Deng Xiaoping y su Gran Salto Adelante



(Guardia Rojo aplastando a Deng-Xiaoping)

El nombre de Deng-Xiaoping se asocia a la reciente modernización de China y se le tiene por el arquitecto que está detrás del salto a la modernización del gigante asiático, aunque también a la brutal represión de la plaza de Tiananmen en 1989, pero no hay duda de que su legado más perdurable es más lo primero que lo segundo

Deng fue dirigente del partido comunista chino prácticamente desde su fundación en los años 20, y en el advenimiento de la creación de la República Popular China en 1949, estaba entre los números 2 ó 3 del régimen encabezado por Mao, y de esta posición disfrutó durante muchos años hasta los trágicos días del Gran Salto Adelante que impulsó Mao a finales de los años 50

El Gran Salto Adelante fue un intento salvaje e infantil de modernizar China, de efectuar a la vez una modernización industrial y un ahondamiento en los valores del marxismo-leninismo en su versión maoísta y estaba inspirada en la colectivización forzosa realizada por Stalin a principios de los años 30, con resultados a la postre similares, es decir, la muerte por hambre de decenas de millones de personas

Para situarse en los antecedentes del Gran Salto Adelante hay que entender la mentalidad secular de los líderes chinos, hay que entender el hecho de que los chinos, ya sean de la época imperial, la nacionalista bajo el Kuomintang o los comunistas, han considerado siempre a China como el Imperio del Centro, llamado a ser la guía y el líder de toda la humanidad, el país más culto y poderoso de la Tierra, como así fue durante muchos siglos

Sirva como anécdota la siguiente: cuando el embajador británico iba en barco remontando un río camino de Pekín para dar el ultimátum al emperador chino al inicio de la 1ª guerra del Opio, los chinos escribieron en el barco en letras inmensas "aquí va el embajador de los bárbaros rojos (así llamaban a los ingleses por sus uniformes) a presentar su sumisión al emperador del Imperio del Centro". Se ve que aún a mediados del siglo XIX, antes de las humillaciones de las guerras del opio, los chinos pensaban que seguían siendo el Imperio del Centro y el país más poderoso y culto de la Tierra, y NUNCA ningún dirigente chino, ni imperial, ni nacionalista, ni comunista, ha soportado la postración de China respecto a los "bárbaros" occidentales

En el Gran Salto Adelante se pretendía que los chinos fabricaran acero en hornos caseros, de forma que se pensaba que, con el peso demográfico del país, la producción de acero crecería exponencialmente. Se establecieron más de 1 millón de hornos caseros en el intento de producir acero, pero lo que se obtuvo fue una aleación que difícilmente se le puede dar el nombre de acero, de malísima calidad, sin las requeridas propiedades estandarizadas que hacen al acero útil, y supuso, de hecho, un despilfarro inmenso de materias primas, energía y trabajo

La colectivización forzada tuvo un efecto aún más devastador, como lo fue la de la URSS en los años 30, y con los mismos errores, que fueron la pérdida de autonomía de los campesinos a pasar a un sistema de gestión planificada, con ingentes errores en la asignación de recursos, y desmotivación de los trabajadores, a lo que se unía al sostenimiento de unas cuotas de producción falseadas por parte de los burócratas locales, por miedo a posibles represalias, por lo que la entrega de alimentos que hacían las comunas (ese era su nombre en chino) lo hacían a costa del mínimo de subsitencia de los campesinos que las producían, llegando a la muerte por inanición de entre 15 y 50 millones de personas (según las diferentes fuentes)

El Gran Salto Adelante se realizó desde 1958 a 1961, y se saldó con un inmenso fracaso, y es en 1960, en una clara actitud crítica a este movimiento, cuando Deng dijo la famosa frase: "no importa que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones...". Durante la Revolución Cultural esta frase casi le vale su propio cuello

Deng entendió claramente los problemas y la raíz del fracaso del Gran Salto Adelante, no así Mao, que, como todos los grandes dictadores, juzgaban los errores de sus políticas, no a los errores de concepción de las mismas, sino a la incapacidad de los demás de ejecutarlas correctamente, y esto lo demostraría al desencadenar, años más tarde, la Revolución Cultural

Dada su estrategia política posterior, pienso que Deng vio claro cual fue el problema del Gran Salto Adelante, y este problema no era otro que el retraso tecnológico secular que tenía China respecto a los países desarrollados de Occidente, y este retraso no se podía superar por el voluntarismo y la fe política, sino por el acceso a esa tecnología

Pienso que Deng acertó completamente en el diagnóstico y siguió la única política con la que conseguir su objetivo: hacer que fuesen los países occidentales los que trasfiriesen de buen grado su tecnología a China y que formasen a los futuros técnicos chinos, como cimiento del futuro crecimiento económico, y en general, del poder de China

Después del fracaso del Gran Salto Adelante, Mao perdió bastante poder, sobre todo en la gestión económica del país, y se sintió relegado a un segundo plano. Conociendo la personalidad de Mao, similar a la de otros dictadores, esta situación se le hizo intolerable, pues, de hecho estaba convencido de que el fracaso del Gran Salto Adelante no se debía a factores técnicos insalvables, sino al "aburgesamiento" y la falta de compromiso con los valores revolucionarios, por todo ello, en 1966 Mao desató en China lo que se llamó la Revolución Cultural, una de cuyas víctimas fue el mismo Deng-Xiaoping, que fue deportado a una provincia de China y trabajó de obrero en una fábrica de tractores, y uno de sus hijos, Deng Pufang que quedó parapléjico cuando los "guardias rojos" lo tiraron por una ventana en la Universidad de Pekín

He incluido como encabezamiento de este artículo un cartel de los que se distribuyeron en los tiempos de la Revolución Cultural en la que aparece un "guardia rojo" aplastando la cabeza de los "perros capitalistas" Deng-Xiaoping y Liu Shaoqi

Es de todos conocidos los términos de la Revolución Cultural: la profundización de los valores comunistas, la destrucción de los valores burgueses, como puede ser la familia (colectivización de la crianza para favorecer su adoctrinamiento), elevación, ante todas las cosas, del principio de Igualdad (todos iguales salvo aMao y los principales miembros de su gabinete, claro)

El ejemplo más palmario de la puesta en práctica de esta ideología con todas sus consecuencias fue el régimen de Pol-Pot, donde todo el mundo fue enviado a trabajar al campo, a vivir en la miseria, pues el objetivo fundamental no es la felicidad del Hombre, su bienestar, sino la Igualdad y el seguimiento de los principios esenciales del Maoísmo. Ya sabemos que este experimento se saldó con la muerte de entre el 25%- 30% de la población total de Camboya
El "experimento" Camboyano, apoyado por China, por supuesto, se llamó también (como no) El Gran Salto, y sus medidas fueron: abolición de la moneda, abolición del comercio y de los mercados, abolición de las escuelas, destrucción de las ciudades y cualquier infraestructura urbana, conversión forzada de toda la población en campesinos, abolición de cualquier creencia o tradición cultural, etc...
Ya sabemos como terminó el régimen criminal de Pol-Pot, por la invasión vietnamita de 1978, que estuvo a punto de convertirse en guerra abierta entre China y Vietnam, pues China atacó el norte de Vietnam hasta que la URSS amenazó con intervenir

Evidentemente Deng era una persona mucho más pragmática que Mao, y de hecho no consintió nunca para él el culto a la personalidad que había recibido Mao, teniendo siempre un papel bastante discreto en sus apariciones públicas. Era un estratega, más que un "salvador de la patria"

Desde 1979 la política de Deng fue definida claramente en sus 4 modernizaciones, que perseguían los mismo fines que la de Mao, pero con herramientas y supuestos realistas: modernización de la economía, de la agricultura, del desarrollo técnico y científico y de la Defensa Nacional. Evidentemente todo se sostenía por el desarrollo técnico y científico, que era el objetivo prioritario y sobre el que dependen todos los demás

Deng hizo que la apertura económica se llevara a cabo favoreciendo la implantación de las grandes empresas multinacionales y proporcionándoles un auténtico paraíso para sus operaciones: ausencia de conflictos laborales, mano de obra disciplinada y productiva, sin legislación laboral ni medio-ambiental, disponibilidad de suelo, acceso futuro a un mercado inmenso, etc...
Deng confiaba en la avaricia desenfrenada de las multinacionales para conseguir la implantación masiva de esas empresas, que son las propietarias de la tecnología punta y los conocimientos que China no podría conseguir de ninguna otra manera

Asimismo, dada la influencia que esas empresas tienen sobre los líderes políticos occidentales, ya se encargarían ellas de abrir los mercados a los productos fabricados en China por estas mismas multinacionales, por lo que no habría problemas de proteccionismo, ya que la parte mayor de los beneficios seguirían yendo a los accionistas de esas empresas. El último acto en este sentido fue el acceso de China a la OMC (Organización Mundial del Comercio) en 2001, promovido por USA, con lo cual se garantizó la apertura completa de todos los mercados de los países occidentales a los productos provenientes de China

Deng, como los líderes chinos posteriores a él, no operan con una mentalidad corto-placista, como hacen los líderes occidentales, con sus previsiones y acciones de gobierno exclusivamente basadas en los períodos electorales; los líderes chinos operan a un escala de tiempo mucho mayor de los 5 ó 10 años, y Deng entendió que la transferencia de tecnología requería que los chinos fuesen explotados como esclavos por los "bárbaros arrogantes" y las "potencias imperialistas" a las que tanto había denostado su régimen, pero es que no encontró otra manera de que el gato "cace ratones", es decir, de conseguir lo que de verdad importa en la economía y en el poder en general: la Tecnología

Esta fue la estrategia de Deng para realizar "su" Gran Salto Adelante, y ahora sí, funcionó...

Un ejemplo de esta política a largo plazo: aparentemente China comete un gran error al seguir comprando deuda americana en inmensas cantidades, cuando se sabe que la TIR (TIR= Tasa Interna de Rentabilidad) media de las inversiones en proyectos industriales en China se parecen a los de las compañías mercantiles holandesas en el siglo XVII, es decir, del orden de más del 30%. Pero es que la apuesta de los líderes chinos es estratégica y de gran calado, y persigue, fundamentalmente, seguir manteniendo el “status quo” de consumo americano, que permita profundizar la deslocalización de empresas y por tanto su objetivo último: un volumen de transferencia de tecnología como no se ha visto en la historia de la Humanidad. Y desde luego lo están consiguiendo

Los factores monetarios, las crisis financieras, causan quebraderos de cabeza, pero no tienen impactos perdurables a medio-largo plazo para las economías, ni siquiera las guerras lo tienen. Los países se sobreponen de estas crisis, como las guerras, en poco tiempo, por que SABEMOS producir, sabemos poner en marcha las infraestructuras y la producción en el estado del arte actual (no en el de hace 100 años) que hace que se recupera rápidamente incluso a valores mayores que antes de la guerra debido a los esfuerzos tecnológicos de la propia guerra. Los países no se recuperan en el estado económico de hace 100 años, sino que lo hacen superando en poco tiempo al de antes de la guerra o de la crisis. Es la tecnología lo que hace incrementar la riqueza de los pueblos, y un tractor produce más que 30 chinos, por muy entregados al maoísmo y a sus consignas que estén
Los aspecto monetaristas y financieros son importantes en el corto plazo, pero en el medio-largo plazo, los factores importantes son estructurales, y cito como principales la “cultura” de la sociedad, entendida como “valores” económicamente orientados, y por supuesto la “tecnología” en el sentido de “conocimientos y saberes” no en el de "máquinas". En este sentido pongo el ejemplo paradigmático de Alemania, con su industria devastada y saqueada hasta los cimientos, pero que en apenas 15 años tras la guerra ya superaba en producción a Inglaterra y Francia que habían tenido mucha menos devastación y muertos

China, la población china, va a pagar en el corto plazo muy caro la apuesta de sus líderes, pero la recompensa será en el medio-largo plazo. No podemos juzgar el pensamiento chino desde parámetros “utilitaristas” occidentales, su pensamiento se encuadra en un pseudo-estoicismo (en el sentido filosófico del término) como es el confucianismo, que era y sigue siendo la base del sistema de pensamiento moral vigente en China

Hay culturas orientadas al grupo, a su éxito, y hay culturas más orientadas al individuo, al éxito individual; evidentemente se trata de valores culturales estadísticamente "medios" no de rasgos individuales
En estas culturas orientadas al grupo, se trata del sustento de la auto-estima en logros no personales, algo, normalmente tan ajeno a nuestro "liberum arbitrium" mediterráneo
Los dirigentes de las sociedades se educan, sostienen y realimentan los valores de las sociedades que los ha elegido, entre otras cosas por su capacidad de adecuarse a esos mismos valores, y esto sirve también para los dirigentes no seleccionados democráticamente, pero seleccionado en un grupo que comparten esos valores
Los alemanes, japoneses o chinos tienen una tendencia mayor que otras sociedades a considerar el éxito propio a través de los del grupo, y este es un ideal que trasciende el militarismo, pues el militarismo fue sólo una manifestación de una etapa de su historia, como puede ser la expansión económica, que es la manifestación actual. Esto les da una eficiencia, una capacidad, mayor que otro tipo de sociedades

No es casualidad que la teoría idealista del Estado nazca con Hegel en el ámbito prusiano, ni siquiera es casualidad que lo que se llama Estado del Bienestar naciera con Bismarck o que Hitler accediera al poder por unas elecciones, y no como el camino "usual" entre otros dictadores que se imponen a base de golpes de estado sangrientos. Los ejemplos japoneses de fidelidad ceremonial a la empresas para la que trabajan, su estandar de disciplina, orden y sentido del deber, esto, como la mayoría de los valores seculares, no pueden imponerse por la fuerza de la coacción sino con un mecanismo de implicación activa/satisfacción implícito en la "visión del mundo" y que se transmite por el medio familiar

Estos mismos rasgos están implícitos en el estoicismo confuciano, por que los valores culturales no cambian en siglos, aunque se despojen de los antiguos rasgos religiosos que le servían de andamiaje inicial y sean sustituidos por las "nuevas" consignas del materialismo dialéctico, estos son cambios, a la postre, superficiales
Pongamos por ejemplo el tipo de liderazgo que tenemos en España, nuestros dirigentes políticos sostienen los valores de la sociedad; y en la única sociedad que estableció la Novela Picaresca como todo un género literario, no es de extrañar que tengamos el tipo de líderes que tenemos en la actualidad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...