vivo que el ADN "especifica", con tal de disponer del "software" adecuado; concepción mecanicista (Cartesiano-Darwiniana) de lo que es la Vida y que no se sostiene con el abrumador número de descubrimientos recientes que dicen que la Vida no funciona así

Estamos agotando el efecto de todos los antibióticos, ninguno nuevo ¡desde 1987!,  y en cambio "vamos a solucionar el problema de las principales enfermedades en pocos años gracias a la genómica" como afirman algunos vendedores de humo con batas de laboratorio y con acciones en Wall-Street

La Civilización de la Máquina


Lewis Mumford tiene un libro fantástico, que me legó mi padre como tantos otros, que se llama "Técnica y Civilización" que debería leer todo aquel interesado por los fundamentos de nuestra sociedad, y en él este autor provee la metáfora fundacional de nuestro tiempo, estamos en la Civilización de la Máquina, cuyos primeros inicios son antiguos, pero cuyos fundamentos filosóficos o de legitimación datan de la llamada Revolución Científica de finales del Renacimiento

En la parte V del "Discurso del Método" (1637) de René Descartes es donde, aparece por primera vez, de manera formalizada, la metáfora del Universo como "reloj" o más concretamente los animales como "animal-máquina", una metáfora, pero como señala Lewontin, el problema no es de Descartes y su época, en el que la Ciencia Experimental empezaba su andadura, el problema es que los científicos actuales en general no creen que eso sea una metáfora, sino que creen que el Universo "es" un reloj, en particular aquellos científicos que más deberían dudarlo, esto es, los biólogos, dada la extraordinaria complejidad y "apertura" de los sistemas biológicos, donde, al contrario que un reloj, no son susceptibles de reducir los análisis a las partes para explicar el funcionamiento del todo, en virtud del "hallazgo de las verdades claras y distintas" de las que hablaba Descartes

Galileo, en su libro "Il Saggiatore" (1623), escribió "La Naturaleza está escrita en el lenguaje de las Matemáticas", afirmación que implica necesariamente el destierro de lo cualitativo de la misma existencia, es decir, todos los fenómenos, todo lo que "existe" es reducible a números, a ecuaciones, y por tanto reducible a análisis sistemáticos y cuantitativos. Es preciso desterrar los aspectos cualitativos de la vida, porque, efectivamente, lo no medible en realidad no "existe"

Leibniz, el descubridor, junto con Newton y de forma independiente, del Cálculo Infinitesimal, se embarcó, siguiendo la idea de Galileo de un Universo cuantitativo, en el imponente proyecto de encontrar un método de discernir todas las verdades del mundo, y ahí está su famosa frase:

"Si surgieran controversias no habría necesidad de mayor disputa entre dos filósofos que entre dos contables, pues bastaría que, tomando en sus manos el lápiz, se sentaran frente a sus pizarras y se dijeran (con un amigo como testigo): calculemos"

Stephen Hawking cuando afirma en 2010 que "La Filosofía está muerta...Los científicos se han vuelto los únicos portadores de la antorcha del descubrimiento en nuestra búsqueda del conocimiento....", sigue al pie de la letra el proyecto de Leibniz de reducir las disputas a cálculos científicos, la idea del "universo-máquina" de Descartes y el destierro de lo cualitativo de Galileo. Es la misma pretensión de la "Ciencia Económica" de proveer una herramienta completamente cierta y veraz, basado en complejos modelos matemáticos que representan, con la precisión deseada la realidad económica de las sociedades, y por tanto proveen las "recetas" necesarias que deben aplicarse para el "progreso" de la sociedad, por tanto como dicen los economistas "mainstream" no se trata de "política" o "filosofía", sino de pura "Ciencia"

Ni que decir tiene que todo esto esconde una ideología totalitaria que podría compararse con la mismísima escolástica medieval, llena de pretensiones de exclusividad sobre el patrimonio de "La Verdad", con una presuntamente infinita capacidad de predicción, por parte de un reducido grupo de especialistas que manejan una suerte de complejos métodos, inaccesibles al entendimiento de los "legos" y a los que hemos de confiarles todos los aspectos fundamentales de nuestras vidas, como la salud (incluso nuestros genes), la economía, los aspectos de las relaciones sociales, las estructuras financieras y monetarias, la forma de la educación, los aspectos medio-ambientales, etc....pues ellos ciertamente detentan el patrimonio de "La Verdad"

Voy a hacer un paréntesis para volver a la Eugenesia, y es que la frase de Hawking sobre la nulidad de la Filosofía para proveer en algún sentido de guía al conocimiento, me hace pensar que si Hawking hubiese vivido en la época álgida de la Eugenesia, en el lugar erróneo, sin aún tener los sistemas sofisticados de comunicación que él usa y por el que se sabe de su brillantez, a lo mejor hubiese sufrido un destino poco agradable, tanto él como sus hijos, inevitables transmisores del "mal" que se aloja en sus genes. Y no, no fue un cambio "científico" el que indujo a la decadencia al proyecto eugenésico (que aún sigue latente y está rebrotando gracias a la genómica) sino por la virtual "náusea" por el efecto brutal de su aplicación masiva en la II Guerra Mundial, es decir por decisiones "filosóficas" concretamente "morales" y en cualquier caso a-científicas

Cuando uno mira alrededor se sorprende de la gran variedad de tipos morfológicos y de caracteres que se observan, es algo que siempre me ha intrigado, dada la "feroz" selección natural que se supone deberíamos haber sufrido a los largo de los eones como especie, y sin embargo ahora, y también en los registros fósiles repetidamente vemos esa gran variedad de tipos morfológicos; aparecen huesos de seres humanos bajos, débiles, gruesos, y es esperable que con grandes diferencias temperamentales, de estabilidad emocional etc....¿porqué no desaparecieron todos esos "no aptos" antes de reproducirse (como en Esparta) y somos mucho más "iguales", mucho "mejores"? Claro, una explicación que se da es la de Hayek, el "atavismo" de las sociedades "primitivas" y su tendencia (irracional) a ayudarse colectivamente al estar la individualidad "aplastada" bajo el peso de los colectivo (el "colectivismo atávico" hayekiano) que aún continúa. Pero yo cuando observo la vida de las personas a las que tenemos calificados como "geniales" no encuentro el estándar de belleza, perfección, fuerza, armonía, etc... que el ideal eugenésico impone, con gran frecuencia, quizás en la mayoría de los casos, como en el caso de Hawking, abundan los genios enfermizos, o mentalmente inestables, asociales, feos, irrascibles, inadaptados, con graves defectos físicos, con hábitos insalubres, proclives a las adicciones, etc...Y es más creo que en muchos casos el motivo de sus brillantez, su capacidad de creación, residen precisamente en gran parte en sus defectos, el impulso brutal por sobreponerse a los mismos, la fascinación por su enigma u otras causas indiscernibles. ¡Qué mundo tan empobrecido veríamos si hubiese triunfado o triunfase cualquier programa eugenésico!

El proyecto de la Ciencia es llegar al "conocimiento total" que sirva, por medio de la Ingeniería, de base al "control total" del universo, para "convertirnos en dueños y señores de la Naturaleza" como dice textualmente  Descartes en la parte VI del "Discurso del Método", sentando las bases del Proyecto Científico

Todo esto más profundamente parte de la base de una separación fundamental, ontológica, del Hombre y la Naturaleza, del "sujeto" y del "objeto", del cuerpo y la mente, de tal forma que podemos manipular la realidad, algo "que está ahí afuera" del sujeto cognoscente, y que es independiente de él. El propio sujeto cognoscente está fundamentalmente separado de los otros sujetos (individuación), que a su vez se convierten en "objetos" de su conocimiento/manipulación, en el mecanismo de la "cosificación" (negación), como dinámica social expuesto de forma clara en la "Fenomenología del Espíritu" de Hegel, y más palmariamente en los "míticos" pasajes del capítulo "La Dialéctica del Amo y del Esclavo" de el libro antes citado

Este es el paradigma que perdura, a pesar de que en todos los campos del saber, en la Matemática, la Lógica, la Física, la Biología los nuevos desarrollos van abrumadoramente en contra de esta forma de entender la Ciencia o lo que en nuestra época es lo mismo, de entender la "Realidad", como ya analicé con cierto detalle en este artículo de este blog, atacando de raíz la Axiomática, el Determinismo, la Objetividad y la Localidad en la Ciencia, pero sin que el modo generalizado de entender la ciencia se haya desplazado un ápice de las formulaciones de origen aquí expuestas, y menos que en ningún sitio en Biología, pues ésta última es la que está más implicada en los métodos de legitimación socio-económica y en el gran negocio farmacéutico, probablemente el mayor de los que existen en la actualidad

Como bien insiste Charles Eisenstein, es un defecto del mundo ecologista, de los partidarios de la sostenibilidad, la defensa de las políticas de actuación usando casi exclusivamente criterios cuantitativos, es decir, modelos, pues entraña la misma dinámica y la misma estructura de pensamiento que nos ha llevado a esta situación de crisis convergentes sistémicas

Por ejemplo en la lucha por las emisiones de CO2 se pone un énfasis extremo en los modelos que indican subidas de temperatura globales de X  ºC correspondientes a Y concentraciones de CO2, dando a entender que tenemos la capacidad de predecir con bastante detalle el curso de acontecimientos que en realidad son profundamente no-lineales y de una complejidad abismal. No digo con esto que no sea positivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que la ideología del "Control" (ingeniería) no es aplicable ni positiva a la hora de tratar de solucionar estos problemas, ya que forma parte del paradigma que los ha creado. En realidad no podemos saber qué va a ocurrir, puede que el efecto global sean alteraciones grandes del clima en todo el planeta pero no en un sentido claro, y si las predicciones no se cumplen o el error en las mismas es grande, queda desacreditado todo el esfuerzo hecho

Por otro lado centrarse en los "números" en los "modelos" invita a buscar soluciones ingenieriles, a usar las estrategias del "control" clásicas de la Ciencia y la Técnica, por ejemplo, ¿por que no usar inmensas  cantidades de hierro para una gran "fertilización" del mar para promover el crecimiento de algas que actúen como secuestrantes del CO2 atmosférico? o bien usar las llamadas "técnicas de gestión de la radiación solar" usando, por ejemplo aerosoles de sulfato en la estratosfera. Hay organismos de investigación, como la NASA, el Instituto de Ingenieros Mecánicos de USA, la Royal Society de UK, etc... haciendo ya estudios muy avanzados y pruebas de campo de estas y muchas otras técnicas de "Geo-ingeniería" que me asustan más que el propio CO2 que emitimos, como si pudiésemos prever el efecto de esas estrategias brutales en un sistema tan extraordinariamente complejo e  inter-relacionado como son las interacciones entre los seres vivos y lo no-vivo a nivel planetario
Centrarse en las emisiones de CO2 además justifica otras apuestas ingenieriles como el mayor uso de la energía nuclear, el uso de gas natural ("mejor" que el carbón) o los bio-combustibles y otras estrategias nefastas en general, pero que se supone ahorran emisiones de CO2

Con un argumento similar podríamos criticar a la idea de centrarse exclusivamente en parámetros uni-dimensionales y en modelos matemáticos a la hora de prevenir el agotamiento de recursos energéticos, de materias primas, de la "bomba" demográfica, etc...Es el riesgo tipo Paul Ehrlich y sus fallidas predicciones sobre el colapso demográfico global y en particular en USA donde en 1968 en su libro "The Population Bomb" decía que "en el año 2000 unos 65 millones de americanos habrán muerto de hambre y ese país en ese año sólo tendrá capacidad para sostener 150 millones de habitantes", cosa que es evidente, no se ha cumplido, al igual que sus predicciones sobre la escasez de energía y materias primas que hizo este mismo autor, esto afectó seriamente a todo el movimiento de la sostenibilidad de esa época y sigue afectándolo aún

Estas formas de pensar uni-dimensional además conllevan el considerar incluso éticamente adecuado la idea de sostener o aumentar los niveles de pobreza crónica o de eugenesia, una de las razones subyacentes al Malthusianismo que ha vuelto repetidas veces de otras muchas formas, como la ética del "Bote Salvavidas" y la llamada "Tragedia de los Comunes" del biólogo  Garrett Hardin que han "podrido" el movimiento por la sostenibilidad. Siguiendo este discurso, cualquier medida que no mejore o de hecho empeore las condiciones de vida de los que están en la más absoluta miseria es, en el fondo, una apuesta por la "sostenibilidad", y por tanto son los poderosos, los oligarcas, la kleptocracia, la mejor herramienta para evitar el desastre, como lo era en la época de Malthus, por que ya "sabemos" que el Hombre es como una bacteria en una placa de Petri (otra fecunda metáfora). He criticado repetidas veces en este blog todas estas ideas

Pero el cambio climático o el resto de crisis, es un síntoma, una "fiebre" de un modo de entender el mundo, la realidad, la relación con los demás, no en si la enfermedad

La forma de enfrentarnos a estos problemas sería retomando lo cercano, lo local, lo cualitativo, lo vivo y lo bello; apostando por la reconstrucción de los vínculos, las tradiciones, las comunidades, enfrentándonos al daño a los ecosistemas no en virtud del juego numérico de las abstracciones, que ha sido la causa misma de todo esto; sino porque no estamos fundamentalmente separados de ellos, porque entre ellos y nosotros, como pensaban los "salvajes", hay un vínculo "sagrado", esto es único, bello y complejo no reducible a lo cuantitativo, y por tanto no sujeto a "precio" (monetizable), por que el "precio", la moneda, es el origen histórico de la reducción a lo cuantitativo desde Pitágoras o la India de la Era Axial hasta ahora

Las economías del re-uso, del reciclado, del regalo, los círculos cooperativos, las monedas sociales, los huertos sociales y domésticos, los grupos implicados en la restauración de espacios naturales, la ayuda a los necesitados, el uso de la bici, las cooperativas de agricultura orgánica con soporte comunitario (CSA), el decrecimiento en el consumo, etc...no deberían considerarse como "estrategias" para "reducir" el cambio climático o como "preppers" para estar preparados (rifle en mano como los yanquis) ante el próximo colapso energético, de materias primas o financiero que va a llegar más pronto que tarde, sino porque todo esto tiene sentido "per-sé" porque esto acerca a las personas a la naturaleza y entre sí, y por tanto es capaz de proveer un "sentido" a la propia vida

Hay bastantes propuestas que apuntan en la dirección de convertir la economía a una forma similar a como eran las "economías del regalo" de los pueblos que llamamos "primitivos", donde las personas fuesen nodos de flujo de riqueza, no de acumulación, (al contrario de lo que es ahora), y donde el que es más rico es el que más da (y también recibe) no el que más acumula. Porque la tendencia a la "seguridad" vía acumulación financiera, en un síntoma de nuestra soledad esencial, de nuestro aislamiento de la comunidad y alentando también por la forma en que está construido el sistema monetario que induce una escasez esencial en virtud del interés compuesto con el que el dinero "nace". De hecho salta a la vista que nunca nadie tiene suficiente dinero para alcanzar la "seguridad" financiera, y se da con cierta frecuencia que quien tiene mucho dinero y cae gravemente enfermo y "toca fondo" (hit the bottom) le ocurre como a los drogadictos, entiende que toda su vida ha sido de lucha por unos bits en la memoria de unos ordenadores, por una serie de "contratos" vácuos que lo atan a extraños a los que nada le importas ni te importan, que las presuntas amistades descansan en "intereses diferidos" y como los drogadictos se siente una enorme pérdida de sentido de todo lo hecho y el olvido de las cosas que de verdad importantes, entre ellas esa forma sagrada de vínculo que llamamos "amor"
Si estos cambios se producen en la sociedad, por su propia dinámica inherente no serán necesarias estrategias represivas para bajar las emisiones o restaurar el medio, pues las estrategias focales represoras, como ocurre con las ideas morales y éticas, no han conseguido nunca  limitar el daño que nos hacemos unos a otros y a la naturaleza, ya que a pesar de las estructuras morales, en nuestra cosmo-visión ontológicamente seguimos estando definidos entes separados unos de otros y de la naturaleza que buscamos maximizar nuestro propio bienestar o nuestras propias expectativas de superviviencia o nuestro propio capital o nuestro...nuestro.....nuestro....

El mundo, la sociedad humana, va, de hecho, como los drogadictos terminales, camino de "tocar fondo" y para estas crisis no hay barreras, no hay "refugios" seguros, nadie estará a salvo tratando de mantener el modo de operar actual, porque, creo que uno de los primeros efectos a que asistiremos es a la caída de los "contratos" abstractos, en que basan su poder los poderosos de ahora, y su sustitución por otros "contratos" no formales. Por otro lado las crisis de los ecosistemas, (que así hay que entender las resistencias a los antibióticos, como una crisis del ecosistema microbiano por la persecución y exterminio de las cepas no resistentes y la selección de las resistentes) y demás crisis convergentes, no admiten "refugio" solitario y no hay poder que pueda escapar a sus efectos, sino es en el fortalecimiento de las comunidades

Conclusión

La solución a los problemas del medio ambiente o de la economía, entendida como intercambio de bienes y servicios y su impacto en los proyectos de vida humanos, no será de tipo "tecnológico" ni basado en nuevos "modelos de negocio" de "emprendedores", según la óptica de la "eficiencia económica" que se trata de compatibilizar con otros resultados positivos (ecología, etc...), todo esto forma parte de programa del "control" que es el que nos ha traído a donde estamos y, por sí mismo, no puede funcionar, porque en la propia dinámica interna de las personas, operando sobre el mismo paradigma de la ansiedad/soledad, con el infinito afán de buscar la "seguridad" económica o el "teatro" de las posesiones y la "prosperidad" cuantitativa, arrasará con cualquier intento de frenar a la "Civilización de la Máquina" como la llama Lewis Mumford. Al final se crearán otros problemas y más recursos serán extraídos por la perentoria necesidad de crecimiento, de bienestar, de "seguridad" financiera, del miedo al futuro, de necesidades de "educar", de medicinas, de terapias, de "calidad de vida" (vaya palabreja)...en fin, sólo y de nuevo el gran cúmulo de adicciones que nos rodean, en la búsqueda de tratar de llenar, como los heroinómanos, desde el exterior, un "hueco", un "vacío" que es sólo y definitivamente interior, producto del "paradigma de Separación" y que no puede llenarse nunca (así)

Es probable que existan "soluciones" ya para los problemas que se plantean de las crisis convergentes que tenemos encima, y desde hace mucho que se han planteado; pero me temo que no funcionarán, no pueden funcionar,  es preciso antes un cambio en la "Mitología", en las narrativas, hay que cambiar el discurso de los chamanes, de los "Contadores de Historias", los que cuentan la historia de la tribu, empezando nada más y nada menos que por la Ciencia, que es la custodia de la "Verdad", el verdadero sostenedor del Mito Fundacional de nuestra cultura, del Mito del Saber y del Control, con el destierro de los subjetivo a partir de las premisas de Galileo= "todo lo que existe es cuantificable" y su implicación objetivizadora e instrumental de la realidad

Las grietas en el paradigma son claramente visibles, pero, a pesar de todo, se sostiene como si nada:
Los grandes saltos evolutivos no suceden por la "supervivencia de los mejor adaptados", los observadores no están separados del cosmos que observan (Mecánica Cuántica), no existe una "realidad que está ahí afuera" (separación), no existe una axiomática auto-fundante de los principios de la matemática (Gödel, Turing y Chaitin), y el Universo se nos dice que está constituido por "masas" que se mueven según "fuerzas" que se ejercen sobre ellos (veis, este lenguaje de la Física está lleno de metáforas, siempre la fuerza). No es posible hallar una lógica fundante de las Matemáticas (Bertrand Russell) y han fallado todos los intentos de formalización lógica del lenguaje (Leibniz y Wittgenstein). Descartes imaginó un demiurgo poco sutil ya que puede pensarse en otro que engañase su sentido de la "razón" y la evidencia cuando sentenció "pienso luego existo". Nuestro ADN es en su mayor parte retroviral (vírico) y las características que observamos en las especies vivas en gran parte no "cuadran" con la estricta necesidad de supervivencia en este mundo de escasez que nos describe la Biología ¿o acaso puede explicar la selección natural Darwiniana el "lujo" y "derroche" que supone el sentido del humor humano o el sinsentido de la homosexualidad humana y animal? (ya, ya. todo esos son "taras", "malformaciones", "accidentes",  etc...)

Es una Ciencia construida en y por la ansiedad, son "historias" creadas en gran parte por el miedo al mundo y a los otros y su cohorte de cálculos coste-beneficio, el Control. El mundo, o lo que sea "eso" es algo que, remotamente, percibimos como muy muy distinto a esa descripción, pero las instituciones, los textos, las "verdades", la sociedad, se construyen según esas premisas, luego para otras "percepciones", para los que ven "La Jaula" están los anti-depresivos, los ansiolíticos y los somníferos

Estamos tocado fondo

Nota: Todo este discurso que a veces he hecho público, me ha granjeado el calificativo, por parte de defensores a ultranza del marxismo, de "posmodernismo", a lo que he de responder que mis ideas (que no son "mías") NO son pos-modernas, si tengo que calificarlas de alguna manera diría que son "pre-antiguas"

Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Procedencia de los visitantes

free counters

Precio carbón 11 años

Historical Coal Prices - Coal Price History Chart

Precio ox uranio 1 año

1 Year Uranium Price Chart - Uranium Price Per Pound

Emisiones CO2

Páginas vistas en total

Estadísticas tráfico

Visitantes recientes

Precio petróleo 12 años

Historical Crude Oil Prices - Crude Oil Price History Chart

Precio petróleo